eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un grupo rebelde sirio intentó matar al dirigente de Hizbulá en varias ocasiones

- PUBLICIDAD -
Un grupo rebelde sirio intentó matar al dirigente de Hizbulá en varias ocasiones

Un grupo rebelde sirio intentó matar al dirigente de Hizbulá en varias ocasiones

La brigada rebelde siria que ha reivindicado el asesinato del dirigente de Hizbulá Samir Qantar afirmó hoy que intentó matarlo en varias ocasiones hasta que lo logró el sábado pasado, al contrario de lo que dice el grupo chií libanés, que acusa a Israel.

En una entrevista a Efe por internet, el líder de la Brigada de la Misión Secreta en la Capital Damasco, Abu Zuhair al Shami, explicó que llevaban siguiendo los pasos de Qantar desde hacía cuatro meses, cada vez que entraba y salía entre el Líbano y Siria.

Detalló que lo siguieron en colaboración con la Brigada de los Caballeros de Huran, que, al igual que su grupo, pertenece a la sala de operaciones del Ejército Libre Sirio (ELS) en Damasco y su periferia.

Al Shami destacó que efectuaron dos tentativas de matar a Qantar en el área de Jan Danun, al sur de Damasco, "pero fracasaron porque la seguridad (por parte de los leales al régimen de Bachar la Asad) era muy fuerte".

Después, Qantar fue localizado de nuevo en Kesua, al norte de Jan Danun, pero tampoco consiguieron asesinarlo por el mismo motivo.

Luego "no lo volvimos a ver hasta que lo vimos en Al Malki (en el noroeste de la capital siria), donde desarrollamos una operación con explosivos", agregó Al Shami, quien apuntó que Qantar salió vivo.

El dirigente rebelde señaló que su organización siguió coordinándose con otros grupos insurgentes sirios que vieron entrar a Qantar doce horas antes de su asesinato el sábado por la noche desde la frontera libanesa en dirección a Siria.

Qantar se trasladó al distrito de Al Yaramana, en el sureste de Damasco, donde la Brigada de la Misión Secreta en la Capital Damasco atacó con cohetes el edificio en que se encontraba junto a varios acompañantes y, según Al Shami, lo mataron.

"Fue una operación de precisión en la que no hubo víctimas civiles", indicó.

El cabecilla opositor subrayó que Qantar estaba en el territorio sirio para participar en la batalla que actualmente está librando el ejército sirio, en colaboración con Hizbulá, en la zona de Al March, en la periferia damascena.

Al Shami calificó de falsas las afirmaciones de la organización chií libanesa y de su líder, Hasan Nasralá, de que fueran aviones israelíes los autores de la muerte de Qantar.

"Esas acusaciones tienen un doble objetivo: el primero, crear un mártir para la Resistencia (de Hizbulá) y el segundo, elevar la moral de sus mercenarios", denunció Al Shami.

En ese sentido, se preguntó cómo es posible, si Israel quería asesinar a Qantar, que no lo hubiera hecho durante los 30 años que estuvo recluido en una prisión israelí.

Qantar, de 53 años, fue condenado a cadena perpetua en 1979 en Israel por haber participado en el asesinato de un policía y dos ciudadanos israelíes y estuvo preso casi tres décadas antes de ser liberado en 2008 en un canje entre Hizbulá e Israel.

Al Shami añadió que su organización lleva funcionando desde hace cuatro años y que su misión es "asesinar a símbolos" del régimen y sus seguidores.

Se atribuyó el asesinato de responsables de seguridad y de los "shabiha" (milicianos progubernamentales) en la zona de Damasco y sus afueras. "E incluso hemos intentado matar a Maher al Asad (hermano del presidente y jefe de la Guardia Republicana)", dijo Al Shami.

En un discurso ayer, Nasralá acusó a Israel y amenazó con responder al ataque "en el momento, el lugar y de la manera" que considere adecuada.

La Brigada de la Misión Secreta en la Capital Damasco publicó hoy un vídeo en respuesta a ese discurso en el que afirmó que las palabras de Nasralá "no son ciertas" y que fueron ellos quienes mataron a Qantar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha