eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los republicanos reanudan su Convención con duras críticas a Obama

- PUBLICIDAD -
Menos protestas de lo esperado durante la Convención Republicana de Tampa

Menos protestas de lo esperado durante la Convención Republicana de Tampa

La Convención Republicana reanudó hoy sus trabajos, con intervenciones muy críticas con la gestión del presidente Barack Obama, en espera del discurso con el que el congresista de Wisconsin Paul Ryan aceptará su nominación como candidato a la vicepresidencia de EE.UU..

Ryan, que intervendrá en torno a las 02:00 GMT del jueves, ofrecerá un plan para crear 12 millones de empleos en los próximos cuatro años y un mensaje de "optimismo, oportunidad y crecimiento", dirigido a la clase media, según los extractos de su intervención facilitados a los medios.

"Acepto el llamado de mi generación para dar a nuestros hijos los EE.UU. que heredamos, con la oportunidad para los jóvenes y la seguridad para los ancianos, y sé que estamos listos", asegurará Ryan.

El joven congresista, presidente del comité presupuestario de la Cámara de Representantes, afronta esta noche la prueba más difícil de su carrera política.

Su discurso, el más esperado de esta tercera jornada, será retransmitido a todo el país en horario de máxima audiencia.

Ryan está considerado un ortodoxo del rigor fiscal y del control del gasto, y representa la apuesta de Romney para contentar a los sectores más conservadores del partido y, en particular, al rebelde movimiento del Tea Party.

Entre ambos componentes del tándem republicano no sólo hay una patente diferencia de edad -Romney tiene 65 años y Ryan 42-, sino más de una divergencia ideológica que ha atraído la lupa de analistas y comentaristas.

Romney, mormón, y Ryan, católico, discrepan sobre el derecho al aborto, por ejemplo.

Mientras el primero lo acepta en casos de violación, incesto y riesgo para la vida de la madre, Ryan lo rechaza en todos los supuestos.

Romney basa su reclamo electoral en su currículum como empresario y gestor público -fue gobernador del estado de Massachusetts entre 2003 y 2007-, dos ocupaciones que lo ha mantenido alejado de la burocracia de Washington, mientras que su lugarteniente ha desarrollado la totalidad de su carrera en la capital, diana de todos los ataques de los republicanos.

Ninguno de los dos domina la política internacional, algo que tratarán de compensar esta noche con sus discursos dos oradores de talla, el senador por Arizona y excandidato presidencial, John McCain, y la exsecretaria de Estado durante la anterior administración republicana, Condoleezza Rice.

Los estadounidenses esperan conocer esta noche un poco mejor quién es el candidato republicano a vicepresidente.

Según una encuesta del Washington Post y Pew Research Center difundida hoy, de los 10 adjetivos más frecuentes que les vienen a la mente a los estadounidenses cuando se les pregunta por Ryan los nueve primeros son todos positivos: inteligente, bueno, enérgico, honrado, etc.

Hay que llegar al décimo más citado para encontrar calificativos despectivos como "tonto" o "extremista".

Desde que fue elegido por Romney como compañero de tándem, los discursos y mítines de Ryan parecen suscitar más entusiasmo en la gente que los de su mentor.

En el de hoy, Ryan asegurará que Romney "está listo" para ser presidente y que "su vida entera lo ha preparado para este momento.

Hará hincapié en el plan Romney-Ryan para fortalecer a la clase media y establecerá un contraste entre las "promesas rotas y fracasos económicos" del presidente Barack Obama y la idea de que Romney "es el hombre correcto para este momento", según los extractos.

"Tenemos un plan para una clase media más fuerte, con la meta de generar 12 millones de nuevos empleos en los próximos cuatro años", asegura el discurso.

Según Ryan, después de cuatro años de "dar vueltas", Estados Unidos necesita "un giro, y el hombre para ese cargo es el gobernador Mitt Romney".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha