eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los sindicatos piden al G20 mayores salarios y más gasto público

- PUBLICIDAD -
El ébola y el cambio climático se cuelan en la agenda de la cumbre del G20

El ébola y el cambio climático se cuelan en la agenda de la cumbre del G20

Los sindicatos defendieron hoy el aumento de los salarios y una mayor inversión pública para lograr un crecimiento "inclusivo" de la economía mundial ante la cumbre que reunirá el próximo fin de semana a los líderes del G20 en Australia.

Agrupadas en el L20, las organizaciones sindicales presentaron un paquete de recomendaciones al G20, que en la cumbre de Brisbane prevé ratificar su objetivo de lograr un crecimiento del 1,8 por ciento por encima de las previsiones en los próximos 5 años.

Según los sindicatos, un aumento coordinado de los salarios y de las inversiones en infraestructuras permitiría mejorar este objetivo y alcanzar un crecimiento del 5,84 por ciento en los países del grupo y crear 33 millones de puestos de trabajo.

"El vínculo entre la creación de empleo y la recuperación general debe estar basada en los salarios y no solo en reformas estructurales", dijo el secretario general del Comité Asesor de Sindicatos, John Evans.

"Hay que devolver esperanza a los trabajadores, aumentar salarios, mejorar los ingresos y reducir la desigualdad", añadió Evans durante una reunión del L20 previa a la cumbre del G20.

Entre las medidas, el L20 propone que cada país invierta el 1 por ciento de su PIB en infraestructuras, en especial, las que permiten una transición a una economía en baja en emisiones de carbono.

También proponen medidas para que se garanticen derechos de los trabajadores como el salario mínimo, seguridad en el puesto de trabajo y protección social, así como otras que faciliten la incorporación al trabajo de mujeres y jóvenes.

Otras propuestas persiguen que los acuerdos comerciales y la cooperación al desarrollo concuerden con los estándares laborales internacionales y que se tomen medidas para una acción contra el cambio climático y un crecimiento verde.

El L20 también mostró su apoyo al plan contra la erosión fiscal de la OCDE, que busca obligar a las multinacionales a pagar impuestos en los países donde tienen actividad económica y que fue asumido por los ministros de finanzas del G20 en septiembre.

Los sindicatos anunciaron estas propuestas después de presentar un informe en la que denuncian que la mayoría de las políticas del G20 son ineficaces a la hora de mejorar las condiciones de los trabajadores.

Según la encuesta mundial Confederación Sindical Internacional de 2014, el 68 por ciento de los encuestados creen que los gobiernos de sus países han fracasado en la lucha contra el desempleo y un 79 por ciento cree que el sistema económico favorece a los más ricos.

El estudio también indica que el 62 por ciento de los trabajadores quieren que se adopten más medidas para contrarrestar el poder corporativo, según informó el L20 en un comunicado.

"Más de la mitad de las políticas del G20 han fracasado en tener un impacto positivo en los trabajadores debido a la implementación de medidas débiles en asuntos como el empleo, los salarios decentes y la protección social", dijo la secretaria general de la Confederación Sindical Internacional, Sharan Burrow.

El L20 alertó que en 2013 más de 200 millones de personas se encontraban sin empleo, 5 millones más que en el año anterior, lo que, según Burrow, demuestra que "los gobiernos dan prioridad a las políticas que apoyan los intereses de las grandes empresas y no abordan el problema de la desigualdad y del aumento del desempleo".

Dentro del objetivo de crecimiento, durante el encuentro del fin de semana los líderes del G20 pondrán énfasis en las inversiones en infraestructuras e insistirán en que esta expansión vaya de la mano de la creación de millones de empleos de calidad.

También abordarán las reformas al sistema bancario para evitar que el colapso de las grandes instituciones financieras provoquen otra crisis y medidas para obligar a las multinacionales a pagar impuestos en los países en los que generan ganancias.

El tesorero federal de Australia, Joe Hockey, admitió además que la crisis del ébola y el cambio climático formarán parte de las discusiones aunque enfatizó que "ningún asunto deberá distraer a los líderes en su compromiso por lograr la meta de crecimiento económico y del empleo".

Los miembros del G20 son la Unión Europea, el G7 (Estados Unidos, Canadá, Japón, Alemania, Reino Unido, Italia y Francia), Arabia Saudí, Argentina, Australia, Brasil, China, Corea del Sur, India, Indonesia, México, Rusia, Suráfrica y Turquía.

España acude a las reuniones como país invitado desde 2010.

Jordi Calvet

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha