eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los socialistas lusos críticos con el pacto con la izquierda asumen su derrota

- PUBLICIDAD -
La dirección del PS portugués aprueba el acuerdo de Gobierno con la izquierda

La dirección del PS portugués aprueba el acuerdo de Gobierno con la izquierda

Los dirigentes socialistas portugueses más críticos con el acuerdo con la extrema izquierda asumieron hoy que su posición dentro del partido es minoritaria, y aseguraron que respetarán las decisiones adoptadas por la dirección.

"A partir de ahora, silencio", afirmó Francisco Assis, considerado el principal opositor interno a este pacto tripartito y sobre el que se especula que podría intentar disputarle la secretaría general del Partido Socialista (PS) a su actual líder, António Costa.

Assis reconoció que su posición es "minoritaria" dentro de la formación tras participar en la reunión de la Comisión Política, que acabó hoy de madrugada, e incidió en que debe "respetar las decisiones tomadas democráticamente".

En este encuentro, la dirección del PS aprobó por 69 votos a favor y 5 en contra respaldar el acuerdo alcanzado con el Bloque de Izquierda (BE) y el Partido Comunista (PCP) para intentar llegar al Ejecutivo.

"Deseé buena suerte a António Costa, quien será primer ministro (...) El caso está internamente resuelto", garantizó.

Otra de las dirigentes opuestas al acuerdo fue Susana Pinto, quien afirmó, no obstante, que como "militante disciplinada" respetará lo acordado y votará en consecuencia en el Parlamento.

Aún así, los críticos con este pacto tripartito advirtieron de la "falta de solidez" del mismo, ya que en el texto negociado por socialistas, marxistas y comunistas no existe un compromiso sobre la aprobación de los Presupuestos del Estado durante toda la legislatura.

Con esta alianza, inédita en la historia de la democracia del país, las fuerzas de la izquierda rechazarán el programa del recién nombrado Gobierno conservador de Pedro Passos Coelho, en el debate que comienza hoy y continuará mañana en la Asamblea Nacional.

Una vez eso ocurra, la decisión volverá a estar en manos del presidente de la República, Aníbal Cavaco Silva, al que la Constitución portuguesa da la responsabilidad de elegir a quién encarga la formación de Gobierno.

Cavaco Silva podría entonces escoger entre dar el Ejecutivo a los socialistas, dejar a Passos Coelho en funciones hasta la convocatoria de nuevas elecciones (no podrían ser antes de junio de 2016) o apostar por un Gobierno de "iniciativa presidencial", formado por independientes de diferentes tendencias elegidos por él.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha