eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los alemanes ya no se fían tanto de Mario Draghi

Seis miembros del consejo del BCE votaron en contra de la última bajada de tipos de interés

- PUBLICIDAD -
Draghi pone de ejemplo a España sobre cómo impulsar un sistema bancario resistente

Draghi tiene que empezar a vigilar a los alemanes.

La decisión del BCE de reducir los tipos de interés al 0,25% no fue unánime en el consejo del banco. Eso se supo ya ese día, pero no estaba claro si la oposición interna había llegado muy lejos. Según informa el lunes el Financial Times, la división dentro del consejo del BCE es más evidente que nunca, especialmente ahora en que el temor a la ruptura del euro se ha atenuado y cada uno de los integrantes cree tener más libertad para defender sus intereses nacionales.

El FT afirma que hasta seis miembros del consejo (sobre los 23 totales) se opusieron a las medidas anunciadas después por Mario Draghi. A los dos alemanes, se unieron los responsables de los bancos centrales de Holanda y Austria. No es la primera vez, ni será la última. Al menos una cuarta parte del consejo no está de acuerdo con las medidas que Draghi cree que están a disposición del BCE para afrontar la crisis económica. La duda es si esa oposición impedirá al italiano continuar con medidas más ambiciosas para afrontar el riesgo de deflación.

"Altos cargos (del BCE) están aún más preocupados si la creciente oposición al BCE en Alemania limita la capacidad de Draghi de tomar decisiones agresivas contra las señales de deflación y otros asuntos sensibles para Berlín. Eso incluye el futuro de la unión bancaria de la UE y la concesión de créditos baratos a largo plazo a los bancos de la eurozona en problemas", dice el FT.

El artículo recuerda las opiniones de un influyente economista conservador, Hans-Werner Sinn, siempre dispuesto a acusar a las economías del sur de Europa de ser las auténticas y únicas responsables de sus problemas económicos. Este fin de semana, Sinn ha dado una entrevista al Bild para acusar a Draghi de haber bajado los tipos con la intención de ayudar a los países del sur para que reciban créditos que de otra manera no podían conseguir en el mercado de capitales.

Hubo un tiempo en que los alemanes creían que Draghi era uno de los suyos. Ahora ha vuelto a convertirse en italiano (en un sentido peyorativo).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha