eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Asesinan a un rohinyá que habló con los medios en el estado birmano de Rakhine

- PUBLICIDAD -
Asesinan a un rohinyá que habló con los medios en el estado birmano de Rakhine

Asesinan a un rohinyá que habló con los medios en el estado birmano de Rakhine

Las autoridades birmanas informaron del asesinato de un musulmán rohinyá residente en el estado birmano de Rakhine (este), donde el Ejército mantiene una operación de seguridad, días después de que hablara con varios medios independientes que visitaron la región, informan hoy medios locales.

El cuerpo decapitado del birmano fue encontrado a las afueras de la pedanía de Doe Dan, en el norte de estado donde residen cerca de 1,2 millones de rohinyás, mientras su cabeza fue arrojada cerca de la frontera con Bangladesh, informó el subdirector de la policía fronteriza al diario "The Irrawaddy".

Las autoridades no aportaron más información sobre el incidente, mientras los medios locales apuntan a una posible represalia contra la víctima tras conceder entrevistas a medios independientes durante una visita a la zona a principios de semana.

La víctima, que fue encontrada el jueves, declaró en un vídeo obtenido por el citado medio que durante el despliegue militar más de 1.000 personas habían abandonado la población, mientras que según el comité de información oficial el asesinado defendió que la actuación de los uniformados había sucedido dentro de la legalidad.

El pasado 9 de octubre, un ataque contra tres puestos de la policía de la pedanía de Maungdaw, norte de Rakhine y frontera con Bangladesh, atribuido a insurgentes rohinyás desató una campaña de represalia por parte del Ejército.

Organizaciones en favor de los derechos humanos han denunciado desde entonces numerosas violaciones, torturas, robos y ejecuciones perpetradas por los uniformados contra la población rohinyá.

Cerca de un centenar de personas, la mayoría civiles de la etnia musulmana, han muerto en los más de dos meses de operación militar en la región, según datos oficiales.

La ONG defensora de los derechos humanos "Human Rights Watch" documentó la semana pasada la quema de 1.500 edificios desde que las autoridades fueran desplegadas en la zona.

Naciones Unidas cifra en 30.000 el número de desplazados internos por el conflicto y unos 27.000 rohinyás habría cruzado la frontera con Bangladesh en busca de refugio.

No obstante, el Ejército y el Gobierno, liderado de facto por la nobel de la Paz Aung San Suu Kyi, niegan las denuncias y sostienen que la actuación del cuerpo castrense se ciñe a la ley.

Las autoridades también aseguran que pretenden desbloquear el acceso de la ayuda humanitaria, de la que dependen unas 150.000 personas, aunque no establecen un plazo definitivo.

El de los rohinyá es un asunto sensible en la política birmana, condicionada por grupos radicales budistas que llevaron al anterior Ejecutivo a adoptar múltiples medidas discriminatorias contra ese colectivo, incluida la privación de movimientos.

Más de un millón de rohinyá viven en la actualidad en el Estado Rakhine, oeste del país, donde sufren una creciente discriminación desde el brote de violencia sectaria en 2012 que causó al menos 160 muertos y dejó a unos 120.000 de ellos confinados en 67 campos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha