eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Aula de Música de la Ruta BBVA o la banda sonora de la felicidad

- PUBLICIDAD -
El Aula de Música de la Ruta BBVA o la banda sonora de la felicidad

El Aula de Música de la Ruta BBVA o la banda sonora de la felicidad

La música es uno de los viajeros imprescindibles en la expedición de la Ruta BBVA: ya sea a través de las canciones con que los titiriteros despiertan a los expedicionarios, mediante los temas que se popularizan en las marchas o, por supuesto, en las piezas que ensaya el Aula de Música.

De esta se encarga el profesor Borja Juan Morera, pianista y responsable del Aula de Música desde 2010. Este antiguo rutero -participó en la expedición de 2007- concibe la música como "un medio de ser un poquito más feliz" y eso es lo que intenta transmitir durante los ensayos.

"Tengo muchos amigos que han estudiado conmigo para quienes la música es el fin, pero para mí es el medio para ayudar a la gente. Con la música pretendo dar algo a la gente, una forma de expresarse, de mostrar sentimientos, de evadirse a veces, de encontrar algo más allá de la pura partitura", explica a Efe.

Su trabajo durante la Ruta está a medio camino entre el director de orquesta, el profesor de música y el "coach" o psicólogo, ya que muchas veces hay que motivar a los jóvenes a ensayar tras una dura caminata, con pocas horas de sueño, con calor o entre mosquitos, sin la comodidad de un estudio.

Pero su cercanía a los chicos por su pasado como rutero le da un punto a favor (debutó como profesor en la Ruta cuando tenía 20 años). "Eso me permite hablar con ellos de forma directa, no soy su monitor, no tengo que ir detrás de ellos con la lista de las normas. Me puedo acercar a sus problemas y sus necesidades. Les entiendo por haber sido rutero", agrega.

De los 180 expedicionarios de 17 países iberoamericanos que participan en la 31ª edición de la Ruta BBVA, casi la mitad está en el Aula de Música: unos 20 como instrumentistas y entre 70 y 80 en el coro.

Los primeros son ya estudiantes de música con distintos niveles, mientras que en el coro participan jóvenes solo con ganas de involucrarse en un proyecto divertido dentro de la expedición. "Soy de la opinión de que cualquier persona puede cantar. Lo ideal para empezar es una edad más temprana, pero soy un claro activista de la música coral", comenta Borja.

Este director de diversas agrupaciones (coro, ensemble y pequeñas orquestas) y docente durante el resto del año en Zaragoza elige todos los años un repertorio de los países que la Ruta visita, ensaya en los pocos ratos libres que el programa académico-cultural deja y dirige algún concierto a lo largo del recorrido.

La catedral de Campeche fue, hace unos días, el lugar elegido para el primer concierto de esta Ruta 2016, en la que, además de temas famosos como "La conquista del paraíso", de Vangelis, o la banda sonora de "La misión", de Ennio Morricone, el Aula está ensayando "Xtabay", la obra de un rutero, Pablo Mirete Godoy.

Este joven de Elche (Alicante), que estudia Composición y Producción para Medios Audiovisuales en Berklee, en Boston (Estados Unidos), escribió una pieza para piano basada en una leyenda maya y para ello tuvo que buscar documentación en la arqueología, "porque nadie sabe muy bien cómo sonaba la música maya", comenta a Efe.

"Los españoles quemaron muchos libros y los mayas tampoco escribían la música en papel. Encontré artículos muy interesantes sobre arqueología y descubrí que viendo los restos de instrumentos que tenían los mayas y viendo esas pistas que nos dejan sí podríamos hacernos una idea de cómo podía sonar la música maya", argumenta.

Cumplió los 19 años durante este viaje y lleva estudiando música desde los 9. Además de ser pianista, toca el clarinete y la flauta travesera; ha vivido en Canadá y ahora en Estados Unidos y, pese a su formación clásica, en Boston está descubriendo el jazz. Tiene "claro" que quiere dedicar su vida a la música.

Sobre la obra de Pablo, Borja comenta que "está muy bien compuesta, pero es compleja" y necesita varios arreglos, por lo que aún no han podido estrenarla. Ese momento, sin duda, será emocionante para el rutero, pues será su primera obra llevada al escenario.

Este admirador de gente tan diversa como Paco de Lucía, Yann Tiersen o Tigran Hamasyan considera que el viaje con la Ruta BBVA es "absolutamente inspirador", aunque no ha logrado escribir nada porque, dice, está "tratando de absorber todo y vivirlo todo".

La Ruta BBVA, que concluye el 15 de julio su recorrido mexicano, ha hecho hoy una parada en la pequeña comunidad de Tres Garantías, en el sur de la península de Yucatán.

Y mientras la lluvia ha regresado dos días después del tremendo tormentón vivido en Calakmul, los músicos aguardan el momento para volver a ensayar y seguir poniendo la banda sonora de la felicidad a este viaje iniciático.

Concepción M. Moreno

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha