eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los bomberos de Madrid amenazan con no actuar si hay policías en el lugar

Segundo 'round' entre bomberos y policías tras un incidente en la manifestación en apoyo a Gamonal por el que un bombero está acusado de atentado a la autoridad

La respuesta de los agentes: "Si tenemos que coger un extintor, lo haremos"

El Ayuntamiento recomienda a los bomberos no tratar directamente con los antidisturbios, sino apoyarse en agentes de la Policía Nacional o municipal

45 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El jefe de la Policía Nacional en Madrid, orgulloso por la detención del bombero

El jefe de la Policía Nacional en Madrid, orgulloso por la detención del bombero

Revueltos y separados. Los bomberos de la Comunidad de Madrid se plantan y no volverán a hacer su labor mientras las Unidades de Intervención Policial (UIP) estén desplegadas, salvo en situaciones vitales. Es la recomendación que ha lanzado el sindicato CCOO a través de un comunicado entre los miembros del cuerpo regional tras la detención de un compañero del cuerpo municipal de Madrid la pasada semana y la posterior difusión de información sobre presuntas detenciones previas.

La medida, según señalan desde el sindicato, persigue acelerar la redacción de un protocolo en las intervenciones conjuntas, aunque supone también un nuevo mazazo a las relaciones entre los funcionarios de ambos cuerpos, o al menos, entre personal de emergencia y antidisturbios, con quienes los bomberos acumulan los episodios de malentendidos y viceversa.

Las cada vez más habituales protestas ciudadanas se han convertido en el escenario de un choque soterrado que emerge tras la detención de la semana pasada. "Si hay una intervención en un accidente de tráfico o en otras circunstancias la colaboración es total, también con miembros del Cuerpo Nacional de Policía. Los problemas solo vienen con las UIP cuando hay manifestaciones y situaciones de alteración del orden público", señala Pedro Campos, portavoz de CCOO de los bomberos de la Comunidad. "Queremos que se nos aclare si tenemos condición de agentes de la autoridad, no para detener a nadie, sino para controlar un incendio o un accidente, el lugar donde trabajemos, la zona caliente", señala Campos. "Lo que no vamos a permitir es que haya ningún otro compañero detenido", sostiene.

A pesar de que la situación entre los uniformados se ha recrudecido con los últimos acontecimientos, los bomberos señalan que es habitual que las UIP reclamen a los bomberos ciertos cometidos que ellos encuentran fuera de sus competencias. "A veces se trabaja con mucha presión. En una de las manifestaciones contra la candidatura olímpica de Madrid nos pidieron que bajáramos de una farola a un manifestante. Estaba bien anclado y sabía lo que se hacía así que, después de comprobarlo, los compañeros decidieron no bajarle. Se les hizo salir otras seis veces al mismo aviso, con idéntico resultado. Esto no es trabajar con presión. Es acoso", explica Campos.

Otro frente abierto: los desahucios

"También se recurre a los bomberos para abrir la puerta de un piso y sacar a una señora mayor de su piso porque no lo puede pagar. Los bomberos no consideramos un desahucio ninguna emergencia", sostiene Campos. E inmediatamente marca las diferencias entre ambos cuerpos: "Nosotros tenemos buena imagen de cara a la opinión pública, y la de la policía no es la misma, porque no nos dedicamos a lo mismo".

En el cuerpo municipal se sienten indignados por la difusión de presuntos antecedentes policiales del bombero detenido el pasado miércoles. "Se ha tratado de criminalizar intencionadamente a un compañero a través de los medios porque no tienen nada contra él", señala Campos, que explica que el bombero aún no se ha reincorporado al servicio en el Parque I de la capital. "Se le han cambiado guardias porque está aguantando mucha presión".

Desde los sindicatos policiales se ha recibido la medida con cierta perplejidad. "No teníamos constancia de la medida, pero viene a retratar el conflicto y la defensa que se está haciendo de una persona que, no olvidemos, ha agredido a un policía", señala el portavoz en Madrid del Sindicato Unificado de Policía, José María Benito. "A nosotros no nos afecta en absoluto. Es más, si tenemos que coger un extintor lo haremos. El Ayuntamiento es el que tiene que ver lo que le permite a sus funcionarios. Les está consintiendo cosas que no debería consentir", explica Benito.

Sobre si es necesario que Ayuntamiento de la capital, Comunidad y Delegación del Gobierno definan la relación entre uniformados, Benito no cree que sea necesario: "Nunca antes se ha dado esta situación. Se trata de un incidente claro y aislado que no va a volver a ocurrir. Hay que poner cordura a un conflicto artificial", comenta. Desde los sindicatos señalan que se han reunido con la alcaldesa, Ana Botella, y que han recibido recomendaciones del Ayuntamiento para actuar en estos casos. Les aconsejan que ante cualquier problema con las UIP eviten la relación directa. "Se les ha pedido que se apoyen en los compañeros de Policía Nacional de otras unidades o bien en los agentes de la Policía Municipal", señala Campos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha