eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Comisario europeo de Sanidad: "La gente empieza a desconfiar de la ciencia"

- PUBLICIDAD -
Comisario europeo de Sanidad: "La gente empieza a desconfiar de la ciencia"

Comisario europeo de Sanidad: "La gente empieza a desconfiar de la ciencia"

El comisario europeo de Sanidad y Seguridad Alimentaria, Vytenis Andriukaitis, dice estar preocupado por el "vergonzoso" empuje de los movimientos antivacunas en la Unión Europea, lo que pone en peligro la salud de los ciudadanos en un contexto en el que "la gente empieza a desconfiar de la ciencia".

"¿Que se pueden desarrollar anticuerpos comiendo ajo? Por favor, ¿de qué están hablando? No le digan eso a un médico", comenta en una entrevista con Efe Andriukaitis, médico cirujano de formación, antes de su visita a España que durará hasta mañana viernes.

El político socialdemócrata lituano, de 66 años, alerta sobre el peligro del "lento" pero constante descenso de la población vacunada en la UE, que atribuye en parte a que se ha "creado la sensación de que hay corporaciones multinacionales que hacen negocio pero no se preocupan de la salud de las personas".

Y agrega que Europa está perdiendo terreno en ese ámbito sanitario porque "la gente está sana, en general, y no se siente el peligro".

"Cuando la inmunidad colectiva decrece, la posibilidad de transmitir virus es muy importante. Vivimos en un espacio sin fronteras. La velocidad de transmisión de un virus de Lisboa a Helsinki es cuestión de horas", dice el eurocomisario.

Andriukaitis pone como ejemplo una enfermedad tan conocida como el sarampión.

"En Brasil no hay sarampión, y en Europa tenemos 17 países en los que existe. Y muertes cada año, a pesar de que tenemos vacunas muy efectivas", lamenta el político, quien aboga por una "armonización" de los distintos calendarios de vacunación entre los países de la Unión Europea y por un "número de vacunas obligatorias".

Recuerda que en 1974, cuando estudiaba Medicina en Vilna, su profesor de enfermedades infecciosas decía que "en cinco o diez años" su asignatura sería historia "porque las enfermedades infecciosas desaparecerían gracias a los antibióticos".

Pero actualmente mueren cada año 29.000 personas en la UE debido a que se abusa de esos medicamentos.

"Solo con prescripción, estricta vigilancia y estricto control", subraya el comisario, quien apunta que si se mantiene la tendencia actual, en "10 o 15 años se matará la cirugía" y no se podrá "hacer un trasplante o instalar una (prótesis) de cadera".

Andriukaitis, que nació bajo la dominación soviética, también quiere aprovechar el viaje a España para impulsar el debate sobre el futuro de la UE, en una visita de marcado carácter pedagógico que le llevará incluso a las instalaciones del Real Madrid, "un gran escaparate para la juventud".

"Las generaciones jóvenes son las que tienen que decidir el camino de la UE, porque hoy estamos en una encrucijada", afirma al defender un aumento del presupuesto europeo tras el "brexit" y se considera "preparado para decirle a los contribuyentes que necesitamos tener más perspectiva, una Europa más social".

El comisario celebra que España sea un país mayoritariamente europeísta y cree que los ciudadanos europeos deben "ser más valientes y decir 'sí'" a un presupuesto común reforzado.

"Tenemos la oportunidad de reindustrializar la Unión Europea. ¿Y cómo podemos hacerlo (...) sin más fondos y más inversión? Si no hablas de mecanismos reales de financiación, es populismo", señala Andriukaitis.

Pide a los Estados miembros que busquen mayor convergencia hacia una política exterior común y para "sobrepasar esa estrecha visión nacionalista".

"Debemos entender que la Unión Europea tiene dos pulmones, el oriental y el occidental. Y debe respirar con ambos", añade.

No le importa la dificultad que entraña esa "visión" y se refugia en la figura del intelectual italiano Altiero Spinelli, federalista europeo condenado en 1927 a prisión por el régimen fascista de Benito Musolini y que en 1943, desde la prisión de la isla de Ventotene, escribió su célebre manifiesto europeísta.

"Nada es fácil si crees en las ideas. Nada. No me hables de dificultades, háblame de propuestas. Depende de nosotros construir puentes de futuro, ahora. Si no, no podremos competir con China, con India... 500 millones de europeos contra dos o tres mil millones en el mercado chino", asegura.

"Hoy es más importante que nunca entender que solo hay un camino, con tres palabras excelentes: cooperación solidaridad y unidad. Son palabras clave para entender la situación real y los desafíos", concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha