eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Dastis pide colaborar a largo plazo con África para gestionar la inmigración

- PUBLICIDAD -

El ministro de Exteriores de España, Alfonso Dastis, abogó hoy por una asociación a largo plazo entre la Unión Europea (UE) y África para controlar la inmigración que llega al continente, al participar en Roma en un acto sobre esta cuestión.

En un receso de la conferencia "Una responsabilidad compartida para una meta común: solidaridad y seguridad", Dastis opinó ante los medios que "hay que construir una asociación a largo plazo basada en la cooperación al desarrollo", con el objetivo, dijo, de generar oportunidades en los países de origen de la inmigración.

Se trata, a su juicio, de unir la "solidaridad con la seguridad" y, en este sentido, recordó la experiencia de España con sus relaciones con algunos países africanos, como Marruecos.

Sobre la seguridad, defendió la necesidad de ayudar a los Estados africanos "a gestionar las fronteras, a luchar contra las mafias y los traficantes de seres humanos".

En su opinión, la ayuda económica al desarrollo debe centrarse "en programas de desarrollo para jóvenes" porque "son la mayor parte de los inmigrantes", pero también en las mujeres porque, subrayó, "son ellas quienes vertebran la sociedad".

"Lo que tratamos es, con el país de origen o tránsito, hablar con ellos y que nos digan cuáles perciben ellos que son sus necesidades, de modo que podamos adaptar a esos países los programas. Creemos que es un reto compartido", indicó.

Según el ministro, "la inmigración es algo que, aunque pueda parecer urgente y acuciante en estos momentos, no va a abandonarnos".

Dastis mantuvo encuentros bilaterales con su homólogo francés, Jean-Yves Le Drian, así como con los titulares de Exteriores de Níger, Ibrahim Yacoubou, y de Sudán, Ibrahim Gandur.

La conferencia celebrada en Roma sentó en torno a la mesa de debate a los ministros de Exteriores de España, Alemania, Austria, Estonia, Francia, Holanda y Malta y a representantes gubernamentales de Libia, Nigeria, Túnez, Egipto, Chad, Etiopía y Sudán,

El objetivo era centrar los esfuerzos en el control del flujo migratorio antes de su llegada a la caótica Libia, desde donde la inmensa mayoría de los inmigrantes zarpa hacia las costas europeas.

Una intención resumida por el anfitrión del acto, el ministro de Exteriores de Italia, Angelino Alfano, quien opinó en rueda de prensa que esta crisis "no puede ser detenida solo en las aguas del Mediterráneo, sino que es necesario trabajar en el sur de Libia".

En una declaración conjunta, votada por unanimidad durante el acto, se prevé apoyar a los gobiernos de las naciones de tránsito en su lucha contra los traficantes y en el control de sus fronteras.

En este sentido, los países expresaron su compromiso de "aumentar la movilización internacional" para combatir la trata de personas, así como a incrementar las capacidades de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y de la Agencia de la ONU para los Refugiado (ACNUR).

Todo esto con el objetivo de "asistir y proteger" a los inmigrantes, para lo que también se comprometieron a "mejorar los canales existentes de inmigración regular".

Asimismo, coincidieron en la necesidad de impulsar las repatriaciones "voluntarias y asistidas" mediante una "estrecha cooperación consular y estableciendo rápidos procedimientos de regreso" de los inmigrantes a sus países de origen.

Por último, acordaron impulsar nuevas campañas de comunicación para informar de los riesgos derivados de la inmigración irregular.

En cuanto a las iniciativas económicas, el ministro de Exteriores italiano anunció una serie de ayudas canalizadas a través del "Fondo para África" de su país y que superan los 30 millones de euros.

Italia invertirá 10 millones de euros a reforzar las fronteras meridionales de Libia -con Níger, Sudán y Chad- destinándolos al Fondo Fiduciario de la UE para África.

Dieciocho millones se dirigirán a la OIM para que agilice las repatriaciones "voluntarias y asistidas" desde Libia a los países de origen de los inmigrantes y tres millones a la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito para combatir a las mafias.

Alfano también expresó su deseo de implicar a terceros países de la UE y reveló que Estonia, Holanda, Alemania y Austria han anunciado nuevas inversiones para el control de las fronteras en África, que no especificó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha