eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Procesan en Chile médicos y militares por envenenar presos políticos en 1981

- PUBLICIDAD -
Procesan en Chile médicos y militares por envenenar presos políticos en 1981

Procesan en Chile médicos y militares por envenenar presos políticos en 1981

Un juez chileno procesó hoy a un médico, un veterinario y dos oficiales retirados del Ejercito por el homicidio de dos presos y el homicidio frustrado de otros cinco, que fueron envenenados con toxina botulínica en 1981, durante la dictadura de Augusto Pinochet, informaron fuentes judiciales.

El juez Alejandro Madrid procesó como autores de homicidio calificado y homicidio frustrado y ordenó el arresto del médico Eduardo Arriagada Rehren y del médico veterinario Sergio Rosende Ollarzú.

Asimismo, fueron encausados y arrestados como cómplices el coronel Joaquín Larraín Gana y el comandante Jaime Fuenzalida Bravo en el caso, considerado por organismos de derechos humanos como un intento de la dictadura de Augusto Pinochet de asesinar a presos políticos.

La resolución derivó de la investigación, también conducida por el juez Madrid, de la muerte del expresidente Eduardo Frei Montalva (1964-1970), ocurrida en enero de 1982 en una clínica de Santiago y que es investigada como un homicidio por envenenamiento.

La toxina botulínica iba dirigida contra un grupo de presos pertenecientes al Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), pero los fallecidos resultaron ser dos reos por delitos comunes con quienes los primeros compartieron ese día su comida: Víctor Hugo Corvalán Castillo y Héctor Walter Pacheco Díaz.

En tanto, lograron sobrevivir los militantes del MIR Guillermo Rodríguez Morales, los hermanos Ricardo y Elizardo Aguilera Morales, Adalberto Muñoz Jara y Rafael Enrique Garrido (este último también encarcelado por delito común), todos envenenados en las mismas circunstancias.

De acuerdo con los antecedentes, el 9 de diciembre de 1981 los familiares de los presos, al enterarse de la gravedad de su estado, solicitaron a través de la Vicaría de la Solidaridad que un médico particular concurriera a verles a la cárcel.

En paralelo, el abogado Jorge Sellán solicitó lo mismo al fiscal militar Luis Berger, pero las peticiones fueron rechazadas por el alcaide del penal, Ronald Bennet, quien aseguró a Sellán que ningún preso requería atención médica, "pues su estado de salud no era de gravedad".

Según la resolución del juez Madrid, "los hechos permiten tener por establecido legalmente que con la finalidad de proceder a la eliminación física de opositores al régimen militar se realizó una operación especial de inteligencia que habría culminado con el fallecimiento de los internos Víctor Hugo Corvalán Castillo y Héctor Walter Pacheco Díaz".

Según el documento, la toxina botulínica habría llegado a Chile a través del Instituto de Salud Pública y posteriormente entregada a los encargados de un laboratorio secreto a cargo de la Dirección de Inteligencia del Ejército (DINE).

Los cuatro procesados, según las fuentes, permanecerán en prisión preventiva en el Batallón de Policía Militar N° 1 del Ejército.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha