eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Tsipras pide investigar a los responsables de dar la licencia al barco naufragado

- PUBLICIDAD -
Tsipras pide investigar a los responsables de dar la licencia al barco naufragado

Tsipras pide investigar a los responsables de dar la licencia al barco naufragado

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, pidió hoy que se investiguen todos los funcionarios implicados en la emisión de licencia de navegación al petrolero Ayía Zoni II, cuyo hundimiento este domingo en el golfo Sarónico provocó una catástrofe ecológica, según fuentes gubernamentales.

Tsipras pidió además movilizar un mayor número de barcos para acelerar las operaciones de limpieza en el golfo Sarónico y la abrogación de todas las licencias de navegación provisionales otorgadas a barcos.

Los inspectores del ministerio de la Marina de Grecia otorgan habitualmente licencias provisionales de unos meses, hasta nueva inspección, a barcos en los que se habían detectado carencias, a la espera de que estos repararan sus averías.

La licencia de navegación de Ayía Zoni II era provisional y vencía el 27 de septiembre.

La fiscal del tribunal de primera instancia del Pireo, Irini Tsiva, pidió por su parte a los guardacostas que le transmitan todo el material de la investigación sobre las causas del naufragio para imputar cargos de contaminación grave a los responsables.

Por su parte tanto los alcaldes de dos Ayuntamientos de la denominada "riviera ateniense" -Yorgos Papanikolau, de Glyfada, y Andreas Kondylis, de Álimos- así como la sección griega de la organización ecologista WWF, presentaron denuncias contra "todo responsable" de la contaminación de las costas y del golfo Sarónico.

"Ya que no pudo evitarse el desastre es necesario que se imputen los cargos a todos los responsables, que se sepa lo que exactamente ocurrió, para estar listos evitar tales situaciones en el futuro", declaró a la agencia de noticias AMNA el director de WWF Hellas, Dimitris Karavelas.

WWF Hellas y la sección griega de Greenpeace expresaron su preocupación por que la contaminación se traslade a la cadena alimentaria humana, con consecuencias de momento desconocidas a la sanidad pública.

El Centro de Control de Enfermedades Transmisibles (KEELPNO) prohibió, a través de un comunicado, la natación a todas las playas contaminadas hasta que las análisis de las aguas la permitan.

Ayía Zoni II, era un barco cisterna monocasco, fabricado en 1972, con bandera griega y, según la legislación europea, debería haber sido retirado de circulación en 2003.

El naufragio ocurrió, según los testimonios de los dos marineros que estaban a bordo, cuando aguas inundaron la sala de máquinas del barco, mientras estaba anclado fuera del puerto de la isla de Salamina.

El accidente se produjo en la madrugada del domingo en un momento en el que las condiciones meteorológicas eran perfectas, no había fuertes vientos ni marejada, lo que hace inexplicables sus causas.

El combustible vertido ha contaminado ya las costas occidentales de la isla de Salamina y decenas de kilómetros del frente marítimo de la región capitalina, desde el puerto del Pireo hasta Vula, y ha provocado un desastre ecológico serio en el golfo Sarónico, cuyas consecuencias exactas no pueden predecirse por ahora.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha