eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los homosexuales en China abren camino hacia la igualdad

- PUBLICIDAD -
Los homosexuales en China abren camino hacia la igualdad

Los homosexuales en China abren camino hacia la igualdad

Una universitaria ha logrado que el Gobierno chino responda hoy ante la justicia por los libros utilizados en su sistema educativo que consideran la homosexualidad un "trastorno mental", en un caso "histórico" para un colectivo que sigue estando estigmatizado en el país.

Qiu Bai, el pseudónimo utilizado por la estudiante lesbiana de 21 años, ha reabierto un debate olvidado en China, al llevar a los tribunales al Ministerio de Educación por mantener material escolar que "hace daño" a los homosexuales.

En su demanda, la joven pide que ese material sea eliminado para que "nadie más tenga que sufrir el estrés psicológico" por el que ella pasó cuando, al sentirse atraída por una compañera de universidad en su primer año de carrera, acudió a la biblioteca en busca de respuestas.

Lo que allí encontró, le aturdió más: libros de psicología y medicina en los que se consideraba la homosexualidad como "una enfermedad que se podía curar".

"Llegué a ir al psicólogo, me sentía en lucha conmigo misma", explicó a Efe a la salida del tribunal intermedio de Pekín donde hoy ya ha ganado una batalla en el camino hacia la igualdad.

"La acusación no es el fin, el objetivo es resolver el problema, que el Ministerio de Educación haga algo para borrar los contenidos que demonizan a los homosexuales", aseguró.

Desde que su demanda fuera aceptada por un tribunal pequinés, en agosto pasado, su caso ha reabierto un debate del que se han llegado a hacer eco los medios oficiales del país.

"En 2001, China eliminó de la lista oficial de enfermedades mentales la homosexualidad, pero ha mantenido comunicados oficiales discriminatorios (...) También continúan activos por todo el país muchos centros de terapias de conversión", explicó a Efe Ying Xin, directora del centro de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales (LGBT) de Pekín.

Y en este contexto, el sistema educativo no ayuda. "En China no tenemos un buen sistema de educación sexual, así que para muchos jóvenes de la comunidad LGTB es difícil construirse una propia identidad y el resto no tiene nada de información (sobre este colectivo), y persiste la discriminación", explica Ying.

"Antes existía este problema, pero nadie hablaba de ello. Este caso ha ayudado a que se hable", destacó a Efe Wei Tingting, una de las cinco feministas encarcelada este año durante 37 días de forma previa al Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, cuando iba a participar en una campaña para concienciar sobre las agresiones a mujeres.

Con la bandera multicolor insignia de este colectivo y pancartas pidiendo "materiales educativos correctos", Wei y más de una decena de estudiantes y activistas apoyaron hoy a Qiu en su primera comparecencia judicial, de la que la joven salió un poco decepcionada.

"Tuvimos una charla oficial y los representantes del Ministerio escucharon mis reclamaciones, pero de momento no han presentado ningún plan concreto ni aclararon quién es el responsable del contenido de los libros", precisó la joven a la salida.

El juez decidirá ahora si prosigue el proceso, pero la universitaria considera que, a pesar de la vaga respuesta del Gobierno, se ha dado "un paso adelante" en la lucha contra el estigma que aún pesa sobre ellos.

"Es un caso fácil en términos legales, pero no se puede asegurar que el Ministerio acabe borrando el contenido", afirmaba cauto su abogado, mientras los amigos y seguidores de la "valiente" Qiu ya celebraban su éxito: poner sus derechos sobre la mesa.

Por Tamara Gil

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha