eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La "niña diosa" de Nepal sobrevive al terremoto

- PUBLICIDAD -
Rescatan a una mujer tras 128 horas bajo los escombros en Nepal

Rescatan a una mujer tras 128 horas bajo los escombros en Nepal

La "niña diosa" de Nepal, conocida como "Kumari", sobrevivió al terremoto de 7,8 grados que el sábado devastó el país del Himalaya y que de acuerdo con el último recuento oficial de víctimas causó 6.200 muertos y casi 14.000 heridos.

"Tenía los ojos cerrados, como si estuviera en trance, y nos dijo que nada nos pasaría" durante el terremoto, afirmó Ramesh Bajracharya, padre de la "Kumari" de siete años Yunika, según recoge hoy la revista local "Nepali Times".

La "niña diosa" y su familia se encontraban en casa cuando el seísmo comenzó a sacudir la vivienda, situada en la zona histórica de la localidad de Patan, en el Valle de Katmandú, donde se derrumbaron numerosos templos proclamados patrimonio de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Sin embargo, superado el pánico inicial, el padre de la "Kumari" se tranquilizó después de que su hija aseguró que nada les pasaría, pues "gracias a su fe" todos se encontraban "a salvo en aquella habitación".

Al terremoto le siguieron casi un centenar de réplicas que tumbaron importantes templos en Patan y en otras ciudades como Katmandú, pero el lugar de culto de la "Kumari" permaneció intacto y no se desprendió "ni una teja", según Ramesh.

Las "Kumaris" son niñas reverenciadas tanto por hindúes como por budistas en Nepal hasta que alcanzan la pubertad, momento en el que son reemplazadas por otras deidades vivientes, cuyo proceso de selección se basa en una treintena de virtudes que deben poseer, como belleza, frente ancha o disposición "reservada".

La tradición de las "kumaris" comenzó en el siglo XVII y son consideradas las protectoras del país, aunque su "poder divino" no logró detener los efectos del terremoto, que golpeó sobre todo la parte central de Nepal, donde se halla el Valle de Katmandú.

El último recuento oficial de muertos por el terremoto superó los 6.200 y el de heridos alcanza casi los 14.000, aunque se estima que esos datos están lejos del total de víctimas, al desconocerse los efectos del seísmo en las zonas más remotas del país del Himalaya.

El sismo ha ocasionado además cerca de 2,8 millones de desplazados en un país con una población de unos 28 millones, según datos de Naciones Unidas, que asegura que al menos 130.000 viviendas resultaron totalmente dañadas y cerca de 85.800 parcialmente.

El terremoto de 7,8 grados en la escala abierta de Richter ha sido el de mayor magnitud en Nepal en 80 años y el peor en la región en una década desde que en 2005 otro seísmo ocasionara más de 84.000 muertos en Cachemira.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha