eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

El Banco de Inglaterra afirma que Londres podría perder 10.000 empleos en su primer día fuera de la UE

El gobernador adjunto del Banco de Inglaterra transmitió esta previsión a los parlamentarios en caso de que no lleguen a un acuerdo comercial con la UE

Woods fundamenta su estimación en las respuestas que ha recibido de 400 bancos y empresas financieras a las que se les pidió entregar sus planes de contingencia para un 'Brexit duro'

- PUBLICIDAD -
El Banco de Inglaterra baja al 2,5 % el crecimiento de la economía para 2015

Vista del Banco de Inglaterra en Londres (Reino Unido). EFE

El Banco de Inglaterra ha advertido que la City de Londres podría perder 10.000 empleos “el primer día” tras la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

Sam Woods, gobernador adjunto del Banco de Inglaterra, admitió también que las previsiones a largo plazo de una pérdida de 75.000 puestos de trabajo son “plausibles”. El gobernador adjunto reconoció estas cifras el miércoles en una aparición ante el Subcomité de Asuntos Financieros de la UE en la Cámara de los Lores.

Woods dirige el brazo regulador del Banco y fundamenta su estimación de 10.000 empleos en las respuestas que ha recibido de 400 bancos y empresas financieras a las que se les pidió entregar sus planes de contingencia para un 'Brexit duro'.

El director adjunto ha estado revisando los planes desde julio y ha afirmado que algunos se están implementando –con bancos reservando plazas escolares y alquilando oficinas–, pero ha señalado que este proceso se pondría “verdaderamente” en marcha en el primer trimestre de 2018.

La estimación de la pérdida de 75.000 empleos, por su parte,  fue elaborada por la consultora Oliver Wyman y parte de la base de que Reino Unido tendría que confiar en las normas de la Organización Mundial del Comercio si tras marzo de 2019, cuando Reino Unido deje la UE, no se produce un periodo de transición.

En este escenario, se podrían perder también más de 11.000 millones de euros, afirmó el gobernador adjunto. La estimación de 75.000 incluye el efecto colateral de unos pocos trabajos en el distrito financiero de la ciudad sobre otras partes de la economía. Woods aclaró que esta no es una estimación del Banco de Inglaterra, pero lo describió como un rango de empleos que se podrían perder a largo plazo si Reino Unido sale de la Unión Europea sin un acuerdo comercial.

El gobernador adjunto señaló que el numero real es “impredecible” y que el impacto inicial de unos 10.000 empleos representaría el 2% del total empleado en el sector bancario y de seguros o menos de un 1% de los empleos de servicios financieros.

En el pasado,  Woods ha pedido al Gobierno que llegue a un acuerdo de transición para Navidad con el fin de dar a las empresas más seguridad sobre el Brexit y para reducir los riesgos al sistema financiero que podrían surgir a medida que las compañías ajustan sus modelos de negocio para continuar teniendo acceso a los otros 27 países de la UE.

El director adjunto señaló también que esto era importante porque el Banco de Inglaterra tenía que preparar acuerdos con bancos de la UE y firmas de servicios financieros que necesitarían autorización para continuar operando en Reino Unido tras el Brexit. “Tendremos que ponernos en marcha”, dijo Woods, advirtiendo que los cambios que se están haciendo aumentarán la complejidad para las empresas.

Woods habló al día siguiente de que lo hiciera Andrew Bailey, director del organismo público Financial Conduct Authority. Bailey dijo a los parlamentarios que los bancos podrían empezar a hacer movimientos irreversibles para trasladar al personal desde Londres a otras ciudades en la UE, a menos de que para finales de año hubiese claridad en el tema del Brexit.

Goldman Sachs ha empezado a implementar planes de contingencia haciéndose con las ocho plantas superiores de un edificio de 37 pisos en construcción en Frankfurt, aunque está construyendo una nueva sede europea en Londres.

El banco de inversiones estadounidense tiene 6.000 trabajadores contratados en Londres y su consejero delegado, Lloyd Blankfein, tuiteó esta semana que la decisión de cuánto personal dejar en Londres es algo “fuera” de su control.

Jes Staley, consejero delegado de Barclays, también mencionó la inseguridad política en un evento celebrado el miércoles en Westminster. “Como todos nosotros, dependemos de los deseos y voluntades de los organismos políticos y no tengo ni idea de cómo irá”, afirmó. Barclays ha informado de que aumentará sus operaciones en Dublín para hacer frente al Brexit.

Traducido por Javier Biosca Azcoiti

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha