eldiario.es

Menú

INTERNACIONAL

Un fabricante de vibradores tendrá que indemnizar a sus clientes por espiarles

El aparato recolectaba una serie de datos íntimos de sus clientes gracias a una app con la que se puede manejar el juguete sexual a distancia

- PUBLICIDAD -
Imagen con la que We-Vibe promociona su 'vibrador espía' en la web de la compañía

Imagen con la que We-Vibe promociona su 'vibrador espía' en la web de la compañía

El fabricante de juguetes sexuales We-Vibe ha acordado pagar a sus clientes casi 7.000 euros a cada uno después de que se comprobara que un "pequeño vibrador" que comercializaba rastreaba el uso de sus propietarios sin su consentimiento.

El We-Vibe 4 Plus es un vibrador que se conecta con bluetooth y que puede controlarse a través de una app. Se vende como una manera de "permitir a las parejas mantener la llama encendida juntos o separados". Se puede manejar mediante una aplicación que se puede activar remotamente algo que permite, por ejemplo, que una persona al otro lado de una videollamada pueda interactuar.

La app que controla el vibrador es muy poco segura porque permite que cualquiera dentro del alcance bluetooth pueda controlar el aparato. Por otro lado, los datos son recolectados y enviados de vuelta a Standard Innovation, permitiendo a la compañía saber detalles acerca de la temperatura del dispositivo y la intensidad de la vibración. Ambos factores combinados revelan información íntima sobre los hábitos sexuales de los usuarios.

Las fallas de seguridad del vibrador se revelaron por primera vez  en la conferencia de hackers de Las Vegas Def Con en 2016 por los hackers Goldfish y Follower. Ambos aseguraron entonces que se trataba de un "serio problema". "La activación no deseada de un vibrador es potencialmente una agresión sexual", dijo Follower.

Tras presentarse una demanda colectiva en un tribunal federal de Illinois, la sociedad matriz de We-Vibe Standard Innovation tendrá que pagar un total de 4 millones de dólares canadienses (casi 3 millones de euros) a los propietarios que compraron la app. Los que solo compraron el vibrador podrán reclamar hasta 199 dólares canadienses (casi 140 euros).

En realidad, si tenemos en cuenta la cantidad total del acuerdo y los diferentes gastos legales, la mayor parte de los propietarios de vibradores recibirá unos 7.000 euros.

A través de un comunicado, Standard Innovation ha dicho: "En Standard Innovation nos tomamos en serio la privacidad de los clientes y la seguridad de datos. Hemos mejorado la privacidad, incrementado la seguridad de la aplicación, dado más opciones a nuestros usuarios a la hora de compartir datos y vamos a continuar trabajando con expertos líderes en privacidad y seguridad para mejorar la app. Con este acuerdo, Standard Innovation puede seguir centrando sus esfuerzos en realizar productos nuevos e innovadores para nuestros clientes".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha