eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El escalón de la legalidad hacia el CIErre

La sociedad civil organizada ha permitido que las plataformas ciudadanas municipales y los Ayuntamiento del cambio hayan podido abanderar la lucha institucional por el cierre de los CIE

- PUBLICIDAD -

Decía Dilma Rousseff que “para convertir nuestros sueños en realidad debemos superar las líneas de lo posible”. Muchas personas en los últimos años hemos soñado con cosas que parecían, a todas luces, imposibles. Algunas personas soñaban con que la vivienda fuese un derecho y no un bien con el que especular. Otras imaginábamos, por ejemplo, una sociedad sin ciudadanas de primera, segunda y quinta categoría. Seguimos soñando. Ese sueño tiene para nosotras varias escenas. Una de ellas está protagonizada, sin duda, por el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE).

El surgimiento de estos centros en la legislación española se remonta a 1985. Sí, efectivamente, el Gobierno el PSOE, presidido en aquel momento por Felipe González, había articulado la existencia de estos centros, auténticas cárceles racistas, cuando las personas migrantes representaban un porcentaje mínimo de la población de nuestro país.

Hace apenas unos años el cierre de los CIE parecía una realidad inalcanzable que no todo el mundo planteaba con igual firmeza. El horizonte de cierre no podía apenas vislumbrarse. En este tiempo hemos aprendido que los sueños se construyen escalón a escalón, trazando una escalera que nos lleve hasta el cielo. A veces esos escalones adoptan formas inesperadas que nos enseñan sobre el arte de lo posible. La sociedad civil organizada, a través de una lucha incansable, en condiciones casi imposibles, ha puesto muchos de esos escalones y ha permitido que en el último año, las plataformas ciudadanas municipales y los Ayuntamiento del cambio hayan podido abanderar la lucha institucional por el cierre de los CIE. Las primeras construyendo espacios amplios que han atraído a colectivos, entidades y personas alejadas, a priori, de la defensa de los derechos de las personas migrantes. Las segundas recogiendo un testigo justo y defendiendo, desde lo municipal, ciudades que permitan a sus vecinos y vecinas vivir en libertad.

Nos encontramos ahora ante una batalla crucial en la guerra que nos enfrenta a quienes defienden un país y una Europa racista que considera, como diría Judith Butler, que hay vidas que importan y otras que, sin embargo, no merecen ser lloradas, defendidas, ni cuidadas. El Ayuntamiento de Barcelona, atendiendo al mandato democrático de más de 250 colectivos y entidades, y al acuerdo del pleno, ha decidido mover ficha para hacer efectivo cierre del CIE de Zona Franca. En este caso el escalón que nos acerca a nuestros sueños va vestido de legalidad. Resulta que a los defensores del orden y la ley que gobiernan en funciones se les podría aplicar aquello de “dime de qué presumes y te diré de qué careces”. El CIE de zona Franca no tenía licencia de actividad, ni plan de emergencia contra incendios. Sin embargo, el mismo día que el Ayuntamiento informaba de ello al Ministerio, éste reabría el centro de forma inmediata. Un pulso en toda regla. Un pulso desigual, pero un pulso al fin y al cabo. Un pulso significa que, esta vez sí, podemos ganar.

Sin embargo, es un pulso importante para el que el Ayuntamiento de Barcelona va a necesitar muchas manos. Necesitará todo el apoyo institucional que podamos reunir, necesitará otros Ayuntamientos del cambio investigando sus CIE, averiguando si también incumplen normativas. Pero, ante todo, necesitará a una ciudadanía consciente, organizada, movilizada, que no consienta que el CIE de Zona Franca comience a funcionar. Necesitará lo que es, realmente, la única condición sine qua non que permite trascender las líneas de lo posible, una mayoría soñando una sociedad sin CIE. Como diría Eduardo Galeano, “mucha gente pequeña, en lugares pequeñas, haciendo pequeñas puede cambiar el mundo”.

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha