eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Diario Turing Diario Turing

Intel condensa un ordenador moderno en una tarjeta SD

El dispositivo está destinado a los desarrolladores interesados en trabajar en los campos de ropa tecnológica o internet de las cosas

En el tamaño –y la forma– de una tarjeta SD, Intel ha introducido un procesador con dos núcleos, conexión wifi y bluetooth

- PUBLICIDAD -
Edison abre las puertas a la construcción de una amplia variedad de dispositivos inteligentes

Edison abre las puertas a la construcción de una amplia variedad de dispositivos inteligentes.

Una de las novedades que se dejaron caer por el CES 2014 tuvo como protagonista a Intel. El fabricante, que actualmente pelea por buscar su sitio en las tripas de los smartphones, copadas en gran parte por ARM, está reaccionando rápido ante el inminente avance de la ropa tecnológica, también llamada wearable computing. Una muestra de este esfuerzo es Edison, un pequeño dispositivo con la forma y el tamaño de una tarjeta SD, pero que en su interior concentra todos los componentes necesarios para constituir un diminuto ordenador.

Producido bajo el proceso de fabricación de 22 nanómetros, Edison cuenta con un procesador de doble núcleo a 400MHz y está preparado para funcionar con bajo consumo energético. Su principal baza es la conectividad, que lo convierte en un dispositivo versátil para acoplarse a otros, que se beneficiarán de su capacidad de procesamiento. Dispone de wifi, bluetooth y la posibilidad de recibir almacenamiento flash. Edison funciona con una variedad de sistemas operativos, por lo que puede encajar bien en el mundo del código abierto.

Intel quiere ante todo que su producto se difunda y para ello lo ha dotado de gran flexibilidad. Ya lo hizo anteriormente con Galileo, una pequeña placa de desarrollo compatible con el proyecto Arduino. Ambos lanzamientos muestran el interés de Intel por una informática que va a saltar desde los dispositivos móviles a todo tipo de objetos, al igual que hace unos años saltó desde los ordenadores a aquellos. Un ejemplo de lo que es capaz Edison es el Mimo Baby Monitor, que sirvió para ilustrar la exposición de Intel en el CES 2014.

La startup Rest Devices, que fabrica productos para monitorizar los biorritmos de los bebés, mostró un mono para vestir a un niño pequeño con una tortuga adosada a la prenda. El interior de este simpático animal está repleto de sensores que detectan el ritmo cardíaco, la respiración y otras informaciones, como cuánto y cuándo se mueve el bebé. Todo este sistema funciona gracias a Edison, que es capaz de pasar los datos a otros dispositivos para que los padres estén informados.

Pero ahí no acaba el rizo. Para rizarlo más, Intel metió en la demostración otro dispositivo basado en Edison, al que llamó una ‘botella de leche inteligente’. La misión de ésta comienza cuando la ‘tortuga’ detecta que el bebé se ha despertado para que le den de comer. Envía la información a la botella de leche, que se apresura a calentar su contenido.

Un juguete para internet de las cosas

Intel ha señalado que Edison estará disponible a mediados de este año. Aunque aún no ha adelantado el precio, se espera que sea similar al del chip Galileo, que se puede adquirir en paquetes de 100 por unos 50 euros la unidad. La intención de la compañía es que los desarrolladores trabajen sobre su producto para crear dispositivos inteligentes para el hogar, la oficina o cualquier otro espacio, incluida la ropa y los complementos que usamos al vestir.

En el campo de internet de las cosas y del wearable computing (o ropa tecnológica) Intel quiere tomarle la delantera a ARM, antes de que suceda como en los smartphones, pues el fabricante británico también está lanzando sus propios productos en esta dirección. Para promocionar a Edison se repartirán premios por valor de 1,3 millones de dólares a los desarrolladores más sobresalientes en sus trabajos wearable. El CEO de Intel, Brian Krzanich, admite que la tecnología wearable no ha alcanzado difusión porque “no está resolviendo problemas reales” ni se encuentra integrada en nuestro estilo de vida.

Y es que utilizamos muchos objetos, no sólo ropa, diariamente. Una buena cantidad de ellos seguramente se podrán cambiar en unos años por otros que incorporen cualidades ‘smart’. Pero para ello hay dos impedimentos: deshacerse de los que nos sirven ahora y hacer una inversión para comprar los de nueva generación. Dispositivos como Edison serán la base de esta modernización, pero también puede serlo de otra menos arrasadora. Este tipo de tecnología se puede añadir a los sistemas actuales, sobre todo los que sean de naturaleza digital o electrónica.

Si una cámara digital se puede conectar con Edison, las fotos que se hagan se podrían subir directamente a la red. Además, se podrían dar comandos para que se organizaran en función del tipo de imagen, la fecha u otros valores. Lo mismo puede ocurrir con otros aparatos y objetos diversos, desde los electrodomésticos a un jersey.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha