eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Catalunya 2018

Este texto ha sido copiado de Wikipedia en septiembre de 2018

- PUBLICIDAD -
Las temperaturas bajan hoy en las Rías Bajas y en el noreste de Cataluña

EFE

Catalunya, también denominada República Catalana, es un país soberano cuya forma de gobierno es la república presidencialista.

Catalunya adquirió la categoría de Estado en el año 2017, tras un referéndum en el que ganó el "sí", según cifras de la Generalitat, con un 134% de los votos. El Gobierno español argumentó que eso era estadísticamente imposible, lo cual derivó en una agria discusión entre matemáticos nacionalistas y matemáticos constitucionalistas, que no tardaron en llegar a las manos.

El 3 de octubre de 2017, el Gobierno central decidió aplicar el artículo 155 de la Constitución. Las administraciones catalanas pasaron entonces a estar controladas desde Madrid, dándose así la extraña circunstancia de que el Estado se robaba a sí mismo.

Tan pronto como los funcionarios de Madrid empezaron a gestionar la Generalitat, se volvieron abruptamente independentistas. El Gobierno central lo consideró un raro caso de aluminosis y ordenó que se limpiasen los edificios públicos, lo cual solo sirvió para que la gente se volviese independentista en un entorno más higiénico.

La OMS señaló a Rajoy como el responsable de esta epidemia. Un ensayo clínico realizado con ratones demostró que, ante la mera visión del presidente español, gran parte de los roedores daban por terminado el pacto del 78.

En diciembre de 2017, los funcionarios madrileños que gestionaban la Generalitat declararon la independencia unilateral de Cataluña. Como primera medida, ordenaron a la Guardia Civil abandonar inmediatamente el territorio catalán, pero los agentes ya se habían acostumbrado a vivir en un crucero y la idea de volver al Ensanche de Vallecas les resultaba insoportable. Miles de guardias civiles se suicidaron lanzándose por la borda en lo que pasaría a la historia como La Masacre de Piolín.

En enero de 2018, Bruselas recordó que un Estado miembro no puede fracturarse y seguir formando parte de la Unión Europea, por lo que expulsó a España y permitió que Catalunya se quedase. Rajoy compareció entonces en televisión para pedir calma y pronunciar sus ya célebres palabras: "miradlo por el lado bueno, en pesetas todo parece más dinero".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha