eldiario.es

9

El Ayuntamiento de Sevilla pone el freno a la ordenanza de basuras: ¿multa o atención social?

Anuncia que va a estudiar la posibilidad de que la nueva normativa recoja la posibilidad de que quien extraiga basura de los contenedores por problemática social elija entre pagar la multa de hasta 750 euros o recibir atención social.

Zoido destaca la inversión de medio millón de euros en la "transformación" de Andalucía Residencial

Juan Ignacio Zoido, alcalde de Sevilla, con unos vecinos.

Después de la entrada en vigor esta semana de la ordenanza municipal de limpieza de Sevilla, que amplía las sanciones por infracciones como rebuscar en la basura con multas de hasta 750, y de que instituciones como la del Defensor del Pueblo Andaluz pidiera una rectificación por ser una medida "desafortunada", el Ayuntamiento se replantea el asunto. La concejal delegada de Asuntos Sociales, Familia y Zonas de Especial Actuación, Dolores de Pablo-Blanco, ha anunciado que ha solicitado un informe al secretario general municipal para que estudie la viabilidad de que dicha normativa recoja la posibilidad de que quien extraiga basura de los contenedores por problemática social elija entre pagar la multa o recibir atención social.

De Pablo-Blanco ha realizado este anuncio ante los periodistas en los pasillos de la Casa Consistorial, donde se celebra la sesión ordinaria del Pleno del mes de octubre, aclarando que se plantea esta posibilidad para las sanciones por infracciones leves y en aquellos "casos de conductas que pudieran tener su origen en una problemática social".

Así, detalla que estas sanciones podrán ser sustituidas, de acuerdo con la legislación, por sesiones de atención individualizada con los servicios sociales municipales o por cursos en los que se informará a las personas afectadas de las posibilidades de que las instituciones públicas y privadas les ofrezcan apoyo y asistencia social. Esta sustitución, en todo caso, deberá contar con el consentimiento del afectado y, en su caso, del representante legal.

Además, se apuesta por incluir que, en estos casos, los agentes de la autoridad, una vez que detecten la infracción, contactarán con los servicios sociales municipales al objeto de que se activen los recursos sociales existentes, "de conformidad con el contenido de los planes y programas municipales en vigor".

De Pablo-Blanco ha subrayado que, de este modo, se le da "la oportunidad de que esas personas sean recuperadas socialmente", informándoles así de los dispositivos existentes en la ciudad "para que tengan la posibilidad de acogerse". Añade que antes no se contemplaba la actuación de servicios sociales porque "se daba por hecho, pero las cosas no hay que darlas por hecho".

EXPEDIENTES DISCIPLINARIOS POR REBUSCA

"Apostamos por la recuperación de la persona y la normalización, algo de lo que han adolecido las otras normas", indica, mencionando las relativas a esta materia de 2003 y 2008 o la de convivencia pacífica. Recuerda que desde 2002 hasta 2011 se han tramitado 406 expedientes disciplinarios "por esa acción que hoy se condena". A esto se suman, las 57 interpuestas en 2012, 112 en 2013 y 50 en 2014, matizando que en 2013 llegaron 567 reclamaciones de ciudadanos por motivos de rebusca, mientras que en lo que va de 2014 ascienden a 184 por el mismo motivo.

La concejal subraya que el Ayuntamiento es "muy sensibles ante los asuntos sociales" y explica que al leer las ordenanzas al respecto "llama poderosamente la atención que no se habla de la recuperación de la persona y de los dispositivos municipales".

"Así que exclamamos cuando vemos la misma acción, aunque se cambie la palabra extracción o manipulación, pero no se habla de la persona", añade, indicando que, por este motivo, "en la junta de gobierno Zoido ha preguntado al secretario como realizar esa atención personal y ofrecer los recursos que hay, además de activar los recursos sociales". "Eso es lo que hacía falta desde el primer momento en la ordenanza", concluye.

UN MILLÓN POR VANDALISMO EN CONTENEDORES Y ATENCIÓN SOCIAL

En este contexto, cabe recordar que la rotura y vandalismo en contenedores genera un gasto para las arcas municipales que en 2013 ascendió a un millón de euros, según los datos aportados por el Consistorio, que añade que el coste aproximado de los nuevos servicios de repaso de tarde implantados con la reestructuración de limpieza viaria "para combatir los efectos de la rebusca" es de 5.585.000 euros. Así, matiza que la actividad del rebusco no solo implica a personas de exclusión social sino a gestores no autorizados.

De Pablo-Blanco pone además en valor las actuaciones sociales desarrolladas por el Ayuntamiento, teniendo en cuenta que en estos dos últimos años se ha ido incrementando el presupuesto en siete millones de euros para atender "a las personas que más lo necesitan", creciendo para los comedores sociales en un 158,62 por ciento. También, se han creado nuevos catering sociales en varios barrios de la ciudad por un importe total de 240.000 euros, entre otras medidas.

En cuanto a lo que se destina a personas sin hogar, se ha pasado de 4.120.322 euros en 2012 a 5.908.144 euros en 2013, lo que representa un incremento total de 1.787.822 euros. Además, se ha incrementado a 83 el número de profesionales que atienden a este colectivo y los equipos de calle prestan atención 24 horas y los 365 días del año. "Sevilla es una de ciudades que más plazas y recursos dispone para personas sin hogar en sus centros municipales teniendo 185 en el centro de acogida municipal y 40 en el centro de baja exigencia", concluye el Consistorio.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha