La portada de mañana
Acceder
Presidencia paga 2,5 millones en personal de Casa Real al margen de su asignación
Las tres grietas del pasaporte COVID como barrera para acceder a interiores
OPINIÓN - Abascal, el que volaba, por Elisa Beni

Juan Bosco Díaz-Urmeneta, despedida del profesor que enseñó a contemplar la belleza y la vida

Juan Bosco Díaz-Urmeneta

Quienes lo trataron de cerca, pero sobre todo quienes aprendieron de él como lectores y como alumnos, sentían en la mañana de este jueves una aflicción sin consuelo. Juan Bosco Díaz-Urmeneta, profesor de Estética de la Universidad de Sevilla, activo comisario de exposiciones y crítico de arte en periódicos como El País o Diario de Sevilla, fallecía a los 76 años en el en el Hospital Virgen Macarena de la capital hispalense a causa de las complicaciones derivadas del cáncer de pulmón que padecía.

Nacido en Sevilla en 1944, era pariente del dramaturgo Pedro Muñoz Seca y de la poeta Antonia Díaz, y fue jesuita obrero en su juventud. Hombre comprometido desde siempre –se afilió al PCE, del que llegó a ser secretario provincial, y desempeñó en faenas de comunicación para Comisiones Obreras durante la Transición–, la periodista Mercedes de Pablos lo recuerda “encabezando la primera manifestación que pedía el 28-F. Fue uno de los que puso la bandera blanca y verde en la sede de Comisiones, donde se sentía más vinculado. Fue comunista, pero demasiado inteligente para ser prosoviético”.

“Lo conocí cuando llegué a Sevilla en el año 78. Me encontré a un tío delgado-delgado, aunque siempre tuvo su barriguita, que era culto hasta decir basta, pero además con sentido del humor. La primera persona de cuyos labios oí la palabra Derrida fue él. Hizo su tesis sobre Isaiah Berlin bajo la dirección de Diego Romero de Solís, y cuando me la envió le dije: ‘Creo que casi he entendido el prólogo’. Sabía muchísimo de arte, de flamenco, de poesía, de todo. Y siempre en contra del poder y de la doctrina. Fue un disidente lúcido”.    

Después de trabajar como director de Cultura del Ayuntamiento de la Algaba, donde promovió exposiciones de altura, empezó a dar clases de Estética en la Universidad. A lo largo de su vida destacó como infatigable articulista y crítico, responsable de muestras de arte en instituciones como la Fundación Aparejadores, la Fundación Cajasol o el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, de cuya Comisión Técnica era miembro, y como docente, tanto en la Universidad de Sevilla como en el celebrado curso Transformaciones.

Según el director del CAAC, Juan Antonio Alvarez Reyes, "en el centro sentimos muchísimo la perdida de Juan Bosco Díaz-Urmeneta, persona siempre cercana a esta institución y una institución él mismo para el mundo del arte y la cultura. Además de una trayectoria profesional enorme, fue una bellísima persona, una buena persona, uno de los grandes profesionales del arte contemporáneo en Andalucía".

El sentimiento de lo sublime

A Díaz-Urmeneta se le deben memorables exposiciones de nombres como Barbadillo, Juan Suárez, Alcolea o Soledad Sevilla, y monografías imprescindibles de Joaquín Sáenz, Teresa Duclós o Carmen Laffón. De esta última artista, recientemente fue el autor de su catálogo razonado y el comisario del Semestre Laffón, el proyecto expositivo más completo dedicado a la artista sevillana. “Era absolutamente permeable con las relaciones afectivas, nunca sectario, y tenía una paciencia infinita con los artistas noveles”, añade De Pablos.

“Juan Bosco fue mi profesor de estética cuando estudiaba en la Facultad de Historia del Arte”, recuerda la directora de cine Laura Hojman. “Pero esta definición no hace justicia a lo que hizo por mí, por nosotros, aquellos jóvenes ávidos de emociones y belleza que encontrábamos en el arte un refugio, y que a veces, demasiadas, tomábamos apuntes como autómatas dictados por voces monótonas a las ocho de la mañana. Juan Bosco nos hablaba sobre la belleza, sobre el sentimiento de lo sublime, nos situaba como individuos ante las obras, los artistas y la vida. Nos hacía pensar. De nada servía estudiar de memoria para sus exámenes. Tengo muchas lagunas sobre lo que aprendí en la facultad, pero lo que él me enseñó me ha acompañado siempre en la vida”.

Hojman añade que “tuve la suerte de volver a tenerlo como profesor después de terminar la carrera, en un máster. Recuerdo que una vez, muy indignada sobre unas notas que puso a un trabajo mío, le mandé un mail replicándole. Días más tarde lo encontré en el patio de la facultad y con la cercanía que le caracterizaba, me dijo con su sonrisa bonachona: "¡Hey, pero no te enfades conmigo!". Me desmontó, claro. Porque ante todo era un buen tipo, alguien a quien le gustaba ayudar a sus alumnos y que creía en lo que hacía. Y cuánta falta nos hace eso. Al terminar la carrera, solía llamarnos a sus ex alumnos para avisarnos de que podían necesitar gente en tal museo, en tal galería, nos presentaba a aristas, nos recomendaba exposiciones, se preocupaba por cómo nos iba... Era un tío estupendo”.

'Un sabio y un ejemplo'

Los mensajes de dolor por la pérdida se han sucedido a lo largo del día de hoy. La consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Patricia del Pozo, afirmaba en su cuenta de Twitter: “Siento profundamente la pérdida del profesor Juan Bosco Díaz-Urmeneta, hombre sabio y generoso que impartió su magisterio sobre el arte contemporáneo en las aulas, en los periódicos y en las exposiciones. Su contribución al #SemestreLaffón es inolvidable”.

“Ha muerto y de pronto el universo parece haberse oscurecido”, escribía en su cuenta la periodista Pilar del Río, presidenta de la Fundación José Saramago, mientras que para Joaquín Urías, profesor de Derecho Constitucional de la US, “Juan Bosco fue maestro de generaciones de periodistas. Era cultísimo, agudo, original, comprometido. Un sabio y un ejemplo. El mejor crítico de arte que quepa imaginar. Mucho dolor para todos los que lo conocíamos”. “Uno de los contadísimos profesores que merecían de verdad la pena de la carrera de Periodismo en la Universidad de Sevilla”, lo definía en la misma red social el escritor Daniel Ruiz García.  

Etiquetas
Publicado el
22 de julio de 2021 - 20:06 h

Descubre nuestras apps