"Chupadores de subvenciones": así define a los arqueólogos el alcalde de Ciudadanos que bloquea la búsqueda de una fosa del franquismo

Trabajos arqueológicos de septiembre de 2019 en el cementerio de Salteras (Sevilla)

"Les importa más aliviar sus bolsillos que aliviar el dolor de las familias de los fusilados". Con esta acusación se ha descolgado el alcalde de Almadén de la Plata (Sevilla), Carlos Raigada (Ciudadanos), para criticar a los arqueólogos que buscan fosas comunes del franquismo. El edil sale así al paso de la polémica por el bloqueo a los trabajos para indagar la posible existencia de víctimas de los golpistas enterradas en el cementerio local, como contó elDiario.es Andalucía.

La fosa del franquismo sin abrir (y con polémica) en un pueblo de Sevilla gobernado por Ciudadanos

La fosa del franquismo sin abrir (y con polémica) en un pueblo de Sevilla gobernado por Ciudadanos

El proyecto arqueológico cuenta con financiación de la Junta de Andalucía (de 11.000 euros) desde el año pasado y tiene una retención de crédito en 2020 "por si se desbloquea la negativa del alcalde", según las fuentes consultadas por este medio. El Ayuntamiento, sin embargo, impide entrar en el camposanto porque el proyecto inicial –aprobado la anterior legislatura– señalaba como lugar probable de la tumba colectiva con hasta 32 víctimas fuera del cementerio.

Se trata de la única búsqueda de fosa aprobada y con financiación de la Junta de Andalucía que está pendiente de realizar. En el curso anterior fueron ejecutadas otras tareas arqueológicas, asociadas al mismo concurso público que Almadén, en localidades sevillanas como Alcalá del Río, Salteras o Benacazón.

"El alcalde negó tajantemente que ahí se podía hacer nada, ni fuera ni dentro del cementerio", sostiene el arqueólogo autor del informe preliminar, Miguel Ángel Vargas. "El Ayuntamiento de Almadén de la Plata impide la exhumación de 32 víctimas del franquismo", asegura también la vocal del Comité Técnico de Coordinación de Exhumaciones de la Junta de Andalucía, Concha Morón.

El alcalde, sin embargo, niega la mayor y tacha a los arqueólogos de "chupadores de subvenciones" que "siempre andan a la caza de algún Alcalde despistado" porque "les importa más aliviar sus bolsillos que aliviar el dolor de las familias de los fusilados", según un comunicado que publica en redes sociales.

"Mucho Lorca y les importa el puñetero dinero"

"Mucho Romance del amargo, mucho Camarón, mucho García Lorca y mucha fosa común, pero al final lo que les importa es el puñetero dinero", arranca su escrito el alcalde de Almadén de la Plata, único pueblo en Sevilla con Ciudadanos como partido más votado: gobierna el Ayuntamiento con mayoría absoluta, con cinco concejales por cuatro socialistas.

Andalucía, por su parte, suma un tercio de la represión golpista en toda España, con al menos 45.566 víctimas ejecutadas por el franquismo y arrojadas a 708 fosas comunes, según el Mapa de Fosas de la Junta de Andalucía. Cifras que superan al terrorismo de Estado ejercido en las dictaduras de Argentina y Chile, juntas. La mayoría de los desaparecidos forzados en suelo español, siguen tirados en fosas y cunetas.

Para el alcalde, la realidad es diferente: "Si algo me ha enseñado la experiencia después de un año de gobierno es que a estos chupadores de subvenciones que siempre andan a la caza de algún Alcalde despistado, les importa más aliviar sus bolsillos que aliviar el dolor de las familias de los fusilados", denuncia Raigada.

Cronología de una "subvención" (que no es tal)

El alcalde de Ciudadanos establece en su publicación un relato cronológico que arranca cuando "en el año 2017 el Ayuntamiento de Almadén pide una subvención para que se busquen y exhumen los restos de fusilados durante la Guerra Civil en nuestro municipio". Aunque las tareas arqueológicas no están asociadas a una "subvención" sino a un concurso público que logra una empresa en concurrencia competitiva con otras propuestas.

Para presentar el proyecto a la Junta, el Consistorio "encarga un informe técnico a un arqueólogo de la localidad donde se debe expresar el lugar donde deben buscarse los restos mortales de los fusilados", explica Carlos Raigada. El expediente señala "que dentro del cementerio no hay restos ni ninguna fosa común", subraya el edil naranja.

El propio autor de ese informe, el arqueólogo Miguel Ángel Vargas, matiza que se trata "de una hipótesis, una propuesta de trabajo, y esto no son documentos cerrados sino que pueden evolucionar y cambiar". Como ha ocurrido en Almadén, donde nuevos testimonios apuntan la posibilidad de que las víctimas estén enterradas dentro del cementerio.

"Pero resulta que 8 meses después el arqueólogo de la localidad se trastorna y dice que hay que excavar dentro del cementerio municipal porque quizás se da cuenta que excavar dentro del cementerio es más beneficioso para el bolsillo del personal subvencionado que excavar en las traseras del cementerio como indica su propio informe técnico", acusa el alcalde. Dentro, entiende, "apenas implica costes para el personal subvencionado".

"Todo esto invita a pensar que lo importante para este tipo de gente no es buscar los cuerpos en los sitios donde se puedan encontrar, sino buscarlos donde más barato les sale a ellos", según Raigada. El propio experto aludido por el regidor de Ciudadanos responde en la misma publicación en redes sociales explicando la evolución del proyecto.

El arqueólogo tilda de "irreverente" la acusación de "chupadores de subvenciones", un comentario que entiende "fuera de lugar e impropio del primer edil de un pueblo". "Es una licitación pública de la consejería de la Presidencia de la Junta de Andalucía –adjudicada a "una UTE formada por tres arqueólogos–, que quede claro que no es una subvención, ni los arqueólogos somos cazadores de subvenciones", en palabras de Miguel Ángel Vargas.

Etiquetas
Publicado el
27 de agosto de 2020 - 21:13 h

Descubre nuestras apps

stats