Localizadas ocho víctimas del franquismo en Alcalá del Río (Sevilla). | JUAN MIGUEL BAQUERO

El Ayuntamiento de Almadén de la Plata (Sevilla) no permite la búsqueda en el cementerio de una posible fosa común con 32 víctimas del franquismo. El alcalde, José Carlos Raigada (Ciudadanos), impide realizar los trabajos arqueológicos, según diversas fuentes. El regidor, sin embargo, niega la mayor. El proceso cuenta con financiación de la Junta de Andalucía (11.000 euros) desde el año 2019.

“El Ayuntamiento no niega el permiso, lo da en base al informe de la Junta de Andalucía”, alega Raigada. El alcalde apunta al expediente inicial del proyecto de actuación, aprobado por el Gobierno andaluz en la pasada legislatura, y que parte de una primera posible ubicación de la fosa fuera del camposanto.

El propio autor de aquel informe, el arqueólogo Miguel Ángel Vargas, explica que se trata “de una hipótesis, una propuesta de trabajo, y esto no son documentos cerrados sino que pueden evolucionar y cambiar”. Como ha ocurrido el Almadén, donde el testimonio del hijo del enterrador en 1936 ha desvelado que la tumba colectiva está dentro del cementerio.

Para el alcalde, “generar una polémica de esto es absurdo”. Pero hay voces contrarias a este parecer. “El Ayuntamiento de Almadén de la Plata impide la exhumación de 32 víctimas del franquismo”, asegura la vocal del Comité Técnico de Coordinación de Exhumaciones de la Junta de Andalucía, Concha Morón.

“El alcalde negó tajantemente que ahí se podía hacer nada, ni fuera ni dentro del cementerio”, sostiene el arqueólogo autor del informe preliminar. “Ha sido una decisión política y el proyecto parece que se cae”, lamenta el portavoz de la oposición en Almadén, Guillermo Martínez (PSOE). Almadén de la Plata es el único pueblo en Sevilla con Ciudadanos como partido más votado: gobierna el Ayuntamiento con mayoría absoluta, con cinco concejales por cuatro socialistas.

Defensa del alcalde: "tengo que tomar decisiones rigurosas"

Aunque la partida destinada al trabajo arqueológico en Almadén "se perdió", la Junta de Andalucía ha hecho una retención de crédito en 2020 "por si se desbloquea la negativa del alcalde", según las fuentes consultadas por este medio. Una salida que esperan las familias de las víctimas y el equipo arqueológico encargado de la localización de la tumba ilegal.

“El Ayuntamiento no niega la búsqueda, concede permiso en los términos en que se concede la subvención”, insiste Raigada. “No es una decisión arbitraria ni está fundamentada en ningún tipo de historia ética ni política, quiero que se encuentren los restos de sus familiares que quedaron enterrados pero como alcalde tengo que dar decisiones rigurosas”, explica.

“No hay negativa”, subraya, y se muestra “sorprendido de que no hayan iniciado los trabajos” en el exterior del cementerio. “Imagine que el equipo de arqueólogos dice va a levantar la plaza del pueblo… ¿basado en qué, en nada?”, expone el primer edil. “No tengo constancia de que el permiso para actuar sea en todo el término municipal, entonces podrían levantar todo el pueblo”, dice.

La primera hipótesis apuntaba a que el enterramiento colectivo estaría fuera del camposanto. Y a esta versión se agarra el alcalde. La indagación posterior al expediente de autorización de la Junta -al que ha tenido acceso eldiario.es Andalucía- señala que estaría dentro del recinto.

“Era una hipótesis de trabajo, no necesariamente lo que había que hacer”, cuenta a este medio el arqueólogo Miguel Ángel Vargas. “El informe que yo tenía se basaba en datos objetivos, puramente arqueológicos, de que se pudiese encontrar la fosa común en el exterior del cementerio, en un antiguo pozo de mina, sin embargo, avanzado el tiempo, hablamos con el hijo de la persona que era el enterrador en 1936 y nos dijo que la fosa estaba dentro y a mayor profundidad que lo que se ha hecho para cimentar los nuevos nichos”, explica.

[[OBJECT]]

La “sangrante” realidad de las fosas “por abrir”

“Y el alcalde nuevo negó la autorización de los trabajos”, asegura el arqueólogo. El equipo científico al que se adjudicó el proceso puso en conocimiento de la administración andaluza la imposibilidad de efectuar la tarea pendiente, al menos catas que evalúen si hay fosa o no en el cementerio. Todas la partes están a la espera de resolución.

En otros procesos anteriores han surgido dificultades con otros ayuntamientos, de todo signo político. En este caso se trata del primer alcalde, además de Ciudadanos, “del único alcalde que no permite abrir una fosa del franquismo teniendo dinero para hacerlo”, mantiene la vocal del Comité Técnico de Coordinación de Exhumaciones de la Junta de Andalucía, Concha Morón.

En la misma situación que Almadén de la Plata quedaron otros tres pueblos que sí autorizaron las intervenciones en 2019 y que tuvieron resultado positivo. Son los casos de Alcalá del Río, con cinco fosas localizadas y 14 víctimas recuperadas; Salteras, con cinco cuerpos exhumados; y Benacazón, con uno, según los informes del equipo de arqueólogos coordinado por Jesús Román.

“Es sangrante que con la cantidad de fosas por abrir, una que tiene autorización, financiación y contratación de arqueólogos por la Junta de Andalucía, no se pueda abrir porque el alcalde se niega”, manifiesta Morón. El alcalde "ha negado la autorización a los arqueólogos para realizar catas de indagación dentro del cementerio municipal donde, según fuentes orales procedentes de familiares del que fuera sepulturero en 1936, se encontrarían arrojados los restos de las víctimas asesinadas en dicho municipio”, manifiesta.

“El Ayuntamiento sostiene que el informe que se presentó en su día para solicitar la exhumación a la Junta de Andalucía situaba, presumiblemente, la fosa, en las afueras del cementerio”, continúa. Pero “con ello ignora que la autorización para localizar y exhumar emitida por el Comité Técnico de Coordinación de Exhumaciones de la Junta de Andalucía el 3 de julio de 2017, abarcaba todo el término municipal.", según la vocal del Comité Técnico de Coordinación de Exhumaciones de la Junta de Andalucía.

“Solicitud de familiares de víctimas”

“Once mil euros perdidos y 32 familias sin poder rescatar los restos y darles digna sepultura a las víctimas del franquismo en Almadén de la Plata”, lamenta Concha Morón. La Junta de Andalucía autorizó las tareas de indagación, localización, exhumación e identificación genética de la fosa “para atender la solicitud de varios familiares de víctimas del franquismo avalados por el entonces gobierno socialista del Ayuntamiento de Almadén de la Plata”, cuenta.

“Esta autorización –publicada en BOJA de 1 de agosto 2017– abarca todo el término municipal, aunque, en principio, se creía que estaba localizada en el exterior del cementerio municipal”, precisa. Y la ya extinta dirección general de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía “dejó cerrado el procedimiento de contratación y la financiación prevista en diciembre de 2018, con 11.000 euros, antes del cambio de gobierno en Andalucía”.

“El proyecto lo iniciamos en 2016 con la dirección general de Memoria Democrática en coordinación con familiares y en 2017 enviamos las peticiones y el informe”, cuenta el portavoz de la oposición, Guillermo Martínez. El edil espera que se resuelva el conflicto. “Si se tiene voluntad siempre se pueden buscar alternativas, aquí lo que está claro es que al Gobierno de Ciudadanos, en Almadén y en la Junta, este tema de la Memoria Histórica no les interesa”.

"Conmigo no se ha puesto en contacto nadie"

El alcalde, sin embargo, no está de acuerdo en absoluto. “Yo no he evitado nada, he dado permiso según la documentación”, recalca. “Que dicen que es en otro sitio… no lo sé, tendrán que presentar otro informe, que sea serio, y que se opone a un informe previo, y les daré permiso”. En todo caso “conmigo no se ha puesto en contacto nadie, los siguientes desde hace un año son ustedes, por eso me sorprende su llamada sobre este tema”, asegura José Carlos Raigada.

Etiquetas
Publicado el
20 de agosto de 2020 - 00:48 h

Descubre nuestras apps

stats