Un diputado del PP de Sevilla se defiende ante el juez de las lesiones psíquicas denunciadas por una antigua compañera

Luis Paniagua, en la Diputación

Javier Ramajo


0

Nuevo trago judicial para Luis Panigua, actualmente concejal del PP en el Ayuntamiento de Bormujos (Sevilla) y diputado en la Diputación Provincial, exportavoz de los populares en la institución provincial y expresidente de las Nuevas Generaciones de Andalucía. Después de ser condenado por llamar “ladrón” al líder de Ciudadanos en Dos Hermanas, Manuel Varela, y de haber sido investigado en el caso del chantaje al excandidato naranaja, Paniagua se enfrenta a cinco años de cárcel por delitos contra la integridad moral y de lesiones psíquicas sobre la que fuera portavoz del PP en Dos Hermanas, Cristina Alonso. La Fiscalía le pide dos años de cárcel.

Polémica por un vídeo del presidente de Nuevas Generaciones del PP de Sevilla bailando en una discoteca con amigos y sin mascarilla

Polémica por un vídeo del presidente de Nuevas Generaciones del PP de Sevilla bailando en una discoteca con amigos y sin mascarilla

Alonso llega al juicio “con ganas de zanjarlo todo”, según expone a este periódico. Con la perspectiva de los casi siete años que han pasado desde que se originaron los hechos denunciados (tras las municipales de 2015), la abogada, desvinculada ya de la política al acabar “escarmentada”, comenta las “vejaciones” sufridas y la “depresión y ansiedad” con la que acudía a su puesto de trabajo. “Sentía mucha impotencia de que nadie me ayudara y solucionara aquello que estaba pasando hasta que no tuve más remedio que pasar a ser concejal no adscrita” en julio de 2016, recuerda la exportavoz popular, que se sumó posteriormente al proyecto de Contigo Somos Democracia y también pasó por Vox ante las elecciones de 2019.

Será el Juzgado de lo Penal 4 de Sevilla el que celebre este viernes el juicio contra un antiguo protegido de Javier Arenas que, en los primeros tiempos de la pandemia, se vio también envuelto en polémica tras la difusión en redes sociales de un vídeo en el que aparecía con otro miembro del PP bailando en una conocida discoteca de Sevilla, junto a amigos y familiares, sin respetar la distancia de seguridad y sin mascarilla de protección contra el coronavirus.

El juicio incluye como testigos propuestos por el acusado a la presidenta del PP de Sevilla, Virginia Pérez, “amiga íntima” de Paniagua, según la denunciante, y a la actual portavoz en el Ayuntamiento de Dos Hermanas, Carmen Espada, según el documento de señalamiento recogido por Europa Press. También figura como testigo el exconcejal nazareno Luis Gómez, escindido del PP en el marco de la crisis interna sufrida por la agrupación local en el anterior mandato municipal. Paniagua se enfrenta también al pago de 39.600 euros de responsabilidad civil, coincidentes con los “famosos”, según dice, que le propuso como pacto por retirar la denuncia y evitar un juicio que ahora ya no tiene marcha atrás.

La acusación

El 23 de enero de 2020, el Juzgado Mixto número 1 de Dos Hermanas acordó abrir juicio oral contra Paniagua, quien en ese momento renunció a sus cargos de portavoz del PP en la Diputación de Sevilla y de vicesecretario de Organización del partido en Sevilla. El diputado popular defendió entonces su “inocencia”, aseguró ser “víctima de un chantaje” y dio que en el juicio se probaría que “nunca” ha hecho “daño a nadie”.

En el escrito de acusación de la Fiscalía, recogido por Europa Press, se detalla que el 27 de mayo de 2015, cuando Paniagua y Cristina Alonso iban a estar juntos en el Grupo popular del Ayuntamiento de Dos Hermanas tras las elecciones municipales de ese año, el primero de ellos reclamó a la edil “explicaciones” de sus conversaciones con Manuel Varela, quien fuera candidato de Ciudadanos a la Alcaldía de Dos Hermanas y promotor de aquella denuncia por chantaje, finalmente saldada el año pasado con un único condenado por encubrimiento. Cabe recordar que el juzgado, en octubre de 2017, sobreseyó la causa respecto al entonces edil del PP.

Tras aquel día, según la Fiscalía, Paniagua se dirigía a Alonso reprochándole supuestamente que “no valía para nada” y avisándole de que todos se “reían de ella” porque “no tenía ni idea de nada”, llamándola incluso “niñata antigua”, siempre supuestamente. En otra ocasión, según la Fiscalía, habría llegado a decirle “niñata de mierda, me tienes harto, la voy a coger de los pelos y la voy a arrastrar”, expresiones que generaban en aquella “el consiguiente desasosiego”, pues Paniagua se dirigía a Cristina Alonso con estas expresiones para “menoscabar su dignidad” y para que esta “abandonase el cargo de portavoz del grupo municipal”, como así sucedió finalmente.

Para ello, la Fiscalía considera que el acusado “le cambió el lugar de su mesa de trabajo, le arrancó los cables del ordenador que tenía asignado, le rompió papeles propios de su actividad como concejal, tiró al suelo la fotografía de su hija menor y ocultó las comunicaciones del Ayuntamiento dirigidas a ella”, con el fin de “dificultar su labor y que la misma apareciese como incapaz de desarrollar su actividad política”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats