eldiario.es

9

ARAGÓN

La división entre las confluencias de izquierdas en Huesca estalla a un mes de las elecciones municipales

Cruce de acusaciones entre Cambiar Huesca y Con Huesca, la nueva plataforma en la que se integran Podemos y Equo que encabeza Pilar Novales tras abandonar la militancia en Izquierda Unida y a la que también se ha unido Silvia Mellado

Ambas formaciones descartan la integración bajo unas únicas siglas después de que Cambiar haya solicitado a Novales y Mellado que abandonen esta coalición y las haya tachado de “oportunistas” y “tránsfugas”

Silvia Mellado y Pilar Novales, de Con Huesca

Silvia Mellado y Pilar Novales, de Con Huesca Huesca

La atomización de las confluencias de izquierdas marca las semanas previas al inicio de la campaña municipal en Huesca. El socialista Luis Felipe aspira a repetir en la Alcaldía que todavía ostenta con ocho concejales y el respaldo de Aragón Sí Puede. Pero esta formación no concurrirá el 26 M. Sus anteriores socios de gobierno antes de romper la alianza, Cambiar Huesca, sustentada en buena medida por Izquierda Unida, se han disgregado entre una lista que mantiene la nomenclatura pero en la que no aparecen sus principales cabezas visibles y una nueva formación que bajo el nombre de Con Huesca aglutina a militantes de Podemos, Equo y a independientes.

Y estas dos plataformas se encuentran muy lejos de entenderse. En los últimos días han mostrado sus discrepancias de manera pública, lo que convierte en inviable una alianza de izquierdas en estos comicios. En el centro de la cuestión se ubica Pilar Novales, militante de Izquierda Unida durante décadas y concejala del Ayuntamiento y diputada provincial esta legislatura con Cambiar Huesca. Novales anunció su salida de IU y días después su condición de cabeza de lista de Con Huesca. La acompaña Silvia Mellado, asimismo con cargos públicos bajo esta misma nomenclatura y perteneciente a Equo, que se desligó de Cambiar en febrero.

Pilar Callén, coordinadora de la asamblea local de IU, será la cabeza de lista de Cambiar Huesca tras ganar en las primarias de la formación, seguida por el histórico militante y exconcejal Jesús Pérez Navasa, Raquel González y Víctor Pardo, este último independiente. Por su parte, Con Huesca-Podemos-Equo se estrena, como ha destacado Novales, con un equipo humano “que conjuga experiencia, juventud, diversidad en cuanto a procedencia política y experiencia en ámbitos sociales y compromiso social demostrado de sus miembros en su trabajo por esta ciudad”. Su número dos es el escritor oscense Óscar Sipán.

Renuncia a los cargos institucionales

En este contexto, en Cambiar Huesca han “invitado” a Novales y Mellado a que abandonen la coalición por la que resultaron elegidas en las pasadas elecciones municipales “dada su incorporación a una plataforma en abierta competencia política con Cambiar”. Igualmente, instan a Novales y Mellado a renunciar a las delegaciones institucionales que ostentan en el Ayuntamiento, Diputación de Huesca y Comarca de la Hoya.

Responsables de coordinación de Cambiar Huesca han indicado que trataron de clarificar la situación institucional y profesional de ambas pero que por toda respuesta obtuvieron “la presentación pública de la candidatura Con Huesca y su incorporación a la lista que concurrirá a las próximas elecciones municipales en abierta competencia con Cambiar”. Así las cosas, se ha alcanzado un punto de no retorno que la coalición “lamenta y critica”.

A su juicio, “abdicar de la militancia en Cambiar Huesca, pero no renunciar a los cargos institucionales ni las remuneraciones económicas consiguientes constituye un inadmisible ejercicio de oportunismo tránsfuga, un acto de deslealtad, así como un flagrante incumplimiento del código ético y el reglamento organizativo al que en su día se vinculó esa persona, o personas, por voluntad propia”. La confluencia admite que “dignificar la vida pública en ocasiones obliga a tomar decisiones dolorosas” y asegura que sus intereses se encuentran “por encima de intereses mezquinos y la perversión de las reglas del juego democrático”.

Novales y Mellado han replicado que Cambiar Huesca es “sólo un nombre” que “desaparecería en mayo de 2019 junto con sus grupos institucionales, de no ser porque Equo ha autorizado su utilización a la nueva confluencia oscense, es decir, Izquierda Unida e independientes, para concurrir a las elecciones de mayo”. Y matizan que se trata de una organización política diferente y que mantenerse en sus cargos tiene que ver “con el compromiso y la responsabilidad adquiridas ante la ciudadanía, que va mucho más allá de las siglas”.

Para ambas, “abandonar esos puestos ahora o haberlo hecho cuando dimos a conocer nuestra intención de participar en Con Huesca, en ambos casos sin tiempo material para ser sustituidas, tendría consecuencias graves”. Y es que argumentan que en el caso de Silvia Mellado, consejera responsable de Servicios Sociales en la Comarca, posee una responsabilidad directa en la prestación de este servicio. Y que Novales realiza tareas de control desde la oposición en pleno proceso de transferencias del servicio de extinción de incendios.

Las dos proponen a Cambiar Huesca que, “en lugar de obsesionarse con otras organizaciones con las que muy probablemente tendrá que entenderse”, se movilice para tratar de frenar “a la derecha más reaccionaria”. La coalición ha tratado de zanjar el debate dejando claro que no es una marca comercial y sí “un proyecto de encuentro para la elaboración y acción política integrado por ciudadanos y ciudadanas que, desde su militancia en organizaciones políticas o sociales o a partir de su compromiso personal, se articulan como movimiento político y social, en la forma jurídica de coalición electoral”.

Y que su código ético impide que la participación en la vida pública se convierta en “una profesión de por vida”. Este censura que alguien que lleva más de ocho años como cargo público pueda volver a renovar su sillón como concejala. “Entendemos que es ese el principal motivo, y no otro, por el que han tomado la decisión de buscar un nuevo partido político que les permita vulnerar el código ético por ellas suscrito y continuar durante cuatro años más en la función pública”, concluyen antes de criticar la “soberbia” de Mellado y Novales por pensar que su participación es “imprescindible para las instituciones” y tildar estas diferencias de “dolorosas”.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha