Una casa histórica de Nocito, en Huesca, se convierte en un refugio de montaña para revitalizar el municipio

Nocito, en el Valle de Belsué

La antigua casa Lardiés de Nocito (Huesca) se va a convertir en un salón multiusos que podrá ser utilizado por montañeros, vecinos y vecinas o visitantes. El inmueble está en proceso de rehabilitación y se trata de una iniciativa para revitalizar esta localidad que llegó a estar deshabitada y ahora cuenta con 16 personas censadas.

Nocito es uno de los centros neurálgicos del senderismo y el deporte de montaña en la Sierra de Guara, y desde aquí parten cada año cientos de montañeros, corredores y turistas para realizar las diferentes rutas y opciones que ofrece su entorno.

Su alcalde, Guillermo Palacín, recuerda "la dignidad y honradez" de la familia que mantuvo abierta esta casa aun cuando el pueblo había quedado ya casi deshabitado "y gracias a lo cual podemos estar hoy hablando de rehabilitación de un edificio histórico para Nocito".

Para el presidente de la Peña de Guara, Manolo Bara, el espacio multiusos y el refugio de Nocito suponen "conseguir un sueño" que dura ya más de 50 años. Recuerda que ya en los años 70 los miembros del club "venían a disfrutar de estos parajes como primeros montañeros que se acercaban por la zona, y la familia que entonces vivía en Casa Lardiés nos acogía, nos daba de comer y nos daba cobijo. Y ese es precisamente el espíritu que queremos mantener".

Las nuevas instalaciones, ha indicado, servirán "no para vivir del pasado sino del futuro", y explica que serán "un punto de encuentro para escolares, familias, turistas, montañeros, senderistas o ciclistas".

La vicepresidenta de DPH, Elisa Sancho, explica que estas instalaciones servirán para revitalizar el día a día de los vecinos de Nocito y han puesto en valor la colaboración publico-privada "gracias a la cual se crean nuevos espacios para el encuentro en el medio rural, donde las relaciones interpersonales son más importantes si cabe".

Estas obras van a contar con una inversión superior a los 386.000 euros, de los que casi 310.000 son aportados por la institución provincial. El resto está financiado por el Ayuntamiento de Nueno, que también sufraga una parte de las obras de rehabilitación de Casa Lardiés.

Prames es la empresa promotora del proyecto de rehabilitación de Casa Lardiés. Su coordinador, Félix Arjona, cuenta que el edificio estaba muy deteriorado y, además de sanear, "ha habido que aplicarle el reto de las modernidades, principalmente en los métodos constructivos". Pese a ello, se va a conservar la estructura antigua del edificio y la rehabilitación se hará con los materiales que se han podido aprovechar.

En este caso, el presupuesto total del proyecto es de 804.568 euros, de los que 172.770 son aportados por el Ayuntamiento de Nueno, otros 100.000 proceden de ayudas LEADER a través de Adesho, y el resto son brindados por Peña Guara.

Etiquetas
Publicado el
20 de julio de 2021 - 23:05 h

Descubre nuestras apps