Viviendas municipales para combatir el chabolismo en Huesca

Intervención policial en el poblado de chabolas del Camino de Jara

Huesca mantiene una cruzada de décadas para erradicar el chabolismo en el entorno de la ciudad y en las últimas fechas ha dado un paso en firme para realojar a la población gitana, de entre 70 y 80 personas de las que la mitad son menores de edad, asentada en el conocido como Camino de Jara, un espacio en origen provisional que se levantó en 2002 con el traslado a esta zona de las ocho familias que vivían en otro emplazamiento, el camino de Apiés. Se pretendía erradicar esta situación por medio de la integración laboral y social pero, por el momento, no se ha conseguido.

Los cinco módulos con nueve viviendas iniciales se han indo incrementado con otras construcciones habitadas por nuevas familias que se han formado en el propio asentamiento. Así, el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Huesca han firmado un convenio de colaboración para avanzar en el derribo y saneamiento de las chabolas y en la adecuación y mejora de las viviendas municipales en las que se irá realojando a estas personas. El ejecutivo autonómico destinará 80.000 euros este año para colaborar con el consistorio en este proceso progresivo de realojamiento e integración de las familias y con el derribo de las viviendas del asentamiento que queden vacías.

El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda, José Luis Soro, destacó que el convenio “pone de manifiesto el compromiso de ambas instituciones con el derecho a una vivienda de toda la ciudadanía, que es un derecho básico para el acceso a otros servicios”. Y explicó que “es un ejemplo del trabajo realizado en Huesca, que ha permitido ya conseguir avances, como la erradicación de asentamientos” y ha añadido que “ahora es necesario continuar con la intervención, dando acompañamiento y apoyo educativo, y plantearse nuevos objetivos”.

Por su parte el alcalde de Huesca, Luis Felipe, señaló en la presentación del acuerdo que el objetivo final será la erradicación del poblado chabolista y recordó que no es un trabajo inmediato, sino “un proceso progresivo que se realiza a través de los Servicios Sociales y un trabajo concreto que se realiza con cada familia”. La erradicación del chabolismo requiere “una intervención integral con las familias para que se puedan adaptar a la vida en el núcleo urbano y en otra tipología de vivienda, trabajo con la comunidad de vecinos, acompañamiento para la integración en el centro escolar, integración en el sistema de Salud…”.

El plan implica la construcción de vivienda social y la intención es que las obras se liciten este verano para comenzar los trabajos a finales de año o principios de 2022 en las calles Merced y San Lorenzo. Soro aclaró que esta promoción será para alquiler asequible, “atendiendo a un sector de la población que sin estar en riesgo de vulnerabilidad tampoco pueden acceder a un alquiler en el mercado libre”. Las viviendas, además, serán construidas con los estándares de viviendas de consumo energético casi nulo.

La Fundación Secretariado Gitano en Huesca vela por este colectivo y siempre ha colaborado con las instituciones para favorecer la inserción laboral o promover planes educativos. Ya en 2010 estimuló en el aula ubicada en el poblado del Camino de Jara un taller durante el periodo vacacional de Semana Santa para fomentar la cooperación entre los miembros del grupo, observar su forma de relacionarse en los diferentes ámbitos, corregir comportamientos inadecuados en las relaciones interpersonales y reforzar las conductas que facilitan la integración en el centro.

El Gobierno de Aragón diseñó y puso en marcha en 2016 un Plan Integral de Atención a la Población Gitana de Aragón enmarcado en la Estrategia Nacional para la Inclusión Social de la Población Gitana en España para prevenir y atender las situaciones de exclusión de las personas o los grupos y desarrollar estrategias que favorecieran su inclusión social.

En la agenda se marcó llevar a cabo actuaciones específicas en aquellos ámbitos de intervención que se consideran prioritarios para favorecer el pleno ejercicio de los derechos y el acceso a bienes y servicios de la población gitana, con la participación y colaboración de los actores implicados en áreas como la educación, el empleo, la vivienda y la salud. Asimismo, eliminar toda forma de discriminación y promover la igualdad de trato, atendiendo a las especificidades de género, en la línea que diseña el Pacto Europeo para la Igualdad de Género 2011-2020.

Tener en cuenta la distinta posición de hombres y mujeres, sin olvidar la especial vulnerabilidad de éstas últimas en el mercado laboral y otros motivos de discriminación múltiple: discapacidad, nacionalidad, origen racial o étnico, religión o creencias, orientación e identidad sexual o cualquier otra condición o circunstancia personal o social, y la participación efectiva en la sociedad. Mejorar la imagen de la población gitana era otro de los objetivos de esta estrategia aprobada el 20 de marzo de 2018 por parte del Grupo de Participación del Pueblo Gitano, coordinado por el Instituto Aragonés de Servicios Sociales.

En marzo de 2012, el Consejo de Ministros aprobó la Estrategia Nacional para la Inclusión Social de la Población Gitana 2012-2020, que derivaba de la llamada que la Comisión Europea hizo a los estados miembros a través de su comunicación del 5 de abril de 2011 pidiendo “un marco europeo de estrategias nacionales de inclusión de población gitana hasta 2020”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats