Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El ataque limitado de Israel a Irán rebaja el temor a una guerra total en Oriente Medio
El voto en Euskadi, municipio a municipio, desde 1980
Opinión - Vivir sobre un polvorín. Por Rosa María Artal

Trece menores implicados en la difusión de fotos de niñas desnudas manipuladas con IA en Utebo (Zaragoza)

Policía Judicial.

ElDiarioAragón

Zaragoza —

1

Siete menores, en una trama en la que hay implicados un total de 13 pero seis de ellos tienen menos de 14 años y son inimputables, han sido investigados tras difundir fotografías de otras menores que fueron manipuladas con Inteligencia Artificial (IA) para obtener una imagen falsa de la víctima en la que se veía su cuerpo desnudo. Los hechos se han producido en Utebo, una localidad próxima a Zaragoza, y la operación la ha llevado a cabo el Grupo de Personas de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Zaragoza. 

La denuncia de los padres de varias jóvenes ante la difusión de unas fotografías donde aparecían desnudas fue el inicio de la investigación por parte de la Guardia Civil. 

Según todos los denunciantes, las víctimas se dieron cuenta que estas fotografías estaban circulando por grupos de mensajería móvil entre varios menores del instituto al que pertenecían, que incluso ofrecían la posibilidad de adquirir cada imagen por cinco euros, informa el instituto armado.

Los menores enviaban por mensajes con el móvil las fotografías de compañeras de instituto que previamente habían obtenido tras realizar capturas de pantalla de imágenes publicadas por ellas en sus perfiles de una red social.

Posteriormente, las fotografías eran manipuladas mediante una aplicación de Inteligencia Artificial, obteniendo una falsa imagen de la víctima desnuda, que era difundida en el chat de los implicados y de sus contactos. 

Además, se comprobó que llegaron a ofrecer la adquisición de las imágenes de las menores a cambio de dinero, concretamente cinco euros por fotografía.

Cuando las víctimas conocieron la existencia de estas fotografías, los jóvenes implicados crearon un segundo chat con la intención de concertarse entre todos ellos para borrar las imágenes de sus teléfonos móviles y que no constase ningún tipo de prueba en sus dispositivos en caso de que la Guardia Civil investigase estos hechos.

La investigación ha finalizado con la investigación de siete menores, de 14 y 15 años, por presunto delito de pornografía infantil y otro contra la integridad moral, mientras que las diligencias por los otros seis implicados se han remitido a la Fiscalía de Menores.

Etiquetas
stats