eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Patricia Canet

Llicenciada en Història per la Universitat de València. Com molts, lluitant per plenar currículum. Inconformista per naturalesa, políticament desconfiada per obligació i amant de les teories conspiratòries.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 17

Valencia, tú antes molabas

14 de abril. Parafraseando a Karina, cualquier tiempo pasado nos parece (y en este caso, indudablemente lo fue) mejor. Banderas tricolores inundan las redes sociales, banderas no aptas para aprensivos para con el color púrpura y lo que ello representa.

Entre tanta nostalgia, me puse a pensar. Hay quien reverencia hoy las virtudes de la República, los grandes avances que ella trajo a España, entre los que yo misma me incluyo. Así, lejos de escribir una homilía más a lo que se inició en 1931, pensé que tal vez debía repararse un poco también en lo que llevó a la instauración de la República, es decir, las elecciones municipales del 12 de abril de 1931. Muchos podrían decir que tan sólo fueron la más clara evidencia de la caída en picado de una corrupta y podrida monarquía, de ahí los buenos resultados de los republicanos. Tendrían su parte de razón, claro. También es cierto que habría que contemplar otras muchas variables. El fenómeno humano puede que sea fácil pero nunca es simple.

Seguir leyendo »

El problema de España son los españoles

El problema de España son los españoles. Desde la primera vez que oí esta sentencia de muerte al hecho de poseer la ciudadanía española, la convertí en una de mis máximas y no dejo de recordarla cada vez que esta sociedad me decepciona, hecho ya por cierto que pasa inadvertido a fuerza de estar tan inmerso en la rutina.

Una de las últimas veces que volví a repetir la ilustre cita fue el pasado domingo. Ya digo que no esperaba gran cosa del asunto, pero he admitir no obstante que incluso me planteé ser católica un ratito por tener algo de fe. Pero no. Como siempre, ser católico resulta inútil. Conseguí permanecer del lado de la sensatez.

Seguir leyendo »

Caloret. Versión conspiratoria

Mi más firme condena al atentado lingüístico orquestado por la sempiterna y auténtica fallera mayor. Vaya eso por delante no se me vaya a ofender alguien. Sigo.

Han pasado ya varios días desde la noche de autos y continua la pesadez de las fotos, de los vídeos y tonterías por el estilo. Perfecto. Ya hay circo para el circo que son las fallas. Todos contentos. Por eso, del pan, mejor no hablamos. De toda esta situación me sorprenden varias cosas. O tal vez no, porque en cuanto a coherencia se refiere, parece que ésta sea una enfermedad contagiosa con la cual evitar el contacto a toda costa.

Seguir leyendo »

Planificación familiar. Vatican Edition

Probablemente recuerden las declaraciones de altos vueltos vuelos (lo digo porque lo hizo en un avión, no por la calidad de sus palabras) de hace varias semanas del señor pontífice en las que afirmaba que para ser un buen católico no es necesario tener hijos como conejos. Sí, utilizó el vocablo “conejos”. Qué moderno él.

A esa sentencia tan sumamente simple siguieron las alabanzas de quienes siempre alaban al “secre” de dios en la Tierra pero también, y lo que es más molesto, de otros medios supuestamente (¡oh, divina presunción!) de tendencia izquierdista. Es ridículo hasta límites desconocidos por la mente humana ver cómo editoriales, programas, contertulios y personas de a pie que creías progresistas, en el buen sentido de la palabra si es que ello a estas alturas puede ser, se deshacen en alagos hacia la cabeza visible de la institución más retrograda de la historia de la humanidad.

Seguir leyendo »

Postureo histórico

El pasado martes día 27 se celebró en el Senado un Acto de Estado (sí, así, en mayúsculas) en conmemoración de la liberación del campo de Auschwitz. Dicho esto, cierro titular y empiezo con la conspiración.

Como pasó hace unas semanas a raíz de la desgracia que vivió París, a las más altas instituciones del estado español no les han faltado piernas para sumarse hipócritamente a la denuncia del horror nazi. No estoy diciendo que ello no deba hacerse. Me explicaré. Más vale que lo haga porque este país sólo entiende de blancos y negros y yo voy, más bien, por una zona gris.

Seguir leyendo »

¿Quién es Charlie?

Honestamente, a mí todo lo que ha pasado estos últimos días me confunde muchísimo. Me confunde que aquí todo el mundo sea Charlie. “Je suis Charlie” ha sido la frase de moda esta última semana. No pretendo tratar el tema con frivolidad, pero creo que no se rinde ningún homenaje al verdadero Charlie anteponiéndole el egoísta pronombre de la primera persona del singular. Ninguno de nosotros es Charlie. Charlie sólo hay uno. Charlie no soy yo, ni tú, ni nosotros, ni vosotros.

En primer lugar, no somos Charlie porque la gran mayoría de nosotros no hubiéramos tenido el valor de asociar nuestro nombre y con ello nuestra integridad y vida misma a la caricatura de un personaje religioso la cual está penada con la muerte, como los hechos se han encargado de demostrar. Esa osadía sólo se materializó en un lugar.

Seguir leyendo »

Despropósitos de daño nuevo

Después de tantas comidas, demasiadas bebidas y algún que otro remordimiento camuflado entre risas, el cambio de año es el inevitable tema de conversación. Ahí se empieza a tener consciencia verbal de lo que quiere dejarse atrás, de lo que nos gustaría que nos dejara atrás y lo que sabemos que no nos dejará atrás. Amor, curiosidad, prozak y dudas. Título de película que también sirve para resumir lo que contienen la mayoría de los propósitos de año nuevo.

El escenario es prescindible, las protagonistas son prescindibles, pero el hecho, pese a que debería serlo, parece que no es tan prescindible.

Seguir leyendo »

Ya es navidad en Moncloa

Si ciertos grandes almacenes ya se encargaron hace bastantes semanas de recordarnos la llegada de la pesadez que siempre es la navidad, quien ahora se pone las pilas para contagiarnos ese espíritu de concordia que se dice debe reinar estas fiestas es la mismísima Moncloa. Pero dado este origen, concordia debe entenderse a partir de ahora como lo que realmente es la navidad, la causa de más un cabreo.

Mariano, sus ministros, la bancada del PP en el Congreso y, en general, todo el blue team han decidido estos últimos días darnos unos regalitos como muestra del infinito amor que profesan a la libertad y a la justicia. Así nos llega la destitución del juez Ruz y las leyes de transparencia, de seguridad ciudadana y de propiedad intelectual.

Seguir leyendo »

No hay perdón ni de su dios

Creo firmemente que hay personas que no merecen vivir. Oír desgracias como las protagonizadas por los desgraciados de los Romanones me hace pensar en ese tipo de personas. Difícilmente se puede rebatir el hecho de que el mundo estaría mejor sin esos energúmenos. No obstante, lejos de hacer un alegato en favor del corredor de la muerte, quisiera detenerme en las dantescas imágenes de los miembros del arzobispado de Granada tirados en el suelo implorando perdón.

Sinceramente, me da bastante miedo pensar que esta gente cree que un superhombre, y por extensión ellos mismos, sea capaz de perdonar las atrocidades cometidas por sus colegas pero que ese mismo jefe no tolera que dos personas vivan una relación sin pasar por el matrimonio, por poner un ejemplo. ¿Me lo parece a mí o las cuentas no salen? Lo más gracioso es que en cualquier sermón, los funcionarios de dios nos tachan a los ateos de seres desprovistos de moral. ¿De verdad, soy yo o aquí la insensatez roza el límite del entendimiento humano?

Seguir leyendo »

Blaverismo forever and ever

Lo han vuelto a hacer. Cuando crees que no se les puede ocurrir otra manera más de sacar a pasear su rancia ideología derechil, te sorprenden. Ese mérito hay que reconocérselo. Espíritu de superación, tienen.

Pues bien, la última ocurrencia de las mentes avanzadas a su tiempo que forman el Consell ha sido publicar una ley de señas de identidad. Si de por sí la idea de redactar un texto en el que se recoja aquello que se es como colectivo ya es bastante ridícula además de discriminatoria, ambos adjetivos adquieren mayor envergadura si tenemos en cuenta todo lo que rodea la publicación de esta ley.

Seguir leyendo »