eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Patricia Rafael

Periodista. Ha trabajado en El Día de Valladolid, La Clave, ADN y Público. También he estado en el otro lado trabajando en la Secretaría de Estado de Comunicación y la Secretaría de Movimientos Sociales y Relaciones con las ONG del PSOE.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 1647

"Vecina, despierta, especulan en tu puerta": un edificio de Lavapiés se organiza contra su desalojo

Desde el pasado sábado los que pasan por la madrileña calle de Argumosa, en pleno barrio de Lavapiés, es imposible que no vean los enormes carteles que cuelgan de la fachada del número 11: “Proindivisos nos quita los pisos; #no nos vamos; Argumosa 11 se queda” o “¡Vecina, despierta! Especulan en tu puerta #nos quedamos” o “El barrio para quien lo habita, fuera buitres de nuestro barrio”. Es el grito de socorro de la casi veintena de inquilinos que en los últimos meses han recibido cartas de la nueva empresa propietaria del edificio, Inversión en Proindivisos S. L., anunciándoles de que sus contratos no serán renovados, algunos con más de 20 años de antigüedad, y que deberán abandonar sus casas según se vaya venciendo a lo largo de este año.

En noviembre, llamaron a sus puertas dos representantes de la nueva propiedad ofreciendo a los inquilinos 2.000 euros si dejaban el piso vacío en dos meses. Según explican los vecinos, solo se fue uno. Tres más tuvieron que dejar sus casas a principios de este año al finalizar sus contratos. Desde entonces estas cuatro viviendas están tapiadas. El resto de afectados está a la espera de que finalice su contrato pero con la incertidumbre de que el tiempo va pasando y no encuentran una casa por la zona que se puedan costear.

Seguir leyendo »

Así trabajan las empresas de alquiler turístico: "Gestionamos 243 pisos en Madrid"

“Nosotros nos ocupamos de todo el posicionamiento en las páginas más conocidas [de alquiler de pisos vacacionales], como Booking, Airbnb o Homeway y pagamos por que los apartamentos que gestionamos aparezcan en las primeras tres posiciones al hacer las búsquedas”. Así comienza la conversación entre una propietaria de un piso en el céntrico barrio de Chueca de Madrid y una gran empresa de gestión de pisos turísticos. La mujer se está planteando alquilar a turistas una casa que actualmente tiene un inquilino residencial y busca información sobre rentabilidad, servicios disponibles, posibles problemas con la comunidad de propietarios o gestión de licencias.

El apartamento, de 45 metros cuadrados, con una habitación, amplio salón, cocina y baño en realidad no existe. Es eldiario.es quien se hace pasar por una propietaria para saber qué servicios ofrecen estas empresas y cómo gestionan la  convivencia con la población permanente que vive en los mismos edificios donde cada tres o cuatro días pueden entrar y salir nuevas personas que están de paso por la ciudad. De ahí que no se identifique quién es la persona que, muy amablemente, atiende a la supuesta propietaria ni a la empresa para la que trabaja.

Seguir leyendo »

La valla de los Kikos no se mueve a la espera de ver quién la paga

Movilizaciones para impedir la construcción de una cripta con 230 nichos en una zona verde. Una victoria vecinal sobre una parroquia controlada por el movimiento católico Camino Neocatecumenal, más conocido como los Kikos, por el nombre de su fundador, Kiko Argüello. El renacimiento de un movimiento vecinal en un barrio que hacía tiempo lo había perdido y la recuperación de una zona verde y abandonada para una futura biblioteca. Son los capítulos de un conflicto que durante cuatro años ha enfrentado a los habitantes del barrio madrileño de Opañel, en el distrito de Carabanchel, con la parroquia de Santa Catalina Labouré. Parecían los últimos pero el retraso en el cambio de la valla que debe delimitar la nueva parcelación de los terrenos ha vuelto a movilizar a unos vecinos que acusan al Arzobispado de bloquear unas obras que deben llevar a cabo.

“ El Ayuntamiento nos dijo que los trabajados podrían comenzar en octubre [de 2017] pero estamos en abril y aún no ha se ha movido nada”, explica Pepa Miñaro, portavoz de la Asociación Cultural de la Plataforma de Opañel La Higuera y el Almendro, entidad que nació de las movilizaciones, y qu e reclama al Arzobispado que cumpla lo aprobado en el Plan Especial aprobado el año pasado por el Pleno del Ayuntamiento. Este acuerdo establec ió un cambio de parcelación que implica el movimiento de la valla que ahora delimita el espacio del interior de la parroquia puesto que parte de los terrenos son ahora municipales. “ Es algo que tiene que hacer la parroquia”, afirma la portavoz . Hace dos semanas los vecinos comenzaron la primera de varias movilización para reclamar el inicio de las obras con una protesta frente a la valla que debe ser modificada. El 8 de abril llevaron su reclamación hasta las puertas del Arzobispado de Madrid y ya avisan de que no pararán hasta ver el comienzo de las obras.

Seguir leyendo »

"El año que viene queremos el edificio vacío": cartas de desalojo en Lavapiés para inquilinos con 20 años de historia

Todas las alarmas saltaron el pasado noviembre cuando un abogado y una secretaria llamaron a varias de las puertas de las 33 viviendas que hay en el número 11 de la calle Argumosa, uno de los epicentros de bares y terrazas del madrileño barrio de Lavapiés. La pareja se presentó a los inquilinos como representantes de la nueva propiedad del edificio, les informaron de que sus contratos no serían renovados y les dieron dos opciones: coger los 2.000 euros que les ofrecían si abandonaban las casas al mes siguiente o desalojar las viviendas y entregar las llaves al día siguiente de que vencieran sus contratos. Ante las preguntas de por qué ahora cuando algunos llevaban más de 20 años viviendo ahí, la única respuesta que obtuvieron fue: “El año que viene [por 2018] queremos el edificio vacío”.

Solo uno de los vecinos que recibió la visita se marchó al mes siguiente. Las siguientes fueron una familia y una chica joven, que llevaba tres años residiendo en el inmueble, con un alquiler de 800 euros. El pasado febrero, tuvieron que sacar sus cosas con agentes del Cuerpo Nacional de Policía en la puerta de sus casas y en cuanto quedaron vacías unos albañiles las tapiaron. “Ni tiempo les dio a llevarse los muebles y vienen a buscarlos poco a poco”, explica Teresa Sarmiento, de 68 años, señalando en un descansillo los enseres que aún quedan por recoger junto a uno de los pisos tapiados con ladrillo. La mujer rechazó los 2.000 euros. No tenía ninguna intención de marcharse de la que había sido su casa durante los últimos 19 años. En enero recibió un burofax de la nueva propiedad, Inversión en Proindivisos S. L. anunciándole que no le prorrogarían el contrato -como sí venía ocurriendo desde 1999- y que el 1 de junio, fecha de su vencimiento, debía “desocupar el inmueble” y entregar las llaves.

Seguir leyendo »

Los vecinos del centro de Madrid también se organizan para combatir la masificación del turismo

Fue quizá la tarde más fría, lluviosa y ventosa del invierno. Pero a las siete de la tarde del pasado 1 de marzo el salón de actos del madrileño Instituto San Isidro ya acogía a más de un centenar de habitantes del distrito Centro. Habían sido convocados por la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid, la Coordinadora de Asociaciones Vecinales de Centro, que agrupa a entidades de Malasaña, Chueca, Embajadores, Sol, Huertas y La Latina, y el colectivo Lavapiés ¿dónde vas?. El objetivo: hablar de turistificación, especulación, convivencia y legislación y organizarse para pelear “por el derecho a la ciudad de los habitantes del centro”.

“ Ruido”, “Especulación”, “Contaminación”, “Suciedad”, “ Los vecinos no queremos hacer las maletas” eran algunos de los mensajes que se podían leer en los carteles que levantaron los asistentes al comienzo de la reunión como forma de mostrar algunas de las consecuencias del crecimiento sin control de los pisos turísticos en el centro de Madrid.

Seguir leyendo »

Cifuentes externaliza la casi totalidad de abortos a la red de centros privados

De los 15.987 abortos voluntarios que se registraron en la Comunidad de Madrid en 2016, solo nueve se realizaron en centros públicos, según los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad. Mientras que la tendencia en los últimos años a nivel nacional es de crecimiento en el número de interrupciones voluntarias de embarazo (IVE) en centros públicos, en la región la cifra apenas es residual. En 2010, primer año en vigor de la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de Interrupción Voluntaria del Embarazo, que garantiza el derecho al aborto como una prestación sanitaria más, el porcentaje de IVE realizadas en centros públicos en toda España fue del 1,84%. En 2016 -últimos datos disponibles- la cifra había crecido al 11,73%, con aumentos exponenciales en Cataluña, Comunidad Valencia o Islas Baleares.

En ese mismo periodo de tiempo, las cifras en la Comunidad de Madrid no han llegado ni al 0,1%, un dato que es incluso inferior al de años en los estaba en vigor la ley de 1985, más restrictiva que la actual y que no contemplaba la prestación pública del aborto. En 2005 y 2006, por ejemplo, el porcentaje de IVE realizadas en centros públicos fue del 1,5 y 1,6%, respectivamente.

Seguir leyendo »

Cuando la casa de tu vecino se convierte en un piso para turistas... y tu vida en una pesadilla

El pasado noviembre uno de los dos ascensores del edificio donde vive Rosario se descolgó y cayó hasta la planta baja. Ninguno de los cinco ocupantes resultó herido pero los bomberos tardaron varias horas en sacarles. El aparato está inutilizado desde entonces a la espera de que se realicen los arreglos necesarios para volver a ponerlo en servicio, un coste que asciende a 25.000 euros a pagar por la comunidad de propietarios. La inspección estaba regla, al igual que el servicio de mantenimiento. Los bomberos señalaron sin embargo que el uso excesivo e indebido puede acarrear este tipo de incidentes.

Rosario, que prefiere que su apellido no salga publicado, así como la ubicación exacta de su casa, vive en un edificio residencial de amplias viviendas del céntrico distrito de Chamberí en una zona frecuentada por estudiantes universitarios. En una de las siete plantas hay una casa destinada a un hostal, con una licencia antigua de uso terciario –destinada al servicio de hospedaje–, y en otra más hay una residencia universitaria, tal y como se anuncia en internet.

Seguir leyendo »

Valdemingómez: una lucha vecinal que continúa no solo contra los malos olores

En 2008 la Asociación de Vecinos PAU del Ensanche de Vallecas puso en marcha en su página web un  formulario de olores. En él, los habitantes del entonces creciente nuevo desarrollo del sureste de Madrid comenzaron a registrar dónde, qué tipo y qué intensidad de efluvios percibían del Parque Tecnológico de Valdemingómez, el complejo –como prefieren denominarlo los vecinos– donde se trata y almacena toda la basura que se genera en la capital, y que está situado a apenas dos kilómetros de las viviendas.

Seguir leyendo »

Cuando el ocio adaptado permite la integración de personas con diversidad funcional

Carmen Nogués, de 42 años, escucha atenta las explicaciones del instructor. De pie, con el bañador puesto, está a punto de experimentar por primera vez qué se siente buceando bajo el agua. Delante de ella está sentado su amigo Juan Carlos García, de 46 años, que es quien la ha “liado” para que un sábado a las cuatro y media de una tarde invernal estén en una piscina de Alcorcón. “Si él va, yo voy detrás”, dice la mujer, con la convicción de que si su amigo puede hacer una inmersión, ella también. Junto a ellos, otras 11 personas prestan atención a todo lo que necesitan saber para hacer con seguridad su “bautizo de buceo”, como se conoce a la primera vez que alguien prueba a respirar y desplazarse bajo el agua.

Pero este no es un bautizo como la mayoría que se realizan en piscinas y centros de buceos, sino que es adaptado, es decir, que se adapta a las necesidades que requieren cada una de las personas que participan. Seis de ellas son sordas. Su adaptación consiste en que fuera del agua es necesario que un intérprete de lengua de signos traduzca todo lo que los instructores explican. “Bajo el agua, ellos tienen mayor capacidad comunicativa que el resto porque nosotros no podemos hablar, ellos sí”, explica Tomás Herrero, presidente del Club Universitario de Buceo Oceánides.

Seguir leyendo »

La explotación privada de Caja Mágica que impide el uso a los vecinos del barrio

Los vecinos del distrito madrileño de Usera llevan años reclamando al Ayuntamiento de Madrid poder hacer uso de la mayor instalación municipal deportiva de la ciudad y que precisamente está en su distrito. En concreto llevan desde 2009, cuando Caja Mágica se inauguró para formar parte de de unas candidaturas olímpicas que jamás lograron traer los juegos a la ciudad. En este tiempo los vecinos de San Fermín solo consiguieron un acuerdo en 2014, cuando la popular Ana Botella estaba al frente del Consistorio, que se mantiene hasta ahora y por el que el club juvenil de baloncesto del barrio, con más de 150 miembros, puede entrenar en una de las canchas cubiertas.

El resto de las instalaciones, desde campos de fútbol 7 cubiertos, canchas de tenis y pádel, estadios y hasta una piscina, permanecen cerradas a sus vecinos porque la mayor parte están alquiladas a dos empresas que las explotan de manera privada. Estos dos acuerdos están a nombre de Madrid Trophy Promotion (MTP), sociedad que organiza el Mutua Madrid Open, y de Momo Sports Club, que gestiona otros tres gimnasios en la región, según información facilitada a Eldiario.es a través de su portal de su Portal de Transparencia. Por ambos contratos de explotación, Madrid Destino, empresa municipal de la que depende Caja Mágica, recibe al año un alquiler de 640.000 euros.

Seguir leyendo »