eldiario.es

9

Los animales no van al circo

Noah Ortega / FILMING FOR LIBERATION

Vuelve el Circo. Puede que sea por última vez, así que viene dispuesto a todo. Incluso a ofrecerte una nueva especie animal llamada ligre (una mezcla de león y tigre, totalmente antinatural y denunciada por organizaciones como The Wildcat Sanctuary por su crianza y explotación con fines lucrativos). También trae otras lindezas como elefantes gigantes, aves exóticas y caballos "en libertad". Hay otras proezas y talentos humanos, incluso hacer reír, pero esto no es el Price o el Cirque du Soleil. No, aquí el plato fuerte son los animales, que obviamente no han elegido por sí mismos estar enjaulados, lejos de su entorno natural, secuestrados y separados de sus familias, amaestrados por la fuerza y torturados de por vida para subir, bajar, hacer fila india, abrir la boca y lo que sea para que otros ganen dinero. Le llaman circo de arena y serrín, pero es un salón de tortura y dolor.

¿Qué palabra cuenta más, la de la Ley o la de la promesa electoral? ¿La ordenanza municipal en mayoría o la palmadita cazavotos en Instagram? A nadie sorprende que la clase política del ruedo, la caza, el circo y los encierros hiciera campaña de camisa vieja para recoger calderilla de adhesiones como fuera. Tampoco nos sorprende que, llegados al despacho, empiecen los pies de foto para explicar lo que en realidad querían decir y ahora desdicen. Véase Madrid Central, o Madrid 360, bochornoso esto último hasta en el rebautizo. Lo mismo sucede con los circos sin animales, un sentir general de la ciudadanía, asqueada de leones enjaulados, palo arriba palo abajo.

Ni hablemos de los miles de niños y niñas que vieron y aplaudieron la fuga de Dumbo hace pocos meses en nuestras pantallas de cine y ahora se les atragantan las palomitas viendo a grupos de nuevos dumbos esclavos obligados a posar, a hacer fila india, a ser ridiculizados. Porque, igual que en la revisada historia de Disney, los empresarios y los domadores aún proclaman que son ellos quienes aman a sus animales más que nadie en el mundo. Ya se sabe: quien bien te quiere, te hará llorar. O peor: la maté porque era mía.

Seguir leyendo »

Twitter silencia el trabajo de Aitor Garmendia

Charreada en México

Una oveja mira a la cámara aterrorizada mientras espera su turno en un matadero. Un conejo observa los cadáveres colgados de otros conejos. Un ternero recibe un disparo en la cabeza con un perno cautivo, el método de aturdimiento más extendido en el mundo.

Son sólo algunas de las impactantes imágenes que forman parte de la trayectoria de Aitor Garmendia, conocido por el proyecto de Tras los Muros y uno de los fotógrafos y activistas por los derechos de los animales más conocidos del Estado español. En concreto, se trata de las fotografías que formaron parte de la serie Matadero, en la que retrató el día a día de más de 50 de estas instalaciones en México y que le llevó a ser galardonado con el premio Fotógrafo del Año en los Latin IPA (International Photography Awards).

"Aporto herramientas gráficas, a través de la fotografía, con la intención de que ayuden a entender, enfrentar y superar la explotación sistemática que padecen los animales no humanos", explica Tras los Muros a El Caballo de Nietzsche. Una labor que arrancó hace dos décadas cuando, tras convivir en Inglaterra con varios vegetarianos que le hicieron "ser consciente de la situación de los animales", decidió unirse a "un movimiento formado una gran red de personas que están construyendo las bases históricas para la emancipación de los animales".

Seguir leyendo »

Cocina vegana para la Formación Profesional española

Cocina vegana en la Escuela Superior de Hostelería y Turismo de Madrid

Es sábado por la mañana y hay dos chefs aprendiendo recetas veganas en la cocina de una escuela. Estamos en uno de los centros de formación más importantes de la historia de la gastronomía en España: la Escuela Superior de Hostelería y Turismo de Madrid. Aquí se formaron Juan Mari Arzak, Paco Roncero, Pedro Subijana o Mario Sandoval, entre otros muchos nombres que hoy resuenan en el firmamento de las estrellas Michelin o los premios internacionales. Las bases de la cocina que más triunfa y que más reseñas logra se abren a nuevos conocimientos: ahora hay 130 escuelas que incluyen nitrógeno líquido, puchero a fuego lento o recetas de sushi. Pero, ¿cuántas forman a los profesionales del futuro en la cocina vegana o vegetariana?

La respuesta es, formalmente, ninguna. Sí existen profesores que han intuido la necesidad de actualizar los programas formativos con las nuevas realidades, que pasan por los alérgenos, los sabores exóticos o la cocina 100% vegetal. Es el caso de Juan Julián Fernández, Jefe de Estudios de la Escuela Superior de Hostelería y Turismo de Madrid, uno de los chefs que está instruyéndose en recetas veganas. "Hay que estar en la actualidad y ver que hay personas que demandan una oferta gastronómica que nos obliga a actualizarnos. Hay que formar a los alumnos en alergias alimentarias, en otros sabores y, desde luego, en dietas distintas", comenta. No en vano, en esta importante cantera de cocineros, Fernández es uno de los impulsores de las demostraciones y catas de cocinas poco comunes en las aulas españolas, como la japonesa, la peruana o la de fusión.

Además, lleva todo el verano preparándose para liderar el primer curso vegano dentro de una iniciativa social. Se trata del Proyecto Gastronomix, que en su quinta edición incorpora Veggie Gastronomix para formar en su Escuela-Cantina a 15 alumnos en las recetas y platos vegetales.

Seguir leyendo »

El primer santuario de delfines del mundo

Delfines liberados en el primer santuario de cetáceos del mundo, creado en Bali, Indonesia.

En el 2019 hemos asistido a grandes victorias en la defensa de los cetáceos. Desde la puesta en libertad de algunas de las orcas y belugas de la famosa cárcel de ballenas rusa, a la prohibición de mantener cetáceos en cautividad en Canadá o a la prohibición de nadar con delfines en el mar en Nueva Zelanda, por el daño y estrés que los barcos y nadadores les ocasionaban.

La última gran victoria ha tenido lugar la primera semana de octubre de este año en la turística isla de Bali, Indonesia. Tras años de investigación y potentes campañas, el Ric O'Barry's Dolphin ProjectJakarta Animal Aid Network y el Departamento de Bosques de la isla trasladaron a los dos últimos delfines cautivos desde el Hotel Melka al primer santuario de delfines del mundo, que se ha creado precisamente en Bali.

Seguir leyendo »

Las familias veganas piden menús escolares libres de crueldad

25 Comentarios

Familias veganas reclaman menús escolares libres de crueldad

Noelia es madre de dos niñas de 5 y 9 años que acuden a un colegio concertado de Gipuzkoa. Y como tantos otros escolares, cada día acuden al comedor debido a la extenuante jornada laboral de sus progenitores. Pero hay un problema: ambas niñas son veganas. Una, desde que tenía cuatro años. La otra, desde hace uno.

"Las familias que nos vemos obligadas a usar el servicio de comedor nos encontremos con dos posibles escenarios", cuenta Noelia a El Caballo de Nietzsche. "O bien les quitan los productos de origen animal del plato, dando como resultado una opción sin proteína y poco saciante, o bien les toca resignarse. En el primer caso se ven sometidos a bullying, lo que afecta gravemente a su desarrollo emocional. En el segundo, vuelven llorando a casa porque no quieren comer animales muertos, en palabras textuales suyas".

Lo insostenible de la situación llevó a Noelia, junto a otras madres y padres, a fundar la plataforma FEUMVE (Familias Unidas por un Menú Vegano Escolar). "FEUMVE nació como un simple grupo de Facebook el pasado mes de septiembre", explica Noelia. "Como madre llevaba una lucha prácticamente en solitario recogiendo firmas en Euskadi. Tras cuatro años luchando con el colegio de mis hijas y otros dos compartiendo una petición en change.org y hablando con asociaciones veganas y familias para que me ayudasen en esta lucha, estaba cansada. Me sentía ignorada".

Seguir leyendo »

Presionar contra los mataderos como contra el museo de la caza

Fotografía de la investigación en mataderos del Estado español

Un tigre de Tailandia, un leopardo de Zimbabue, un rinoceronte blanco de Angola, un lobo de Alaska, un cocodrilo de Tanzania, un oso polar de Canadá o un guepardo de Namibia forman parte, al parecer, de la enorme colección de Marcial Gómez Sequeira, que cuenta en total con más de 1.250 animales cazados y disecados y que pretendía exhibir en un museo.

En una entrevista el pasado mes de octubre comentaba la intencionalidad de mostrar sus "trofeos", es decir, a esos más de 1.250 animales de más de 420 especies diferentes que ha asesinado a lo largo de su vida, en un museo dedicado a la caza, que sería el más grande del mundo.

"Se me ocurrió contactar con Guillermo Fernández. Es un primo lejano mío (…) Le encantó mucho la idea y se nos ocurrió llevar mis trofeos de caza y convertirlo en un museo en Extremadura. Él me ayudó mucho, le gustó mucho la idea desde el primer momento", señalaba Marcial en esa entrevista.

Seguir leyendo »

La criminalización de la compasión

Maletero lleno de pienso con el que los dos jubilados alimentan a los gatos de Calahorra

El que sigue es un relato que habrá pasado, pasa y pasará en infinidad de pueblos y ciudades de este país. Con otras caras, otros nombres y detalles diferentes, pero es el relato común de la desidia de las instituciones ante los problemas que atañen a los animales y la criminalización hacia aquellas personas que solo tratan de ayudarles.

Durante los años en los que viví en Calahorra tuve encuentros muy tristes con gatos ferales (y caballos, y perros, casi todos utilizados para cazar, abandonados o perdidos. Reventados. Pero ese es un melón que abriremos otro día). Una noche, mi madre me pidió ayuda para recoger a un gato atropellado de debajo de un coche y llevarlo al veterinario de urgencia. El profesional se apiadó de mí y cobró solo el precio de la inyección para sacrificarle. No había nada que hacer por aquel pobre. También me dijo que mi madre tenía un problema si se hacía cargo de todos los gatos que se encontrase por la calle. Y sí, le doy la razón, la vida de quien es sensible y ayuda a los animales no es sencilla, pero no hay mayor compasión y valentía que la de esas personas que en vez de eludir los problemas que afectan a los demás, luchan contra ellos con todas sus fuerzas.

No quiero pensar en todos los casos que habrá visto mi madre. Pero sí sé cómo ha intentado ayudarlos. Alimentándolos, medicándolos, esterilizando a las hembras, acogiéndolos, buscándoles familias que los adoptaran cuando eran socializables. Poniendo especial cuidado en no molestar a los vecinos, en no ensuciar, en no llamar la atención. Por civismo y por precaución, cuanto más inadvertida pasara ella, mejor para la seguridad de los animales. Lo que hacía ella, por puro sentido común, resultó ser el modelo de gestión más efectivo y ético que se ha implantado ya en numerosos municipios del estado, por no hablar de países vecinos mucho más versados en ética y derechos animales. Es el llamado método CES o CER (captura + esterilización + suelta/retorno). Un método que tendría que estar siendo regulado y aplicado por el ayuntamiento y no por vecinos que son tratados como criminales por ello.

Seguir leyendo »

“La mayoría de los animales mueren antes de ser decomisados”

La ONG Robin des Bois lanza 'El Atlas del Negocio de Especies Amenazadas', una investigación del contrabando de seres vivos

El negocio de la extinción de animales se extiende en todo el mundo, con una facturación anual estimada de al menos 14.000 millones de euros y ganancias que aumentan del 4 al 5% por año. El mercado de los animales mal llamados "de compañía", la carrera por el exotismo y la búsqueda de las supuestas "virtudes curativas y afrodisíacas" son el motor de esta economía apocalíptica.

La ONG Robin des Bois (RdB) investiga la caza furtiva y el contrabando en todo el mundo a través de la información adquirida de los guardabosques, las aduanas, la prensa internacional y local, y las instituciones judiciales para denunciar la crueldad, la violencia, la corrupción y el modus operandi de cada sector.

Desde El Caballo de Nietzsche entrevistamos a Irene Torres, una de las investigadoras del libro El atlas del negocio de especies amenazadas, recopilación de textos y mapas de una macro investigación que lanzó RdB, y que demuestran inequívocamente la globalización y la diversificación del contrabando de seres vivos. El libro examina 32 especies, que actúan como embajadoras de las demás y que son víctimas de la guerra que el ser humano está dando a la naturaleza.

Seguir leyendo »

Los animales en la Cañada Real de Madrid: situación límite

Perro enjaulado entre porquería en la Cañada Real de Madrid

Corrían los años 60. La ley que regula el uso de las cañadas reales -las rutas de la trashumancia que posibilitan el paso del ganado por toda la geografía española- sufrió una modificación que permitió el establecimiento de huertas y la construcción de pequeñas casas de aperos en los aledaños. Lo que en un principio no supuso problema alguno comenzó a serlo cuando las viviendas se fueron multiplicando hasta convertir la zona en el mayor asentamiento ilegal de España, a apenas 12 kilómetros de la Puerta del Sol. 

Hoy, la Cañada Real es un lugar de contrastes: 16 kilómetros de extensión a lo largo de los cuales chalets de lujo levantados a las bravas conviven con infraviviendas. Los pequeños comercios, chatarrerías y vertederos ilegales se abren paso junto a la venta de droga que atrae a diario a centenares de toxicómanos. Una situación que afecta a los municipios de Rivas Vaciamadrid, Coslada y la propia capital, cuyos responsables políticos firmaron un acuerdo en 2017 por el que se comprometían a desmantelar los asentamientos del sector 6, el más peligroso y donde se concentra el conocido como "supermercado de la droga", para realojar a sus habitantes.

Como ocurre en otros tantos casos, los animales son los grandes olvidados. También lo fueron en aquel acuerdo, en el que no se mencionó una sola palabra sobre la situación que sufren: abandono, maltrato sistemático, peleas ilegales, cría descontrolada, violencia, enfermedades e inanición son parte de su día a día, lo que corre serio riesgo de empeorar ante el proceso de desalojo, ya que muchos optan por abandonarlos a su suerte ante la imposibilidad de llevarlos consigo a sus nuevas viviendas.

Imagen cotidiana en la Cañada Real de Madrid

Imagen cotidiana en la Cañada Real de Madrid Equipo Rescate Animal (ERA)

Asociaciones como Proyecto Cañada o Equipo de Rescate Animal (ERA) llevan años trabajando sobre el terreno. "Todo lo que pueda contar de lo que sucede en la Cañada Real es poco: nada de lo que diga puede siquiera aproximarse a la realidad", cuenta a El Caballo de Nietzsche Susana Rubio, de ERA. "Allí se ven cosas muy duras: perros atados de por vida o encerrados en una jaula entre su propia porquería, heridos y gravemente desnutridos. Muchísimos galgos que utilizan para cazar durante todo el año, dado que no hay normas, y que ahorcan, disparan o atropellan con una furgoneta cuando resultan inservibles con una crueldad extrema. A Drogo, que actualmente vive conmigo en acogida, lo abandonaron con un alambre para que se le fuera gangrenando la herida poco a poco. También hay muchísimos PPP (perros potencialmente peligrosos), que se usan para guardar las chabolas o para organizar peleas. Y todo lo que no son perros, claro: gatos que se utilizan para hacer prácticas de tiro, caballos y ponys escuálidos, cabras, cerdos vietnamitas que se reproducen sin control y a los que lanzan a los perros para que los maten, peleas de gallos… No sabría ni por dónde empezar".

Galgo encadenado sin margen para moverse, en la Cañada Real de Madrid

Galgo encadenado sin margen para moverse, en la Cañada Real de Madrid Equipo Rescate Animal (ERA)

El citado sector 6 es, además del más conflictivo, también el más miserable para los animales. "Vamos todos los días. Y lo hacemos rodeadas de gente de la que lo más bonito que puedes oír es 'como vuelva a verte te pego un tiro", relata Susana. "Es un entorno enormemente hostil, porque además de ser crueles con los animales tampoco quieren que los ayudes. En ERA somos un equipo pequeño que sólo cuenta con dos jaulas y dos personas que saben manejarlas. Y pese a ello, en lo que va de año hemos rescatado a más de 200 animales que han tenido la suerte de acabar en protectoras o santuarios". Rescates que, a menudo, llevan tiempo. "Están tan asustados que no permiten que nadie se acerque. Es necesario tener paciencia, hacer rutina con ellos e ir ganándose su confianza poco a poco. Algunos rescates han llevado hasta seis meses".

Cabría pensar que es necesario estar hecho de una pasta especial para enfrentarse a una situación tan desgarradora. Susana lo niega. "Llevamos tantos años yendo que se nos ha endurecido un poco el corazón, porque de otra manera no podríamos seguir rescatando animales. Pero no somos héroes ni nada que se le parezca, sino personas normales que dedicamos todo nuestro tiempo libre a esta labor, a menudo renunciando a cualquier tipo de vida social. Y lo hacemos de manera completamente altruista, pues nadie nos da un duro salvo las pequeñas donaciones particulares: todo lo ponemos de nuestro bolsillo". Y es que, según denuncia ERA, la inacción del Ayuntamiento es total: del actual y de todos los anteriores. "Jamás se han puesto en contacto con nosotros para ofrecer ayuda, o para interesarse lo más mínimo por lo que sucede con los animales de la Cañada Real. Nadie", lamenta Susana.

Los perros buscan comida en los vertederos ilegales diseminados por la Cañada Real de Madrid

Los perros buscan comida en los vertederos ilegales diseminados por la Cañada Real de Madrid Equipo Rescate Animal (ERA)

Desde PACMA coinciden en el diagnóstico: "Lo único que han hecho las administraciones es ir pasándose la patata caliente unos a otros", denuncia Ana Belén Martín, autora del informe que el Partido Animalista ha entregado al Ayuntamiento, en el que se recoge toda la documentación gráfica de Proyecto Cañada y ERA, parte de la cual ilustra este artículo, y en el que plantean un plan para abordar el problema. "Sí: se han dignado a escucharnos y se han mostrado partidarios de hacer una mesa de trabajo para empezar a buscar soluciones. Pero lo cierto es que todas estas irregularidades ocurren delante de la policía, todos los días. El Ayuntamiento está incumpliendo sus funciones, porque todos esos animales tendrían que tener su documentación. Y ante ello, lo que se ha hecho siempre y se sigue haciendo desde el Consistorio es mirar hacia otro lado".

Perro herido y aterrado en la Cañada Real de Madrid

Perro herido y aterrado en la Cañada Real de Madrid Equipo Rescate Animal (ERA)

De cara al futuro, Susana no es precisamente optimista. “Entiendo que hay que intentar ser positivos, y luchamos para ello: quiero pensar que se lograrán mejoras con el tiempo. Pero eso debería pasar por hacer cumplir la ley, como la cumplimos todos los demás. Y en la Cañada Real la ley sencillamente no existe. Por eso sé que me voy a morir y esto va a seguir existiendo. Porque la mentalidad de algunas personas y su manera de tratar a los animales no va a cambiar nunca". 

Seguir leyendo »

¿La compasión?

ISABEL MUÑOZ

¿La compasión...? Uf, es un asunto difícil... Os metéis en un buen berenjenal... Hay que tener cuidado…

Hemos oído muchas veces estos y otros comentarios similares desde que decidimos dedicar nuestro décimo aniversario a tan escurridizo tema. Y es que la palabra compasión resuena de forma distinta según quién la escucha. Y con frecuencia lo hace empañada de connotaciones sospechosas: religión, mala conciencia, debilidad, dominación… Además, el lenguaje lo complica todavía más, sugiriendo sinónimos que no lo son tanto: piedad, misericordia, caridad, lástima… En una época en que lo más fácil es creerlo todo o no creer nada -dos formas de cinismo-, los temas que exigen reflexión se vuelven incómodos, y sacar de ellos lo mejor exige dejar a un lado pesadas mochilas de prejuicios.

La revista fronterad nació pensando en quienes se hacen preguntas sobre el mundo y no creen en las respuestas prefabricadas y planas, en quienes no confían en las ideas demasiado veloces o fervorosas porque saben que son caldo de cultivo para la felicidad boba y, lo que es peor, para el odio y el miedo.

Seguir leyendo »