La portada de mañana
Acceder
Zagatka, la fundación que financió una década de viajes de placer de Juan Carlos I
Habla la Generación Z: "Sabemos que el futuro será jodido. Somos pesimistas"
Opinión - ¡Busquen al hombre!, por Elisa Beni

Valores del entrenamiento

Valores del entrenamiento

El entrenamiento puede definirse como la adaptación biológica resultante de los estímulos efectuados por el organismo a través de las cargas a las que sometemos al cuerpo. Así, entendemos que todo entrenamiento se desarrolla en función de unas cargas y estas cargas se clasifican en externas e internas.

Cargas externas: son aquellas que se hallan cuantitativamente mediante elementos de carga, como pueden ser pesos en mochila, cantidad de movimientos de un escalador en un tablón, kilos en mancuernas o cualquier tipo de máquina, tiempo de carrera, etc.

Cargas internas: son las respuestas (fisiológicas y bioquímicas) del organismo frente a las cargas externas. Nos referimos a las reacciones del cuerpo (frecuencia cardiaca, volumen de oxígeno, acumulación de lactato, perdida de líquidos, etc.) después de haberlo sometido a un ejercicio tanto de entrenamiento como de actividad específica. Pero estas cargas o estímulos que recibe el cuerpo están sujetas a cinco variables que son las que dependen del tipo de planteamiento físico que tenga el entrenamiento.

Variables del entrenamiento

Estas variables son las que determinan como es la carga y por ende como es el entrenamiento y en qué proporción éste va a influir en nuestra adaptación biológica. Dichos componentes son:

Volumen: cantidad de carga

Intensidad: nivel de carga

Densidad: tiempo entre sesiones

Complejidad: dificultad de ejecución

Frecuencia: ciclos de entrenamiento

Volumen de entrenamiento: es la cantidad de carga que sufre el sujeto en un entrenamiento. No tenemos que confundirla con la duración. Sólo se tiene en cuenta aquellos ejercicios que supongan una adaptación biológica cuantitativa. Es decir, aquellos en los que podamos saber al final cuánto ejercicio hemos realizado, ya sea al final de una sesión, de un micro ciclo, mesociclo, macro ciclo, etc. Por ejemplo Datos para personas entrenadas con un cierto grado de alto rendimiento, en nuestro ámbito de la montaña, bastante preparadas. Hay que tener en cuenta que los parámetros con los que medimos la carga que estamos sufriendo son diferentes para cada actividad o disciplina, tal como reflejamos en la tabla. No podemos comparar la carga de un corredor de orientación con la carga que sufre un escalador si los parámetros que usamos no son los mismos. Lo mismo ocurre si medimos, por ejemlo, el tiempo de trabajo haciendo la suma con diferentes actividades, como puede ser las de un raider que corre, patina y hace bicicleta. Por lo tanto nos encontramos con que el volumen del entrenamiento consta de las siguientes partes:

El tiempo: que nos ofrecerá valores en función de la duración del entrenamiento en diferentes periodos.

La distancia: espacio cubierto, en diferentes medidas, metros, kilómetros, etc., pero haciendo también referencia a los elementos utilizados (carrera, bici, piragua, patines, etc).

La carga: es decir la capacidad que tenemos para hacer un trabajo con peso, o lastrado, etc, en un tiempo determinado, por eso se mide la carga en función de la masa y en relación al tiempo empleado para mover esa masa.

El número de repeticiones: que incrementará el valor de la carga. Para mayor concreción en el cálculo del volumen (V) al que se ve sometido un atleta, hay autores que hacen una distinción más específica discerniendo V. Absoluto y V. Relativo. Entendemos por V. Absoluto el tiempo empleado por un deportista en la realización del entrenamiento en toda una sesión y por V. Relativo el tiempo que emplea dicho deportista para la realización de un solo ejercicio. Este grado de profundidad para el cálculo del volumen que se trabaja dependerá del grado de control al que queramos llegar sobre el entrenamiento.

En cuanto al cálculo del volumen que hemos utilizado en el cuadro anterior,destaca el parámetro de “movimientos” para el cálculo de volumen trabajado de un escalador. Este parámetro es básico en la actividad elemental de la escalada y esta habilidad la podemos contemplar en otras actividades como el drytooling, corredores, escalada en hielo, artificial, pudiendo así calcular su volumen de trabajo.

Etiquetas
Publicado el
13 de junio de 2016 - 10:48 h

Descubre nuestras apps

stats