La sede de Adeje de la Escuela de Formación y Tecnificación se consolida con 26 alumnos inscritos

Imagen del entrenamiento del pasado miércoles en el sur de la Isla.

ACAN

Santa Cruz de Tenerife —

La Escuela de Formación y Tecnificación (EFT) de la Fundación Canaria del CD Tenerife alcanzó el pasado miércoles su tercera jornada de actividad. El director del proyecto, Julio Durán, visitó esta semana el centro del sur de la Isla, donde pudo comprobar la labor que lleva a cabo el coordinador de la sede radicada en Adeje, Benito Rivero, junto a los entrenadores Willy Barroso, Víctor Manuel Rodríguez y Sergio Antonio Delgado, este último para los porteros.

La sede de la Escuela de Formación y Tecnificación en  La Orotava aspira a aumentar su número de alumnos

La sede de la Escuela de Formación y Tecnificación en La Orotava aspira a aumentar su número de alumnos

Durán comprobó de primera mano la consolidación del proyecto: “Durante el verano observamos cómo en esta sede de Adeje costaba que los niños y niñas se inscribiesen, pero ahora estamos moderadamente satisfechos con la marcha de la actividad aquí, pues tenemos 26 apuntados, dos de ellos niñas, y cuatro porteros”.

Por su parte, Benito Rivero explicó que “sin duda uno de los mayores atractivos de la escuela en esta sede de La Caleta tiene que ver con las magníficas instalaciones que nos brinda el Tenerife Top Training, con sus cuidadas canchas de césped. Es un lujo poder trabajar aquí”.

Los alumnos y alumnas de la Escuela saltaron al verde pasados unos minutos de las cinco y media de la tarde. El balón tuvo protagonismo desde un primer momento, con un suave calentamiento. Los entrenadores prepararon una sesión muy dinámica, realizando constantes llamamientos a manejar el cuero con las dos piernas, buscando pulir su técnica en las fintas y orientando el cuerpo para el pase o trabajando el juego aéreo, todo ello para provocar que ejercitasen sus habilidades, algunas veces por parejas, otras por tríos y, en ocasiones, en grupo.

La primera parte del entrenamiento se basó en una serie de ejercicios con balón en diferentes postas, lo que dio paso a un partido con cuatro porterías para finalizar con una sesión de tiro. Los técnicos fueron subiendo el nivel de exigencia hasta completar casi dos horas de sesión, interrumpida varias veces para que los pequeños se hidratasen, haciéndoles ver sus entrenadores en la importancia de ello.

Etiquetas
Publicado el
18 de octubre de 2019 - 14:57 h

Descubre nuestras apps

stats