La portada de mañana
Acceder
El Vaticano se abre a revisar los acuerdos Iglesia-Estado con España
TV3 pagó 31 millones de euros a una productora investigada por el 3%
OPINIÓN | Las vacas no se merecen esto, por Antón Losada

Salto a la transición ecológica: Sí al Salto de Chira frente a la problemática de la movilidad terrestre

Nuestra actividad ha estado centrada principalmente en la defensa de El Salto de Chira como la infraestructura de almacenamiento mas eficaz para la penetración de renovables en Gran Canaria. Pero en este proceso, ya comprendimos la necesidad de convertirnos en un instrumento más al servicio de la transición energética y ecológica de Canarias. Lo que nos une a los miembros de esta Iniciativa ciudadana es un compromiso ético con las próximas generaciones y el medio ambiente que nos lleva a apoyar la toma de medidas excepcionales para cambiar el modelo energético, de movilidad e incluso el modelo económico y social para hacerlo compatible con un impacto 0 en las emisiones de gases de efecto invernadero y el cambio de tendencia de la preocupante situación ecológica del planeta.  

En este sentido, de acuerdo con las recomendaciones del mundo científico en la batalla contra el calentamiento global, una de las prioridades es cerrar las centrales térmicas lo antes posible, hemos aportado y queremos seguir haciéndolo nuestra contribución para ello. La PNL aprobada en el Parlamento canario, puede ser considerada un señal inequívoca de hacia dónde quiere caminar Canarias en este sentido, expresa un compromiso unánime de caminar en la dirección de la descarbonización acelerada de nuestras islas. Y queremos revolver todos los obstáculos que impiden que el desmantelamiento de estas centrales o se pueda hacer a corto plazo, sin esperar al año 2040 previsto por el Gobierno canario, una fecha que nos parece poco ambiciosa para afrontar el reto de la emergencia climática. En este sentido, rechazamos la propuesta de la Comisión europea de considerar energías verde al gas y la del Gobierno español de plantear su introducción en las centrales térmicas canarias. 

Para lograr la descarbonización completa de nuestras islas, hay que lograr entre otras cosas que no hayan retrasos en la implantación de los aerogeneradores previstos en tierra y off-shore, que se logre alcanzar el máximo previsto de paneles fotovoltaicos, evitar las prorrogas en los generadores alimentados por fuel-oil y por gas en las centrales térmicas de ENDESA, que se lleven a cabo los proyectos previstos de centrales de bombeo reversible (Gran Canaria es la isla con mas posibilidades en este sentido) y que se acelere la interconexión de los sistemas eléctricos insulares previstos en la planificación estatal y que debe llevar a cabo REE.

Pero junto a a lo anterior hay que abordar otras cuestiones, entre ellas la movilidad terrestre ocupa un lugar central pues representa más de un 40% de todos los gases de efecto invernadero que emitimos desde las islas a la atmósfera, que no es poco, nada menos que el 4% de todos los GEI del Estado español.

La implantación sin matices del vehículo eléctrico es la apuesta para la nueva movilidad que desde Europa se ha trasladado a todas las administraciones, pero aún aceptando sus ventajas queremos matizarlas centrándonos, sobretodo, en la secuenciación de su implantación, pues consideramos que "la conversión masiva del automóvil tradicional al de alimentación eléctrica puede retrasar el proceso de cierre de las centrales y el proceso en general de descarbonización". Además, con el coche eléctrico se extendien de forma masiva las baterias, cuyo impacto en el medio ambiente es muy importante.

De las conclusiones que se desprenden de la Estrategia del Vehículo eléctrico del gobierno de canaria, del consumo anual de 9.000 Gwh en Canarias, con la conversión masiva del parque automovilístico a eléctrico pasaríamos a 14.000 Gwh, nada menos que un aumento del 55 %. Creemos que estamos ante uno de los puntos centrales de la Transición energética en Canarias.

No decimos que la aparición del automóvil eléctrico no mejora la situación actual con respecto a la emergencia climática pues la sustitución del coche alimentado por derivados del petróleo por el eléctrico supone transformar el parque automovilístico de una alimentación completa de combustibles fósiles a otra en donde una parte corresponderá a renovables, en función del mix de cada momento. Pero es este mix, muy descompensado actualmente a favor de los combustibles fósiles (el 80% del total), el que pretendemos que sea generado por 100% renovables, con las centrales térmicas cerradas, y un aumento tan grande como el previsto de vehículos eléctricos lo impediría.

¿Cómo se puede abordar este dilema?

En primer lugar, priorizando el transporte publico colectivo de alimentación eléctrica. Es obvio que éste tiene entre otras ventajas ecológicas, que requiere menos consumo energético por habitante. En concreto, aplaudimos la próxima entrada en funcionamiento de la Metroguagua en Las Palmas de G.C., y la remodelación de todas las lineas de guagua que trae consigo, con la que se logrará que muchos ciudadanos y familias migren desde el automóvil privado al transporte publico. Asimismo, es necesario que entre Las Palmas de Gran Canaria y los principales núcleos del resto de la isla, el transporte publico y colectivo cuente con carriles segregados, tipo VAO o se instalen trenes como el previsto al Sur de la isla, con los correspondientes puntos de integración modal como los llamados aparcamientos disuasorios, ambas opciones supondrá una mejora significativa de la situación actual. 

Es el momento del transporte publico, todos los proyectos de esta índole en cualquiera de las islas tendría que verse con buenos ojos. Disminuir el numero de coches y de traslados en los mismos debe ser una linea estratégica de las administraciones. Asimismo, sustituir las inversiones en carreteras por el desarrollo de infraestructuras para la movilidad colectiva.

Y en cuanto a la implantación del vehículo eléctrico, entendemos que debería de abordarse en dos lineas estratégicas:

Primero, centrar en este momento la atención y las subvenciones en la instalación de los puntos de recarga mas que en la proliferación de vehículos eléctricos. Para evitar que estos supongan un retraso en el objetivo de que el Mix sea 100% renovable, la entidad, sea de índole público o privado, que instale estos puntos de recarga, deberá contribuir financiando la instalación de eólicas o placas fotovoltaicas adicionales en la proporción que se estime que se va a ser uso del mix eléctrico de forma habitual, dicho de otra forma, que los puntos de recarga sean compensados con un aumento de las renovables proporcionales orientados a este fin por quien los instala. Para ello, el Gobierno canario debería elaborar la normativa al respecto. Una vez que los instaladores de puntos de recarga, compensen con renovables el uso que van a hacer del mix general, es el momento de las ayudas publicas a la adquisición del coche eléctrico. ¿Hasta cuándo duraría este proceso? Proponemos que sea hasta que el actual mix de 80% convencionales 20% renovables, se convierta en su reciproco, 80% renovables, 20% convencionales, con la vista puesta en conseguir que el mix eléctrico provenga de renovables en un 100% .

Es el momento del transporte publico y colectivo y el individual alternativo, como bicicletas o patinetas, además de fomentar que se deje el coche en casa y se camine, cuando se pueda. 

Para contar con la complicidad de los ciudadanos en este objetivo de disminuir el numero de automóviles en circulación la Administración debe ofrecer a la población una tupida red de transporte publico moderno, puntual y confortable, que haga innecesario, salvo excepciones, el uso del automóvil individual.

Etiquetas
Publicado el
11 de enero de 2022 - 19:49 h

Descubre nuestras apps

stats