La portada de mañana
Acceder
La Audiencia investiga al Banco de Chile por blanqueo de capitales de los Pinochet
Mapa - Nueve provincias superan el 10% de hospitalizados por COVID-19
Opinión - La ausencia de Pere Aragonès, por Javier Pérez Royo

Cardona: “Tras un liderazgo individualizado en la figura de Soria han surgido sentimientos contenidos en el partido”

Juan José Cardona, candidato a presidir el PP en Canarias

Juan José Cardona es concejal en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria por el Partido Popular (PP) y hasta este jueves aspiraba a la Presidencia del partido en Canarias. Este mismo viernes por la mañana daba de baja su candidatura al considerar que el proceso de primarias ha derivado en una “escalada de crispación”.

Juan José Cardona retira su candidatura a la Presidencia del PP de Canarias por la "escalada de crispación"

Juan José Cardona retira su candidatura a la Presidencia del PP de Canarias por la "escalada de crispación"

El exalcalde de la capital grancanaria, en una entrevista concedida este jueves a Canarias Ahora, consideró que, tras el liderazgo de José Manuel Soria durante 18 años, era bueno para el partido que surgieran distintas opciones a debatir. Tras la marcha del expresidente de los populares, considera que han aflorado todos los sentimientos contenidos entre distintos miembros del partido, algo que se debe al hiperliderazgo que ejercía el exministro. Ahora, entiende que este proceso hay que gestionarlo de manera “responsable” y no puede significar que derive en actitudes de enfrentamientos personales entre compañeros, que conlleven a un debilitamiento de la formación y, en algunos casos, a la ruptura de las relaciones personales que "perjudican gravemente al Partido Popular".

Para Cardona, el Congreso no lo ganará quien más votos obtenga, sino aquel que llegue con el partido más unido, "porque hay victorias que por contundentes podrían significar el mayor de los fracasos". Sostiene que es el partido el que tiene que ganar y no el candidato. En este sentido, cree que la actitud de Asier Antona de mostrar más de 3.000 avales en su afán de demostrar "fuerza" es un "error de concepto". Ahora, la pugna por la Presidencia queda reducida a Antona y Tavío. 

P. ¿Por qué decidió presentar su candidatura a la secretaría general del PP de Canarias (que ahora retira)?

R. Porque nuestro partido llevaba casi veinte años bajo una Presidencia única e indiscutida, que fue la de José Manuel Soria, que cuando se marcha deja a un presidente de transición hasta este próximo Congreso y yo creo que es bueno para el partido que, después de una gran larga etapa de una Presidencia muy personalizada e individualizada en la figura de José Manuel Soria, pues que ahora surjan distintas opciones para confrontarlas y debatirlas.

P. Recientemente, comentó en la Cadena Ser que al proceso de primarias le rodeaba unauna inseguridad jurídica y también se quejó de falta de democracia y transparencia. ¿Por qué?

R. Por varias razones. Esto es hablar ya de pasado y me gustaría hablar de futuro. Lo que ha pasado en estas últimas semanas es que la Comisión Organizadora la forman personas que se han decantado claramente y públicamente por un candidato. Luego, eso no parece estéticamente muy correcto. Iniciamos el proceso electoral con unas reglas y resulta que ahora hay unas normas distintas que han cambiado durante el proceso. ¿Por qué?, porque el Congreso se ha hecho de forma muy rápida. El Congreso Nacional se celebró el pasado día 12 y ahí se aprobaron unos estatutos. El 13 se convocó el Congreso con un reglamento y hace unos días hemos conocido el texto que se aprobó en el Congreso Nacional de los estatutos, y esos contradicen el reglamento que se aprobó el día 13. En definitiva, creo que las prisas no han contribuido a generar seguridad jurídica.

"Antona ha presentado más de 3.000 avales porque quiere demostrar que tiene más fuerza"

P. ¿Por eso ha surgido la polémica de los avales, retando a Antona a que presente una justificación de que han pagado las cuotas? la polémica de los avales

R. La norma de lo que habla es de que se necesitan 90 avales y bueno, nosotros nos propusimos conseguirlos. Asier Antona ha presentado más de 3.000 y lógicamente es una estrategia de querer demostrar mayor fuerza, mayor fortaleza. Lo que ocurre es que él sabe, porque es el presidente del partido, que la gran mayoría de esos avales, o no son de afiliados o siendo afiliados no están al corriente de las cuotas, y eso lo sabe él porque tiene acceso a esa información. Nosotros lo que le hemos dicho es que si tiene tantos avales y todo el mundo le apoya, pues que acredite ese hecho, de tal manera que si la mitad cumple los requisitos nosotros nos retiramos. 

P. ¿Qué modelo de gestión defiende para su partido?

R. Por lo que he escuchado, Antona entiende el partido desde una percepción muy piramidal en la que la Presidencia regional se coloca por encima de cualquier otra estructura, una jerarquía. Yo, sin embargo, creo que la organización del PP precisa de un trabajo en equipo y mi idea es que los liderazgos insulares o el fortalecimiento de las islas debe ser un pilar básico de organización, no tanto que el presidente esté por encima de todos los demás, sino que el presidente sea una especie de coordinador de los líderes insulares. Canarias no conseguirá ser fuerte si cada una de las islas no se fortalece y, por eso, la dirección del partido que yo concibo es trabajar en equipo haciendo crecer y desarrollar las direcciones insulares del partido.

P. ¿Cree que hay que dar más presencia a la militancia?

R. Yo creo que en estos veinte años sociológicamente España ha cambiado y, por tanto, las visiones que imperaban antes en los partidos deben dar paso a una concepción distinta en la que los afiliados tengan el mayor protagonismo. Desde ese punto de vista, me parece que a lo largo de estas últimas semanas el candidato Antona ha pasado de creer en un partido en el que los afiliados deben tener todo el protagonismo (porque nuestros estatutos posibilitan que Canarias y Baleares elijan a los presidentes de manera asamblearia) y nosotros pensábamos que esto iba a ser así, porque así se había comprometido, a defender un sistema mixto en el que los afiliados podrán votar, pero van a elegir compromisarios. Ese modelo es insuficiente y, por eso, apelábamos a que el afiliado tuviera la máxima capacidad: un afiliado, un voto.

P. Entonces, ¿considera que hay que dar más peso a los afiliados?

R. Yo creo que no hacerlo es no entender la evolución sociológica de nuestro país. En los últimos años han crecido los populismos, formaciones políticas que basan en uno de sus pilares en esa filosofía. Nuestro partido, sin caer en populismos, debe entender que la sociedad ha cambiado y que el partido debe tener cuadros de dirigentes y ser fuertes en esta materia, pero si no le da fortaleza y protagonismo al afiliado estará yendo en contra del sentir mayoritario del ciudadano.

"No podemos llegar al Congreso divididos"

P. Me imagino que esta falta de debate que han tenido le ha imposibilitado saber cuáles son los objetivos de otras candidaturas, pero ¿qué diferencias existen entre usted, Hérnandez Bento, Tavío y Antona?

R. Todo proceso electoral debe tener dos partes. Una en la que si todos en el inicio somos líneas paralelas, al comienzo del debate podemos ir abriéndonos y habrá cierta divergencia para distinguirnos. Por ejemplo, qué pensamos de la dirección, qué papel deben tener los afiliados, pero conforme va pasando el proceso electoral debe empezar a producirse el sentido inverso, una aproximación y una convergencia, porque no podemos llegar al Congreso divididos. Tiene que haber un proceso de divergencia y después, en una segunda parte, debemos hacer todo un esfuerzo para aproximarnos y converger ojalá en una sola candidatura. Esa es mi manera de entender la vida del partido. No ganará el Congreso quien más votos obtenga sino aquel que llegue con el partido más unido, porque hay victorias que por contundentes podrían significar el mayor de los fracasos. Mi concepción es que es el partido el que tiene que ganar y no el candidato.

P. En el Congreso Nacional del PP, dio la sensación de que Rajoy reforzó a Asier Antona al nombrar en su comité a dos personas afines a élCongreso Nacional del PP, dio la sensación de que Rajoy reforzó a Asier Antona  como María Australia Navarro o Manuel Domínguez. ¿Se quedó con esa impresión?

R. No, no necesariamente. Hay que partir de la cuestión de que Antona fue al Congreso Nacional como presidente del partido y, como tal, tuvo protagonismo. Habría sido muy negativo para Canarias que nuestro presidente autonómico no tuviera cierto protagonismo y, por otra parte, no hay que perder de vista que él es presidente por la consideración que tuvimos todos los miembros de la junta directiva al nombrarlo para no crear una gestora, teniendo en cuenta que teníamos unas elecciones generales en puerta hace ocho meses. Por tanto, creo que hemos obrado con la mayor de las responsabilidades y generosidad hacia él. Que él haya querido escenificar que cuenta con el respaldo de Rajoy, pues bueno. Yo entiendo que la actitud de Rajoy está más dirigida al actual presidente que a la persona. No tengo ninguna duda de que la dirección nacional actuará con neutralidad y acatará los resultados de las urnas, como no puede ser de otra manera.

“El partido debe revisar su lenguaje y acciones comunicativas para conectar con los jóvenes”

P. Las nuevas generaciones también han dado su apoyo a este candidato. ¿Qué puede hacer el PP para conectar con los jóvenes?nuevas generaciones también han dado su apoyo a este candidato.

R. Yo creo que el papel de Nuevas Generaciones es que debe ser una escuela de formación de vocaciones políticas y creo que el partido debe cuidar a esos jóvenes para que, por una parte, no trunquen sus estudios o profesiones generándoles falsas expectativas acerca del futuro que hay en la política. La actividad política es muy efímera y mal haría a un joven volcar su futuro exclusivamente a la actividad política. Mi consejo a los jóvenes es que terminen sus estudios y consoliden sus trabajos y profesiones y solo cuando esto hayan conseguido o esté encauzado se vuelquen.

Nuestro partido tiene mucho que hacer todavía para conectar con los más jóvenes. Creo que tenemos que revisar desde nuestro lenguaje a nuestras acciones de comunicación hacia ellos. También las propuestas porque aunque es verdad que hay muchos más jóvenes que apoyan al PP de lo que se aparenta, porque el votante del PP es más moderado en ese sentido, a la hora de expresarlo. Así como el afiliado de Podemos o el simpatizante del PSOE hace más ruido en la calle. Lo que nos debe unir es una concepción más o menos razonable de cómo debe ser la sociedad, cómo organizarnos, los valores que rigen el PP, los principios. Aun teniendo en cuenta que hay más jóvenes de los que creemos que apuestan por el PP pero están en silencio, no obstante, el partido tiene que reforzar su mensaje, revisarlo, sus estrategias de comunicación, un análisis de cómo conseguir que los más jóvenes se vinculen a nuestro partido y se comprometan con él.

P. ¿Cree que ha faltado autocrítica después de los últimos procesos electorales?

Aquí uno tiene que moverse entre el ejercicio de la autocrítica, pero no cayendo en la autoflagelación, es decir, en el término medio está la virtud. No hay que caer en la arrogancia, no ser prepotentes y entender que en los últimos años hemos cometido muchos errores y hay que aprender de ellos. En los últimos años, el PP en Canarias ha dejado fuera importantes valores como, por ejemplo, con el caso de José Miguel Bravo de Laguna, que en mi opinión no se gestionó de manera correcta y tuvo las consecuencias que tuvo y perdimos probablemente la Alcaldía y el Cabildo por esas circunstancias. Ese error creo que debería enseñarnos para no volver a repetir en el futuro algunas actitudes que estoy viendo y preocupan en esa dirección. Es decir, aquí no va a ganar quien más votos obtenga, tenemos que conseguir que quien gane sea el PP y su unidad. Porque aquí si alguien piensa que ganar significa arrasar al resto de los compromisarios, lo que está contribuyendo es a que el partido pierda. Por eso, creo que ahora es la hora de la integración, la unidad y el diálogo, la aproximación y el acercamiento. Eso será perder.

R. ¿Cómo valora la gestión del que ha sido presidente del PP de Canarias en los últimos 18 años, José Manuel Soria?

Todos los candidatos que nos presentamos a estas elecciones hemos crecido políticamente al lado de José Manuel Soria, por lo tanto, en lo bueno y en lo malo nuestras carreras políticas han estado de alguna manera vinculadas a él. Sin duda alguna, el balance de esa trayectoria es altamente positivo, el PP alcanzó sus mayores cotas electorales durante su etapa. Pensando en cosas negativas, me referiré a que ese hiperliderazgo de Soria, esa etapa tan absoluta de liderazgo que hemos tenido durante 18 años ha tenido como consecuencia que se hayan contenido durante muchos años los distintos sentimientos de envidias, celos, buenos rollos y malos rollos que se producen en los partidos y la salida de Soria ha sido destapar ese tapón y han surgido, por ejemplo, cuatro personas que han dicho que quieren liderar el partido. Las rencillas, por ejemplo, compañeros que me la han estado guardando. Se han estado conteniendo una serie de situaciones dentro del partido que estaban ahí presionadas y, al salir él, eso ha explotado y se está viendo cómo la gente se está posicionando. Es como si, de repente, afloraran todas las cosas buenas y malas que durante estos años se han estado conteniendo y bueno, yo creo que nuestra responsabilidad está en dar paso a una etapa en el partido que sea muy responsable porque él con su liderazgo controlaba la situación, pero ahora no existe ese hiperliderazgo y, por tanto, estará en nuestra responsabilidad que eso no perjudique al partido. Por eso, apelo a la responsabilidad de los dirigentes y candidatos a oficiar un proceso de convergencia, unidad y aproximación.

"Los liderazgos que permanecen más allá de un tiempo razonable terminan por perjudicar al partido"

P. ¿Está a favor de limitar la presidencia del PP a unos determinados años?

R. Yo creo que la experiencia nos dice que los liderazgos que permanecen más allá de un tiempo razonable terminan por perjudicar al partido. Los liderazgos grandes en el tiempo, creo que no son buenos. Un líder verdadero debe ser aquel que propicie otros nuevos, que los haga nacer y propicien su renovación. El liderazgo auténtico es el que permanece más allá del tiempo que haya estado al frente de una responsabilidad. ¿Y cómo permanece en el tiempo?, pues en la creación de nuevos liderazgos. Que sepa crear equipos y renovar, propiciar nuevos crecimientos y liderazgos. El liderazgo consistente en “después de mí nada”, yo creo que eso no es bueno y eso lo hemos visto en muchísimas situaciones y ámbitos de grandes líderes que están durante muchísimo tiempo y luego se marchan y la organización se viene abajo. Esto es lo peor que nos puede ocurrir a cualquier organización, sea cual sea. Por tanto, para que este riesgo no se produzca hay que limitar los tiempos al frente de las organizaciones y que haya rotación.

P. ¿El PP debería presentar una moción de censura a Fernando Clavijo?

R. Sinceramente, creo que no. Esta legislatura está ya prácticamente en el ecuador y los partidos del Parlamento deben pensar ya en 2019. Hace dos meses se nombró un nuevo consejero de Sanidad que, a su vez, ha nombrado a un equipo que es el segundo que en año y medio entra en esta área. Una correcta gestión de la Sanidad es la que posibilita que estemos aquí vivos. Entonces, una moción de censura ahora significaría que dentro de seis meses volveríamos a cambiar otra vez al equipo de sanidad, con lo cual estaríamos modificando otra vez las políticas o decisiones que el equipo ha tomado. Eso Canarias no lo puede sostener. Hemos iniciado una legislatura con una debilidad e inestabilidad sorprendente. Esto no significa que avale el actual modelo o situación, con un Gobierno en minoría. Ahora, debemos aplicar el principio de que puede ser peor el remedio que la enfermedad y que por cambiar a Clavijo vamos a volver otra vez a generar una dinámica que lo único que va a traer es ineficacia en la prestación de los servicios públicos.

"Una moción de censura en mitad de la legislatura sólo se podría decidir bajo unas condiciones extremas"

Antona creo que en ese aspecto no lo está haciendo mal. No significa que le tengamos que dar a Clavijo todo en bandeja, encima que es la tercera fuerza política, no ha ganado las elecciones y está gobernando en minoría. Habrá que controlarlo, pero una moción de censura en mitad de la legislatura, con la inestabilidad que hemos tenido, sólo se podría decidir bajo unas condiciones extremas o extraordinarias. No simplemente se trata de quítate tú para ponerme yo, hay una situación social de los servicios públicos en Canarias muy grave. Tenemos que hacer un pacto para que esto no siga empeorando.

P. ¿Está a favor de un cambio en la Ley electoral canaria?

R. Rotundamente sí. Me parece que es de las prioridades básicas. Por eso te decía que debemos pensar en 2019 y ahí es donde tenemos que fajarnos con todas las fuerzas políticas para llegar a ese año con una Ley electoral que sea más justa y equitativa. Creo que debemos ser muy prudentes a la hora de hablar de la reforma y hay que garantizar el crecimiento y fortalecimiento de todas las islas, pero lo que no puede seguir sucediendo es que un voto de Gran Canaria valga menos que en El Hierro, eso hay que corregirlo y ajustarlo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps