eldiario.es

9

El potente espectrógrafo WEAVE del Telescopio William Herschel ayudará a crear un mapa tridimensional  de la Vía Láctea

El director del IAC, Rafael Rebolo, han anunciado que este instrumento multiobjeto único se instalará próximamente en el WHT, situado en el Observatorio del Roque de Los Muchachos, en el municipio de Garafía.

Telescopio  William Herschel, en el Observatorio de Astrofísica del Roque de Los Muchachos (Garafía)

Telescopio William Herschel, en el Observatorio de Astrofísica del Roque de Los Muchachos (Garafía) IAC

El director del Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), Rafael Rebolo, anunció el pasado martes, 28 de mayo, en la undécima edición del Día de Nuestra Ciencia  celebrada  en Tenerife Espacio de las Artes (TEA), que el nuevo espectrógrafo multiobjeto WEAVE (por sus siglas en inglés) del Telescopio William Herschel (WHT), del Grupo Isaac Newton, situado en el Observatorio del Roque de Los Muchachos, en las cumbres de Garafía, se instalará próximamente.  

Este potente instrumento “va a ser crucial en el futuro del telescopio WHT porque no solo renovará la instrumentación existente sino que lo situará en lo más alto del conjunto de telescopios de la clase de 4 metros de diámetro que llevan a cabo inventarios de espectroscopia multiobjeto”, informan desde el IAC. Está siendo desarrollado por un consorcio en el que participan instituciones de Gran Bretaña, Países Bajos, Francia y España. 

Con el WEAVE ( WHT Enhanced Area Velocity Explorer), según fuentes del IAC, se pretende dar respuesta a la comunidad de astrónomos europeos que requería “un espectrógrafo de grandes prestaciones para la realización de grandes cartografiados. No en vano, los aproximadamente dos grados de campo de visión (aproximadamente 16 veces el tamaño de la Luna llena)  de WEAVE y 3.269 fibras ópticas, lo convierten en una herramienta única para el aprovechamiento científico de la misión Gaia de la Agencia Espacial Europea y el estudio de la evolución de las galaxias y el Universo”.

Gaia es “una ambiciosa misión de la Agencia Espacial Europea (ESA) para crear un mapa tridimensional de nuestra galaxia, la Vía Láctea, en el proceso de revelar la composición, formación y evolución de la galaxia”.  

Rebolo, en el referido acto, destacó la importante contribución del IAC en proyectos tecnológicos internacionales como la red de Telescopios Cherenkov (CTA), actualmente en fase de prueba de su primer prototipo, el LST-1, en el Roque de Los Muchachos, y en fase de construcción de los otros tres LST; el Telescopio Solar Europeo (EST), al que también aspira La Palma, en fase de diseño detallado; y el Nuevo Telescopio Robótico (NRT), en cuyo diseño participa el IAC conjuntamente con la Universidad John Moores de Liverpool, igualmente a emplazar en el complejo científico de La Palma ubicado en las cumbres de Garafía. 

Como en otras ediciones,  se apunta en una nota del IAC, Rafael Rebolo inauguró el mencionando encuentro presentando un balance del año 2018 y repasando los proyectos presentes y futuros en los que el IAC participa. Destacó el crecimiento que, en los últimos años, se ha producido en el número de contribuciones científicas. El año pasado se publicaron 612 artículos en revistas de referencia, en las que el 30% tuvieron como primer autor a personal investigador del centro. También, el IAC participó en la organización de 14 reuniones científicas en las que asistieron más de 800 personas. Además, subrayó la alta productividad de los Observatorios de Canarias que en la actualidad cuentan con más de 30 instalaciones telescópicas en funcionamiento rutinario en las que participan más de 60 instituciones académicas.

Tras el discurso inaugural, se sucedieron las diferentes charlas previstas en las que una representación del personal de investigación, de ingeniería y de divulgación del IAC presentó algunos de los trabajos más relevantes que se están desarrollando en el centro.

En cuanto a los trabajos de investigación, destacaron algunos hitos, entre ellos: la caracterización atmosférica de exoplanetas mediante espectroscopía de alta resolución, una técnica que aún se está perfeccionando y que, con la nueva generación de telescopios extremadamente grandes, podría llegar a caracterizar planetas tipo Tierra; las observaciones en el espectro visible del asteroide Ryugu realizadas con el satélite espacial Hayabusa2 de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA); o el descubrimiento de una estructura con forma de cacahuete en la barra interna de la galaxia NGC 1291 que revela nuevos datos sobre la evolución de las galaxias y sobre cómo se alimentan los agujeros negros supermasivos que habitan en su centro.

También, entre las intervenciones dedicadas a ingeniería, se presentaron algunas de las nuevas instalaciones y servicios disponibles para el desarrollo tecnológico, como el Laboratorio de Imagen y Sensores para Astronomía (LISA), que es capaz de trabajar en cuatro rangos de longitudes de onda de luz. También se mostró la participación del IAC en grandes proyectos internacionales como Plato, la misión de la Agencia Espacial Europea (ESA) para la búsqueda y caracterización de exoplanetas, y Harmoni, el instrumento de primera luz del Telescopio Europeo Extremadamente Grande (E-ELT). Además, se dieron a conocer algunos trabajos de investigación en ingeniería, entre ellos, los experimentos de óptica adaptativa para mejorar las comunicaciones láser con satélites.

En materia de divulgación, se mostró el proyecto “CosmoLAB: el Sistema Solar como laboratorio en el aula dedicado a formación de profesorado en Astronomía y que acaba de cumplir un año, valorada como una de las charlas más creativas de esta edición. También se presentaron algunas de las iniciativas que se están realizando para visibilizar la labor de las mujeres que trabajan en astrofísica y para ofrecer a las niñas modelos inspiradores que fomenten sus vocaciones científicas y tecnológicas. El colectivo de astrofísicas, ingenieras y divulgadoras que está participando voluntariamente en estas acciones recibió el premio especial de la Comisión de Seminarios por su labor.

Para concluir el evento, Javier Licandro, coordinador de Investigación del IAC, destacó el buen ambiente científico y de cooperación que existe en las diferentes áreas de investigación y departamentos del IAC, así como el acceso privilegiado que el personal tiene a unas instalaciones telescópicas e informáticas de vanguardia. También subrayó la importancia del programa de doctorado del IAC, que cuenta con cerca de 70 estudiantes, y del área de ingeniería. Por último, agradeció las intervenciones del personal del IAC y el trabajo de la Comisión de Seminarios por la organización del evento

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha