“En turismo rural no hay que bajar los precios, sino ofrecer nuevos servicios”

Antonio Juan Brito Leal en su casa de turismo rural El Pósito de Villa de Mazo.

0

Tiene claro que el turismo es “uno de los primeros sectores en caer cuando la economía va mal”. Antonio Juan Brito Leal es propietario de la casa de turismo rural El Pósito de Villa de Mazo, la mejora tematizada en astroturismo de La Palma y la primera de España en recibir la certificación Starlight. “Hemos pasado por épocas de crisis y de bonanza, y ahora la solución no está en reducir los costes en perjuicio de la calidad ni bajar los precios. La clave es mantener la calidad y ofrecer nuevos servicios, especializarse”, ha asegurado en una entrevista con La Palma Ahora. “Por eso El Pósito fue la primera casa rural en España en recibir la certificación Starlight como casa tematizada para el astroturismo, porque siempre buscamos qué más ofrecer”, subraya Brito, referente y pionero en el turismo rural astrotemático de la Isla.

La casa El Pósito, que fue en sus orígenes una institución municipal destinada a almacén de cereales destinados a la población en época de escasez, lleva 25 años dedicada al turismo rural. “El efecto de la pandemia para nosotros ha tenido una curva inversa a la de los contagios: tuvimos un segundo trimestre sin huéspedes por el confinamiento, seguido de un verano con 100% de ocupación por tratarse de un modelo de turismo más seguro para los viajeros; el cuarto trimestre vuelve a ser negativo por los rebrotes, y las restricciones a los viajes, primero en Alemania y Reino Unido y ahora en España”, explica. “La previsión a futuro es incierta por la incertidumbre. Nadie se atreve a reservar a medio y largo plazo sin saber qué va a ocurrir”, remarca.  “Lo que necesitamos es que Canarias se mantenga en un umbral razonable de contagios para que sea considerado destino seguro hasta que haya una vacuna”, expone. “Necesitamos también que la situación en los países o regiones de origen sea estable para permitir los viajes, y que las aerolíneas y touroperadores no cancelen vuelos”, agrega. “Del resto, de atraer a los turistas y de que queden satisfechos, nos encargaremos nosotros”, afirma el propietario de la casa El Pósito, que ha innovado continuamente desde que se inició en la actividad hace un cuarto de siglo. Fue el primero en disponer de un teléfono por tarjeta y el primero también en contar con la Q de Calidad del Instituto para la Calidad Turística Española (ICTE).

Antonio Juan Brito Leal es miembro del grupo de astroemprendedores de La Palma, cuya experiencia en astrotematización han tomado como referencia en diversos lugares. Además, compone décimas, que son parte de la tematización de la casa. Ha asociado estaciones y constelaciones a composiciones poéticas que ha incorporado a la documentación de El Pósito, y que pueden leer los clientes a su llegada a la vivienda, que cuenta asimismo con un pequeño mirador astronómico y un reloj solar.

Recuerda que El Pósito se utilizó también como vivienda familiar. “Allí pasé mi niñez y adolescencia, y guardo infinidad de recuerdos de esta casa”. En 1995 fue restaurada y desde entonces se ha explotado como un singular establecimiento rural que gestiona Antonio Juan y su familia. “En estos 25 años de andadura se ha seguido una mejora continua para hacerla más confortable, siempre guiados por las sugerencias de los clientes, al mismo tiempo que hemos realizado actuaciones encaminadas a la protección de los recursos naturales”, apunta.

Indica que “motivado por esos recuerdos de infancia y alentado por las instituciones públicas de La Palma (ADER y Cabildo), nos unimos al grupo de emprendedores de astroturismo, realizando seminarios y talleres de iniciación en astronomía en los que participan casas rurales, restaurantes, guías etc.”. “Al mismo tiempo, fui añadiendo en el entorno de la casa elementos relacionados con la observación del cielo (mirador, reloj de sol, brújula) y en su interior creamos el rincón astronómico con abundante información (prismáticos, planisferios, cartas del cielo, las constelaciones en verso, etc.) recibiendo la placa acreditativa de adhesión al Producto de Astroturismo La Palma en julio de 2013”, cuenta.

Asegura que “el hecho de que La Palma cuente con una ley para la protección de la calidad del cielo y el derecho a la luz de las estrellas ha servido para que muchos clientes se interesen por este tema y se organicen diversas actividades”.

“Un nuevo impulso para la casa rural El Pósito es la Fundación Starlight, una entidad creada por el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) para la divulgación de la astronomía y las actividades relacionadas con el turismo de estrellas. Superados los requisitos que la fundación exige, El Pósito ha sido acreditada con la certificación Starlight e incorporada a la red de Casas Rurales Starlight pudiendo exhibir el logo y recibir asesoramiento e información de eventos de interés que compartimos con los clientes, lo que está sirviendo para potenciar este tipo de turista, que a su vez reclama actividades guiadas”, detalla.

En cuanto a su faceta como decimista, Antonio Juan señala que “como cualquier tema puede ser propicio para hacer décimas, a mí se me ocurrió llevarlas al terreno de la astronomía y con ellas recordar el nombre de las constelaciones, ya que veía poco menos que imposible poder retenerlos, y lo más importante, saber ubicarlas; así que, nombrando las constelaciones más o menos agrupadas y destacando en algunas las estrellas más brillantes, mezclando también un poco de mitología, he conseguido hacer los versos, y recordarlos”.

Etiquetas
Publicado el
26 de octubre de 2020 - 20:28 h

Descubre nuestras apps

stats