El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ordena el cierre de los aparcamientos de San Bernardo por su inseguridad

Aparcamiento San Bernardo en Las Palmas de Gran Canaria

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha ordenado a la empresa que explota la concesión del aparcamiento situado en la calle San Bernardo el cese inmediato de la actividad y el cierre de sus instalaciones. Según explican desde el Consistorio capitalino, el motivo es que ha finalizado el contrato suscrito hace 45 años con la concesionaria. Además, el objetivo es garantizar la seguridad de los usuarios de esta instalación, afectada por importantes deficiencias estructurales y carecer de adecuadas medidas de evacuación en caso de siniestro.

El Servicio Municipal de Patrimonio y Contratación ha notificado este lunes a la empresa que actualmente explota la concesión, Empark Aparcamientos y Servicios, SA, que proceda al cese de la actividad y al cierre inmediato de las instalaciones propiedad del Ayuntamiento, para lo que da un plazo de 24 horas que empezará a contar a partir de este martes.

Además, se le requiere también a dicha empresa a que devuelva el aparcamiento en perfecto estado de conservación y libre de cualquier carga o gravamen, como estipulan las cláusulas del contrato de concesión adjudicado en 1970. Para cumplir con esta exigencia, el Servicio Municipal de Patrimonio y Contratación requiere a la empresa a que en cinco días asuma de manera expresa la obligación de llevar a cabo la ejecución de las obras necesarias para volver a dejar el edificio en perfecto estado de uso.

El Ayuntamiento ordena el cierre de este aparcamiento tras un primer requerimiento de enero pasado, nada más finalizar la concesión, y después de conocer un informe técnico encargado a la empresa municipal Geursa, en el que se detallan importantes deficiencias estructurales en el edificio. El aparcamiento de San Bernardo ocupa el subsuelo de la calle homónima y la avenida Primero de Mayo en forma de T, con una superficie aproximada de 12.700 metros cuadrados repartidos en cuatro plantas y con capacidad para 351 vehículos.

El informe técnico señala deficiencias en el forjado de hormigón, estructuras metálicas afectadas por óxido y filtraciones de agua a través de las paredes. Además, el Ayuntamiento señala que se incumple con la normativa de seguridad en caso de incendio, no cuenta con medidas de extracción de humos y gases que eviten la contaminación atmosférica y no cumple con las condiciones de accesibilidad exigibles en cualquier edificio de uso público.

El Ayuntamiento da de plazo hasta este miércoles para el cierre voluntario del aparcamiento y en caso contrario, se procederá al cierre de forma subsidiaria. Así mismo, el Servicio Municipal de Patrimonio y Contratación ha comunicado al Servicio Municipal de Edificación y Actividades, dependiente del Área de Urbanismo, el informe de las deficiencias detectadas por los técnicos de Geursa en este aparcamiento, por si fuera necesaria su intervención y precinto de las instalaciones.

Publicado el
12 de abril de 2016 - 10:58 h

Descubre nuestras apps

stats