Dos semanas en alerta 3 y los indicadores epidemiológicos de Gran Canaria aún se resisten a emprender el descenso

Distribución de los casos positivos en Gran Canaria, este martes, 2 de febrero

Gran Canaria, en nivel de alerta 3 declarado por el Gobierno de Canarias para contener los contagios de coronavirus, sigue encabezando los contagios diarios en las Islas y su capital, Las Palmas de Gran Canaria, triplica los casos activos de Santa Cruz de Tenerife. Los datos aportados por la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias de este martes, 2 de febrero, asignan a Gran Canaria 123 nuevos positivos de COVID-19 registrados en las últimas 24 horas, mientras que Tenerife presenta menos de la mitad, solo 45, y Lanzarote aún menos, con 32 nuevos casos.

La UCI del Hospital Insular se llena, pero "hay capacidad de movilizar pacientes y posibilidad de disponer de más camas"

La UCI del Hospital Insular se llena, pero "hay capacidad de movilizar pacientes y posibilidad de disponer de más camas"

Ha vuelto a ocurrir: por tercera vez las islas de Gran Canaria y Tenerife se ceden mutuamente el testigo para encabezar el avance de la pandemia en el archipiélago, y de nuevo le toca a la isla redonda mostrar las cifras más elevadas de contagios, casos activos y fallecimientos. Ya ocurrió en verano, cuando triplicaba los números de Tenerife, que parecía ajena a la situación de su vecina. Pero poco después, ya en septiembre, la situación se dio la vuelta y fue la isla del Teide la que acaparó los peores indicadores epidemiológicos. Esto la llevó a sufrir las mayores restricciones del archipiélago durante semanas, incluso meses, ya que no bajó del semáforo rojo (luego nivel de alerta 3) hasta pasadas las Navidades.

Ahora, de nuevo, la pandemia en Canarias vuelve a dar un giro de 180 grados y, mientras que la provincia occidental presenta datos que rozan la nueva normalidad en La Palma y La Gomera, y están mucho más aliviados en Tenerife, en la provincia oriental la situación es muy preocupante en Lanzarote y Gran Canaria, con esta última mostrando que a este virus hay que vencerlo muchas veces. Ya lo hizo en verano, y ahora toca hacerlo de nuevo.

Tras más de dos semanas en alerta 3, Gran Canaria no ha logrado reducir su curva de contagios, solo frenarla, pero aún así, esta sigue su avance con tendencia ascendente, menos acentuado que antes, eso sí, pero subiendo. Las medidas adoptadas para frenar los contagios, las incluidas en el nivel 3, no están siendo suficientes y ya el Gobierno de Canarias reconoció el pasado jueves que esperaban un descenso mayor, es decir, que la curva tomara un sentido descendente. Pero esto no ha ocurrido, lo que hace prever que de nuevo se alargarán las restricciones en la isla, o incluso que se aumenten. Se sabrá tras el Consejo de Gobierno de este jueves, cuando el Gobierno anuncie si adopta algún cambio en las alertas, cuando quedarán pocos días para el inicio de los Carnavales (aunque sean virtuales).

La mayoría de los indicadores epidemiológicos de Gran Canaria este martes siguen estando en riesgo alto o muy alto, y solo la trazabilidad (el porcentaje de casos cuyo origen es conocido por las autoridades sanitarias) y la positividad están en nivel de riesgo bajo (74,41%) y medio (7,17%), respectivamente.

En cuanto a los indicadores de la capacidad asistencial frente a la COVID-19, el porcentaje de ocupación de camas UCI está en nivel de riesgo alto, con un 17,78%, y el de camas no UCI, en nivel de riesgo bajo, con un 4,84%. La situación, tal y como han explicado a este periódico fuentes sanitarias, "no es de colapso" y hay capacidad para movilizar más camas si hiciera falta.

Las peores cifras las dan la incidencia acumulada a siete y 14 días en mayores de 65 años, que muestran 84 y 174 casos, respectivamente, por cada 100.000 habitantes, es decir, nivel de riesgo muy alto (color marrón en el gráfico superior). La IA a siete y 14 días en población menor de 65 años está algo mejor, pero sigue en nivel de riesgo alto (115 y 226 casos por cada 100.000 habitantes).

Observando la curva de la IA a siete días en Gran Canaria se aprecia que por ahora esta no ha iniciado su descenso. De hecho, desde el pasado día 16 de enero, cuando se anunciaron las nuevas restricciones, hasta este martes, se ha pasado de 100 casos por cada 100.000 habitantes a los 117,6 actuales.

Tampoco la IA a 14 días ha descendido, y ha pasado desde el 16 de enero de 170 a 226 casos.

En Gran Canaria hay un total de 14.487 casos acumulados, de los que 3.588 están activos, frente a los 3.055 de Tenerife, es decir, que de nuevo la isla más afectada por el virus vuelve a ser Gran Canaria, un honor que cedió a Tenerife en otoño y que ahora recupera. En cuanto a las capitales, Las Palmas de Gran Canaria tiene el doble de casos activos que Santa Cruz, con 3.256 frente a 1.611.

Dos días antes de que Gran Canaria entrase en alerta 3, Lanzarote alcanzó la alerta 4, la primera de las islas en subir al nivel máximo de restricciones. Desde entonces, hace ya 18 días, la IA a siete y 14 días en la isla más oriental del archipiélago ha retrocedido notablemente y, aunque sigue siendo la más alta de toda Canarias, sus contagios diarios y sus curvas han emprendido el ansiado descenso. Tal y como se aprecia en la gráfica superior, tanto Tenerife como Lanzarote se encuentran ya en plena bajada de sus parámetros, no así Gran Canaria, que pese más de dos semanas en alerta 3, se resiste, por ahora, a comenzar a bajar.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats