La jefa de la Policía Local que hizo la fiesta en plena pandemia continúa al mando a pesar de haber sido cesada

Sede de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife

La hasta ahora jefa de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife, Carmen Delia González Martín, quien ejercía como comisaria principal en funciones, ha sido apartada de esta responsabilidad, se ha cesado en la asignación de los emolumentos correspondientes y dejado vacante el puesto al mando de la institución hasta que "se habilite el procedimiento" para su ocupación, señaló Florentino Guzmán, concejal del área de Seguridad, Movilidad y Accesibilidad del Ayuntamiento de la capital tinerfeña. 

La medida, justificada por Guzmán ante la "pérdida de confianza", crea una situación de punto muerto en la cadena de mando de la Policía, con "más efecto político que práctico", según la interpretación que hacen algunas fuentes de la decisión adoptada por el área de Seguridad. Hace pocos días, la exigencia de destitución o cese fue lanzada por el grupo municipal de Unidas Podemos, formación que ofrece apoyo externo al actual equipo de Gobierno local con tres concejales, al considerar que mantener a González al frente de la Policía suponía un “daño de enormes consecuencias” para la imagen de la institución, en palabras de su portavoz Ramón Trujillo.

El catálogo de puestos de trabajo de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife dispone una plaza vacante de comisario principal y otra de comisario -ocupada como funcionaria en propiedad por González; por debajo, tres plazas de subcomisario. A efectos prácticos, según estas fuentes, y siendo una institución jerarquizada, la comisaria seguirá por encima en la cadena de mando de las fuerzas de seguridad local por ser la de mayor jerarquía en el escalafón, y en condiciones, apuntan, de reclamar compensaciones por el ejercicio de esas funciones como si todavía continuara en la Jefatura del Cuerpo.

Como se recordará, Carmen Delia González Martín se encuentra inmersa en un expediente disciplinario por su participación en una fiesta celebrada en las dependencias de la Policía, en la Avenida Tres de Mayo, a finales del mes de abril, en plena vigencia del estado de alarma y vulnerando los preceptos sobre confinamiento y medidas de protección. A raíz de la divulgación de lo ocurrido en la fiesta, adelantada por este medio, se abrió una investigación y el posterior expediente.

En este sentido, el expediente disciplinario sigue su curso, y de hecho su tramitación de cara a la posible aplicación de sanciones se ha activado una vez que Carmen Delia González se ha reincorporado a su puesto de trabajo, después de estar de baja médica desde el 6 de mayo, fecha de publicación de las primeras noticias sobre la fiesta.

A su vez, el Ayuntamiento acordó en su momento, dar traslado a la Subdelegación del Gobierno de todas las actuaciones practicadas en el curso de las investigaciones abiertas el 7 de mayo sobre los hechos citados, por si se entendieran vulneradas algunas de las disposiciones contempladas con el fin de controlar la transmisión del virus.

Etiquetas
Publicado el
16 de junio de 2020 - 15:23 h

Descubre nuestras apps

stats