Sobre este blog

Espacio creado para apoyar y promover el espíritu emprendedor en Castilla-La Mancha.

Creando Oportunidades

Pellets de paja, la innovadora apuesta de un emprendedor en Villar de Domingo García

Javier de la Cruz en sus instalaciones de Villar de Domingo García (Cuenca)

1

Llevaba con la idea en su cabeza desde hacía varios años. Y es que, verano tras verano, veía cómo la paja de la siega del cereal se quedaba sin recoger ni comercializar en la mayoría de las parcelas de la provincia. Algo que para Javier de la Cruz Lorenzo, vecino de Villar de Domingo García, era toda una oportunidad sin aprovechar; un recurso del territorio con mucha potencialidad para convertirse en un elemento generador de riqueza y de economía local en una zona tan castigada por la despoblación, como es Cuenca.

La solución, a su juicio, pasaba por la puesta en marcha de una planta de fabricación de pellet de paja, producto que en el norte de Europa se lleva utilizando desde hace bastante tiempo como biocombustible, aprovechando que lleva muchos años dedicado a la recogida y empacado de paja para la ganadería y el compost del champiñón.

Una idea de negocio que finalmente va a ver la luz este año 2022 en Villar de Domingo García y que ha sido merecedora de uno de los doce premios del I Concurso de Proyectos Empresariales e Innovadores Integra 4.0 de la Diputación de Cuenca, concretamente, uno dotado con 100.000 euros.

Y es que, tal y como subraya su promotor, se trata de un proyecto innovador en una zona rural despoblada que valoriza un producto del territorio, como es la paja, y en un contexto, como el actual con una crisis energética, que lo hace ideal. 

Innovador, según explica De la Cruz, porque “después de mucho buscar, he encontrado en Lituania una maquinaria con eficacia demostrada que solo utiliza paja y agua para fabricar pellets, sin necesidad de aglomerantes ni otros aditivos, valiéndose simplemente de una mayor fuerza de compactado y de la lignina, presente en la paja y en la madera, como pegamento natural”.

El resultado es un pellet de paja para biomasa y uso como biocombustible con un poder calorífico ligeramente inferior al pellet de la madera, aunque, tal y como resalta su promotor, un 50 por ciento más barato y, en consecuencia, muy competitivo.

No es de extrañar, por lo tanto, que las previsiones iniciales de mercado sean bastante buenas con este producto, que, según precisa, se enfoca como biocombustible para calderas, especialmente industriales al estar mejor preparadas para este tipo de pellet, aunque, tal y como aclara, también puede servir para calderas domésticas.

Este proyecto empresarial se encuentra en estos momentos en su recta final. No en vano, en la actualidad, se están ultimando los trabajos de instalación eléctrica de la nave que albergará la planta de fabricación y se prevé que la maquinaria llegue para su instalación a finales del presente mes.

El objetivo es que la empresa esté en funcionamiento el próximo 13 de diciembre, según el promotor, quien detalla que la producción inicial rondará los 3 millones de kilos de pellet al año, aunque confía en que en unos doce meses se alcancen los 9-10 millones.

Y es que, tal y como subraya, este proyecto empresarial está concebido para el mercado nacional y “allí donde me hagan el pedido, lo enviaré por carretera, ya sea en sacas o a granel, dependiendo, eso sí, de la cantidad”.

Sobre este blog

Espacio creado para apoyar y promover el espíritu emprendedor en Castilla-La Mancha.

Creando Oportunidades

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats