Castilla-La Mancha Blogs y opinión

Sobre este blog

Palabras Clave es el espacio de opinión, análisis y reflexión de eldiario.es Castilla-La Mancha, un punto de encuentro y participación colectiva.

José Moreno Berrocal y su divulgación del cristianismo

0

José Moreno Berrocal, pastor de la Iglesia Evangélica de Alcázar de San Juan, graduado por el Colegio Bíblico de la Gracia y por la School of Biblical and Theological Studies de Welwyn (Inglaterra), presidente del Consejo Evangélico de Castilla-La Mancha y de la Comisión de Teología de la Alianza Evangélica Española, es asimismo fecundo escritor.

Uno de sus libros, publicado por el grupo editorial evangélico Andamio en 2014, conmemora los 50 años de la muerte de Clive Staples Lewis (normalmente conocido como C.S. Lewis), estando perfectamente concebido como una guía que nos informa de la rica biografía de Lewis, por un lado, resaltando, por otro, la importancia del mensaje de la conocidísima saga ‘Las Crónicas de Narnia’, del autor irlandés, impulsando su legado de espiritualidad cristiana.

Lewis nació en Belfast en 1898 falleciendo en Oxford, donde fue profesor (también lo fue en Cambridge), en 1963. Aunque criado en un devoto ambiente religioso (su abuelo fue sacerdote anglicano), Lewis vivó su juventud siendo un completo ateo. En 1931 regresa al cristianismo. En este acercamiento le ayudó mucho su amigo el escritor J.R.R. Tolkien, quien se empeñó en que Lewis volviese por la vía católica, si bien el creador de los mundos de Narnia ingresó, como él dijo, “laico ordinario de la Iglesia de Inglaterra”, declarando jocosamente que fue el “converso más reacio de Inglaterra”.

Lewis explica esta conversión en sus libros ‘Mero cristianismo’ y ‘Cautivado por la alegría’. No exactamente predicador o teólogo, aunque también, fue sobre todo un escritor, altamente imaginativo, dotado de hábiles recursos literarios. En ‘Cartas del diablo a su sobrino’, el emisor, el viejo diablo Escrutopo escribe a su sobrino, el joven Orugario. Explica el autor que Escrutopo derivó de escroto, Gestapo, topo y tópico, y el nombre de otro diablo, Babalapo, de baba, bobo, lapo y lapa. Otros demonios, además, se designan muy expresivamente como Tripabilis, Gluboso, Sapotubo o Suburbiano. En esta deliciosa obrita, el autor reflexiona objetiva y equitativamente, sobre Nuestro Padre (Lucifer) y el Enemigo (Dios). A veces parece mostrarse como abogado del diablo, no olvidando que los diablos poseen una retórica espiritual, son ángeles caídos.

Lewis cree que el cristianismo es un mito, como los mitos griegos o nórdicos, mas con la diferencia de ser el mito posible, legitimado en los evangelios. José Moreno Berrocal acertadamente interpreta que el escritor norirlandés, “por medio de Narnia, intenta recrear un mundo que nos conduzca a desear otro mundo, el del Padre, el Cielo”. De forma que el placer de la lectura, al desear que se haga presente la fantasía, puede llevar, bajo una orientación religiosa, al anhelo de ese otro mundo celestial. Fuente segura de las ‘Crónicas de Narnia’ es la Biblia. En ellas, Jesús está representado por el león Aslan. Su innegable legado es presentar una realidad espiritual en el atractivo molde de un dinámico cuento de hadas.

En la reciente edición de 'La Biblia del Siglo de Oro español', publicada de nuevo por Andamio, José Moreno Berrocal se propone destacar, y de algún modo rescatar, la gran personalidad de Casiodoro de Reina, autor de la llamada Biblia del Oso, traducción de los originales hebreos y griegos y que fue publicada en Basilea en 1569.

Por su inequívoca calidad literaria se erige con justeza como uno de los más selectos productos del Siglo de Oro español. Casiodoro de Reina nació en 1520 en Montemolín, hoy en Badajoz pero que entonces se ubicaba en el otrora denominado Reino de Sevilla. Se duda de sus orígenes: unos dicen que procedía de judeoconversos y otros que era morisco. Es ordenado sacerdote e ingresa en el monasterio de San Isidoro del Campo, en Santiponce, muy cerca de Sevilla, integrado en la Orden de los Jerónimos, 'nido' de reformistas.

A mediados de siglo se desencadena una fuerte persecución inquisitorial por la que en 1557 Casiodoro se ve obligado a huir a Ginebra, donde conoce a Juan Calvino. Ginebra, informa Moreno Berrocal, «albergaba a muchos refugiados europeos que huían de las persecuciones desatadas contra ellos en sus países de origen por causa de su fe evangélica, entre los cuales había holandeses, franceses, italianos e ingleses». En la capital suiza es donde Casiodoro de Reina comienza a traducir la Biblia, labor que, intensamente, le llevó doce años.

En 1558, viviendo en Londres, ya ha pasado de ser monje jerónimo a pastor protestante atendiendo a los refugiados españoles. Allí se casó con una viuda, Ana, cuyos antepasados eran españoles, surgiendo de esta unión cinco hijos. Y fue en Londres, y con la presumible ayuda de Cipriano de Valera, donde Reina escribe 'Confesión de Fe Hispánica'. Valera, traductor de Calvino, publicó en Amsterdam en 1602, año de su muerte, una revisión, conocida como 'Biblia del Cántaro', de la Biblia traducida por Reina. Por eso, a las ediciones del texto bíblico, de orientación protestante, más difundidas, se las llama Biblia Reina-Valera. Señala Moreno Berrocal: "A diferencia de la atmósfera opresiva creada por la Inquisición en España, y que llevaba a las gentes a no significarse para no ser perseguidas, las sociedades de la Reforma, por el contrario, buscan dar un paso al frente y confesar lo que son abiertamente".

Lo cierto es que España, en contra de lo que pudiera pensarse por su exacerbado contrarreformismo oficial, fue muy fértil en el empeño de traducir la Biblia desde los textos originales. Las versiones de Fray Luis de León del Libro de Job y el Cantar de los Cantares provienen del hebreo, desdeñando el sabio profesor de la Universidad de Salamanca, agustino, belmonteño, la autoridad tenida por incuestionable de la Vulgata latina, plagada de errores. Desdén que tuvo que ver con el encarcelamiento del eximio poeta. José Moreno Berrocal, en su libro, detalla pormenorizadamente el ambiente pionero en nuestro país previo a la culminación de la suprema traducción de Reina, traducción que pasa a formar parte del escogido elenco de las mejores versiones bíblicas en las modernas lenguas europeas. La Biblia, subraya Moreno Berrocal, «es patrimonio de todos los pueblos de la tierra, no es el monopolio de unos pocos eruditos y clérigos.»

Por otra parte, se constata que en nuestro país se conformaron diáfanamente las propuestas reformistas 'avant la lettre', caso de los erasmistas, esos llamados 'alumbrados', que se mostraron heterodoxos en esenciales matices de las creencias religiosas, criticando los usos viciados, aunque no pretendiesen abandonar el catolicismo, al modo de Erasmo, muy influyente en el ideario de la Reforma, aunque rechazando a Lutero y reconociendo al Papa.

Algunos fueron altos cargos eclesiásticos, como Bartolomé de Carranza, caso curioso. Fue perseguidor de protestantes, siendo recompensado por Felipe II, quien lo nombra arzobispo de Toledo. Confiesa en Yuste a Carlos V en su lecho de muerte y le da la extremaunción. Unos monjes espían y denuncian que el emperador no había muerto en la fe católica por culpa de Carranza.

Pasó unos cuantos años en prisión hasta su muerte en Roma, quedando exonerado. Hoy, desde 1993, sus restos reposan en la catedral de Toledo. Es uno de los personajes principales de la novela 'El hereje', de Miguel Delibes, que aborda muy jugosamente el tema de la acción de aquellos heroicos intelectuales españoles.

Sobre este blog

Palabras Clave es el espacio de opinión, análisis y reflexión de eldiario.es Castilla-La Mancha, un punto de encuentro y participación colectiva.

    Autores

Etiquetas
Publicado el
27 de enero de 2021 - 10:29 h

Descubre nuestras apps

stats