“Es preferible no administrar más vacunas si no estás seguro de poder poner la segunda dosis", afirma el Gobierno castellanomanchego

Una de las voluntarias Hospital de las Clínicas de São Paulo que han probado esta semana la vacuna contra la COVID-19 desarrollada por el laboratorio chino Sinovac.

Castilla-La Mancha ya ha administrado el 85% de las más de 63.000 dosis de vacunas contra la COVID de las que dispone para la primera fase del plan de vacunación del Ministerio de Sanidad que se está siguiendo "punto por punto" en la comunidad autónoma. Ahora, y debido los problemas de distribución de la vacuna de Pfizer, en esta región se ha dado prioridad a garantizar la segunda dosis necesaria para la inmunidad total frente la COVID-19. Por ello, el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha dejado claro que es “preferible no abundar en administrar más vacunas si no estás seguro de poder poner la segunda”.

Castilla-La Mancha reconoce que no puede poner las 15.000 vacunas diarias previstas: "¿Pretenden que García-Page las fabrique?"

Castilla-La Mancha reconoce que no puede poner las 15.000 vacunas diarias previstas: "¿Pretenden que García-Page las fabrique?"

El consejero ha reiterado que pese a que los equipos sanitarios están capacitados en Castilla-La Mancha para administrar 25.000 vacunas diarias, el “cuello de botella” está en las dosis recibidas que han venido “mermadas” y “tenemos que ir acomodándonos a eso”. La premisa fundamental frente a ello es “tener clara la segunda dosis de todos los que recibieron la primera”. “Ese es el compromiso vital”, ha recalcado.  

El consejero se ha referido también a la polémica por la vacunación de algunos altos cargos y alcaldes. “Yo no estoy vacunado, no me toca”, ha dicho, y ha hecho hincapié en el hecho de que cuando se habla de centros sociosanitarios y de primera línea de personal sanitario, “no distinguimos profesionales”. “Nos da igual que se vacune el gerente que el que trabaja en el almacén. Vacunamos a todo el mundo y hay centros que ya están vacunados al cien por cien, incluidos equipos directivos”.

También ha querido aclarar que en esta región se administraron cinco dosis por vial de Pfizer desde el minuto uno, como se indicaba en la ficha técnica, hasta que esta compañía farmacéutica y la Agencia Europea del Medicamento aprobaron las seis dosis con determinadas jeringas. Desde ese momento, son seis dosis por vial las que se están administrando, con una disponibilidad de 1,8 millones de jeringas (800.000 en 'stock' y un millón compradas que llegarán en breve plazo).

Sobre este punto ha detallado más cifras la directora general de Cuidados y Calidad del Servicio Regional de Salud (SESCAM), Begoña Fernández, quien ha explicado que toda la planificación se está realizando de manera “milimétrica”. A pesar de la reducción del envío de dosis, que ha "ralentizado el proceso", el calendario se está realizando “con bastante normalidad” para poder vacunar a todas las personas que ya han recibido la primera dosis, y que casi es ya el cien por cien. Tan solo restan por vacunar usuarios y residentes de centros donde se han declarado casos positivos de coronavirus.

En este sentido, ya ha comenzado el proceso de vacunación de la segunda dosis en usuarios y residentes de centros sociosanitarios, donde ha habido una aceptación de más del 90%. Y durante esta semana se ha comenzado con el segundo grupo diana de la primera fase: personal sanitario y no sanitario de primera línea. Actualmente, ya se ha vacunado al 52% de los profesionales sanitarios de primera línea.

Además, con el objetivo de aprovechar todas las dosis de vacuna, la directora general ha precisado que desde que la Agencia Europea del Medicamento autorizó la sexta dosis del vial, se ha comenzado a administrar de esa manera, con un porcentaje de uso que roza el cien por cien, ya que para poder extraer esa dosis se están usando eringas de “bajo espacio muerto” (no dejan casi espacio o limitan el existente entre la parte distal, el cono y la conexión de la aguja) que permiten que salta todo el líquido. “No tenemos ningún problema con esta cuestión, tenemos garantizada la administración de la dosis”.

Equipos de vacunación

En Castilla-La Mancha están administrando las dosis más de 400 personas, en más de 200 equipos dobles (médico/a y enfermera), junto con 35 equipos sociosanitarios de apoyo que se crearon durante el primer momento de la pandemia para ayudar en la asistencia en estos centros. Además, en cada una de las gerencias hospitalarios se han desplegado equipos flexibles que van variando en función de la disponibilidad de las vacunas.

Finalmente, el director general de Recursos Humanos del SESCAM, Íñigo Cortázar, ha señalado los hitos de todo el proceso de vacunación, resaltando que son 40.000 los profesionales sanitarios de primera línea que componen la población diana de este sector. Ha dejado claro que no solo son contratados, sino también residentes, estudiantes y empresas externas de limpieza, mantenimiento, etc. El objetivo es “priorizar” a toda la primera línea, que es clave para tener capacidad de respuesta en el ámbito asistencial. Desde que este proceso comenzó el pasado viernes, ya se ha administrado la vacuna al 52% del total de estos trabajadores y trabajadoras, con un índice de rechazo que no llega al 5%.  

Según ha dicho, en Castilla-La Mancha no se ha retrasado la vacunación ningún día y se seguirá realizando en fines de semana. Por lo tanto, a lo largo de la semana que viene, la previsión es que finalice el proceso con esta primera línea de personal sanitario, para comenzar después con el sector privado. Ha añadido a este respecto que ya se ha abierto la colaboración con las mutuas de trabajo para conformar equipos que permitan llegar al mayor número de profesionales sanitarios del sector privado y “terminar a la mayor brevedad posible”.

Etiquetas
Publicado el
22 de enero de 2021 - 13:42 h

Descubre nuestras apps

stats