La consejera de Sanidad de Castilla y León alerta de que la incidencia de la COVID en Castilla y León es de 403 casos mientras que la media nacional es de 263

La consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León, Verónica Casado.

La segunda ola de la COVID-19 está empezando a ser especialmente severa en Castilla y León, donde la incidencia acumulada en los últimos 14 días es de 403,63 casos mientras que la media nacional es de 263. Las cifras preocupan al Gobierno autonómico, que en la tarde de este martes asistirá en pleno a una nueva reunión con el comité de expertos, tal y como ha avanzado la consejera de Sanidad, Verónica Casado. La decisión se toma tras romperse la estabilidad que se observó la pasada semana para pasar a un repunte que no sólo es claro en el número de positivos que sigue creciendo, también en el índice de reproducción del virus, por encima del 1 en casi todas las provincias de la Comunidad.

Según ha precisado la consejera, en la reunión de esta tarde se plantearán tres preguntas al comité de expertos: cómo "normalizar el sistema sanitario, hasta dónde y cómo, cómo aplicar las medidas restrictivas así como el impacto que tienen y por qué no parecen tener el mismo efecto en España y si es recomendable cerrar colegios o universidades o limitar la actividad deportiva y cultural, y cuál es el pronóstico de la evolución de esta segunda ola, si se está en la meseta o seguirá creciendo y si habrá una tercera.

Además, desde Castilla y León se trabaja en fijar unos mínimos que permitan establecer tres niveles de alerta en el que el más alto implicaría el confinamiento mientras que los otros dos tendrían medidas restrictivas determinadas. Esta propuesta se trasladará también al próximo Consejo Interterritorial.

En esta reunión se contará además con un asesor externo, el médico Rafael Bengoa, consejero de Sanidad del País Vasco entre 2009 y 2012 y asesor de los expresidentes Bill Clinton y Barak Obama. "Seguimos pensando que cualquier decisión debe estar sustentada en estudios técnicos y científicos", ha justificado Casado. No sólo se va a hablar con los expertos, para el miércoles también se ha fijado un encuentro del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y del vicepresidente, Francisco Igea, con los alcaldes de las nueve capitales de provincia de Castilla y León.

Suspender o limitar las clases presenciales en la Universidad

Casado ha insistido en que el país sigue en "emergencia sanitaria" y ha lamentado las situaciones que se han producido en Salamanca, donde grupos de universitarios no han respetado las restricciones básicas. En este momento, la Junta estudia la suspensión o la limitación de clases presenciales en la Universidad. En la capital charra la incidencia de casos es 454,8 por cada 100.000 habitantes, lo que la deja muy cerca de los "criterios Illa" para proceder a su cierre.

"Muchos estudiantes lo están haciendo bien, pero hay un porcentaje que no quiere entender la gravedad de lo que está ocurriendo y siguen reuniéndose en pisos. No sólo se juegan su salud y la de sus familiares, también su futuro laboral", ha lamentado la consejera. El caso de Salamanca y la posibilidad de restringir clases es un asunto que también se abordará esta tarde con los expertos.

Respecto a la situación de municipios confinados o al borde del confinamiento, la consejera de Sanidad ha anunciado que este martes acaban los de El Carpio (Valladolid) y Sotoserrano (Salamanca) mientras que en Medina del Campo no está claro aún si acaba o se opta por medidas restrictivas como las impuestas en su momento en Valladolid y Salamanca. En San Andrés del Rabanedo (León) confinado desde la semana pasada la tendencia sigue siendo alta, mientras que en en Íscar (Valladolid) la tendencia es decreciente aunque la incidencia es elevada y en Pedrajas de San Esteban (Valladolid) la tendencia y la incidencia siguen siendo elevadas. La explicación de Casado sobre la poca efectividad de las medidas en estos dos municipios, confinados por segunda vez, es que no se cumplen ni las limitaciones de reuniones sociales ni las de distancia social.

En cuanto a otros municipios en riesgo de confinamiento, Casado se ha referido a que existe "preocupación" por la situación de Aranda de Duero (Burgos) que ya ha estado confinada, Ponferrada (León), Santa María del Páramo (León), la zona norte de la capital de Salamanca y el municipio de Villamayor, y Tordesillas (Valladolid). En algunas de estas zonas con alta incidencia se debe a brotes en residencias de ancianos.

Situación complicada en las capitales de provincia

Tanto en León como en Palencia, las dos únicas capitales cerradas desde la semana pasada, la tasa es alta. En la primera hay 538 casos por cada 100.000 habitantes y en la segunda 613. Además hay zonas que preocupan especialmente como Eras de Renueva y José Aguado en el caso de León y Jardincillos y Pintor Oliva en Palencia. Además, Valladolid y Salamanca están muy cerca del "criterio Illa" de los 500 casos, ambas tienen una incidencia de 454 casos. Detrás están Ávila, con 382,7, Burgos con 346,9, Zamora con 311, Segovia con 284,4, y Soria con 154.

Tendencia creciente en el número de fallecidos

Castilla y León ha notificado este martes 416 nuevos nuevos casos y un total de 65.147 positivos por coronavirus. De los datos, la consejera ha destacado el número de fallecidos en los hospitales, 18, un número que ha ido aumentando en las últimas semanas y que sitúa el total en 2.489, muertes desde el inicio de la pandemia.

Por provincias y en total, Ávila suma 35 positivos más, con un total de 4.290; Burgos suma 49 positivos, con 9.655 en total; León 153 más, hasta 9.576; Palencia 11 más, con 3.947; Salamanca suma 84 más hasta un total de 10.182; Segovia incorpora cuatro nuevos positivos hasta los 5.862 en total; Soria añade cinco más hasta 3.795; Valladolid incorpora 55 positivos, hasta 14.442 y Zamora suma 20, hasta los 3.398.

Etiquetas
Publicado el
13 de octubre de 2020 - 16:03 h

Descubre nuestras apps

stats