Estas son las 300 residencias de Castilla y León en las que han fallecido ancianos por COVID

Un militar de la UME desinfecta las ventanas de una residencia. / David Zorrakino / Europa Press

Antonio Vega / Jesús Lopez de Uribe

0

En cuatro de cada diez residencias de mayores de Castilla y León han fallecido personas que se contagiaron de coronavirus. En concreto, hasta el 9 de marzo de 2021, en más de trescientas de los setecientos centros que la Consejería de Familia considera con autorización para llevar a cabo esta labor hubo muertos por la pandemia. Es la primera vez que se conoce con detalle en que residencias hubo muertos o no, gracias a varias peticiones de transparencia de este periódico.

Aunque en Segovia y Soria las cifras son muy superiores. En Segovia en 27 residencias hubo fallecimientos y en 14 sin ellas (el 65,85%); y en Soria hubo fallecidos en 19 centros por 16 en las que no (54,29%). Palencia es la provincia en la que menos porcentaje de centros tuvieron que soportar estas luctuosas circunstancias por culpa de la COVID-19, sólo en el 28,57% de todas ellas; 16 de 56, con lo que en 40 no se produjo ninguna.

En números totales, Castilla y León califica como 'residencias de mayores' a 716 centros en las nueve provincias, según una tabla de datos abiertos que facilitó mediante una petición de transparencia. En 306 hubo fallecimientos por coronavirus, siendo Salamanca (con 58) donde más centros ha habido afectados. León, con 49, Valladolid con 47 y Burgos con 41 son las provincias donde más se ha producido esta misma circunstancia.

Pese a los esfuerzos de la consejería de Familia de la Junta de Castilla y León, que dirige Isabel Blanco, de ocultar a toda costa los datos de fallecimientos en cada uno de estos centros residenciales para mayores –aduciendo que a los privados se les podría "causar un daño económico" de conocerse sus nombres–, este medio ha conseguido determinar en cuál de cada una de ellas se han producido, o no, decesos de sus residentes por causas del coronavirus; sin poderse especificar cuántos han muerto en la propia residencia o trasladados al hospital.

Obviando el manifiesto apoyo de la Dirección General de Transparencia de la Junta a que sí se hicieran públicos esos datos, y la decisión del Comisionado de Transparencia de Castilla y León que consideró que eran datos de "especial interés público", la consejera Isabel Blanco ha mantenido las órdenes concretas de no identificar más que los centros propiedad de la Junta y los centros intervenidos por ella. Incluso ha considerado como privados los de propiedad pública pertenecientes a las residencias de ayuntamientos y diputaciones, negando la posibilidad de saber qué ocurrió en ellos.

Solicitando transparencia, 'a la contra'

La recalcitrante posición de la consejera de Familia Isabel Blanco en no hacer públicos unos datos que toda la ciudadanía querría conocer, basándose en posibles "perjuicios económicos" de las gestoras de las residencias de mayores, se ha seguido repitiendo. Negándose todas las respuestas en base a que "dar a conocer el número de fallecimientos en estos centros les causaría un perjuicio empresarial" en el futuro.

Debido a ello desde la redacción de elDiariocyl e ILEÓN se envió una petición "a la contra" de transparencia, solicitando entonces "el listado de las residencias de mayores donde no hubiera habido muertos por COVID-19". El acceso a dicha información no pudo ser negada al no existir perjuicio empresarial alguno, sino todo lo contrario.

Así, con el cruce de sus propios datos abiertos sobre los centros sociosanitarios de la autonomía se puede conocer dónde ha habido fallecimientos, eliminando las residencias en las que no ha habido muertos.

Lo que sigue siendo desconocido, porque la Junta se niega a darlo en caso de centros que no sean de su gestión incluso en el caso de residencias públicas pertenecientes a Diputaciones y Ayuntamientos, son los fallecimientos que se produjeron por la pandemia dentro de cada una de ellas.

De todas formas, es necesario indicar que pueden existir algunas discrepancias entre los datos ofrecidos por la Junta de Castilla y León y los facilitados en estas dos tablas. Ya que en la contestación en la que indicaban las residencias de mayores donde no se habían producido situaciones luctuosas especificaba que había 699 centros de este tipo, y en la tabla que los listaba y contra la que se han contrastado los datos se localizaron 715.

También hay que especificar que cuatro centros geriátricos donde no hubo fallecimientos se han tenido que añadir, con lo que el número final de la tabla que puede consultar arriba es de 719 residencias de ancianos en la comunidad autónoma, de las cuales en el 42,6% de ellas murieron residentes por contagiarse de coronavirus.

Nota de la redacción: Si consideras que puede haber algún error material en estos datos mándanos un correo con el asunto 'Residencias' a redaccion@eldiariocyl.es

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats