León capital y Medina del Campo superan la incidencia de 150 casos que obligará a cerrar el interior de la hostelería

Un hombre pasea en patinete en León.

León capital, Medina del Campo (Valladolid) y Valverde de la Virgen (León) superan la incidencia de 150 casos que los obliga a cerrar el interior de la hostelería. Si se mantiene así la tendencia en los próximos días, este lunes el Consejo de Gobierno aprobaría esta limitación extra en al menos estos tres municipios, que hasta ahora se habían mantenido por debajo de 150 casos por cada 100.000 habitantes (14 días).

Según los datos que maneja la Consejería de Sanidad, también sube la incidencia con respecto a la semana pasada en Guijuelo (142), Íscar (142) y Toro (127). Si se detectaran nuevos casos en los próximos días, estos municipios también podrían sumarse al resto de ciudades en las que no se puede consumir en el interior de la hostelería

Aunque con una incidencia inferior a los otros municipios, en Peñaranda de Bracamonte los casos se han multiplicado, con una incidencia de 114 casos por cada 100.000 habitantes, puesto que un brote de 7 personas ha disparado la incidencia. Villaquilambre se mantiene estable en 128 casos por cada 100.000 habitantes, y suben ligeramente los casos en Sariegos (León) y Aranda de Duero).

En Ponferrada, Almazán y Arévalo baja la incidencia

En el otro lado de la balanza se sitúan Ponferrada, Almazán y Arévalo, que ya se sitúan por debajo de los 150 casos por cada 100.000 habitantes. La incidencia en Ponferrada es de 147, en Almazán es de 128 y en Arévalo es de 126 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Sin embargo, si la Junta mantiene sus criterios, Almazán deberá permanecer con el interior de la hostelería cerrada hasta el 11 de mayo o el 9 de mayor si esta norma decae junto al estado de alarma

La tendencia es decreciente también en Salamanca, aunque todavía supera el umbral fijado por la Junta, hasta los 156 casos por cada 100.000 habitantes. Si la incidencia bajara de los 150, se reabriría el interior de los bares como este martes se ha hecho con Palencia y otros municipios.

La presencia del coronavirus en las aguas residuales "debería analizarse en el futuro"

Hace diez días, ya registraban un aumento de partículas del coronavirus en las aguas residuales en León, Medina del Campo y otros municipios como Zamora, Benavente, Laguna de Duero o Miranda de Ebro, según los nuevos datos publicados en el Portal de Transparencia. Esta herramienta podría permitir a la Junta de Castilla y León tomar "decisiones algo más anticipadas", ha reconocido este jueves el vicepresidente del gobierno autonómico, Francisco Igea.

El portavoz de la Junta de Castilla y León ha asegurado que si "a veces" resulta "bastante difícil" explicar las restricciones cuando la incidencia acumulada ha subido, "no le digo una semana antes", ha valorado.

A pesar de que se tienen estos datos, no se está utilizando "como criterio", pero Igea ha destacado la relación que existe entre un aumento de las partículas y una superior incidencia de COVID en los días posteriores, algo que "debería obligar a aprender". Este asunto se estudiará entre el personal de Salud Público y con el comité de expertos "y debería analizarse en el futuro".

La detección de SARS-COV-2 en el agua residual es una herramienta complementaria para la toma de decisiones de carácter sanitario. Transparencia advierte que los resultados deben tratarse "con la cautela adecuada", puesto que la cuantificación de la presencia del SARS-COV-2 en el agua residual está afectada por otras variables ambientales como eventos de lluvia, temperatura, tiempo de retención hidráulica en alcantarillas, transporte de muestra al laboratorio, hora de muestreo, etc..

síguenos en Telegram

Etiquetas
Publicado el
29 de abril de 2021 - 17:21 h

Descubre nuestras apps

stats