La portada de mañana
Acceder
Las tres derechas vuelven a Colón con Vox al frente, el PP dividido y Cs a rastras
Así es la "cultura de la temporalidad" en España
Opinión – Vayamos aún más allá, por Elisa Beni

Bronca en las Cortes de Castilla y León entre expulsiones y alusiones a la "salud mental" de la oposición

Ana Sánchez se levanta de su escaño en la Mesa de las Cortes de Castilla y León.

Ya desde el principio, la tensión estaba en el ambiente. Un 'no me jodas' del presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes, se colaba en el micrófono. Era el primer pleno tras la moción de censura en Castilla y León, que fracasó pero que provocó que PP y Ciudadanos perdieran la mayoría absoluta. La primera persona en participar -o intentarlo- fue María Montero, la exprocuradora de Ciudadanos que ahora es procuradora no adscrita y a la que el presidente de las Cortes ha despachado con un "no es el turno para usted, lo siento". La exprocuradora de Ciudadanos Castilla y León ha denunciado su exclusión de los plenos y recurrirá esta decisión.

Tras constantes murmullos, el presidente de las Cortes, Luis Fuentes, ha llamado al orden a varios procuradores y ha expulsado del hemiciclo a la vicepresidenta segunda de las Cortes de Castilla y León, Ana Sánchez, tras una bronca en el debate sobre la situación de Valladolid.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha propuesto a la bancada socialista que los procuradores iban a necesitar "buenas dosis de ansiolíticos" por el tono "agresivo" utilizado por la socialista Patricia Gómez Urbán, quien le ha pedido que no "juegue con un tema tan importante como la salud mental". Tras su intervención, Casado se ha mostrado "preocupada" por la salud mental, "especialmente" por la de Gómez Urbán, ante lo que ha reaccionado la vicepresidenta segunda de las Cortes, Ana Sánchez, quien ha lamentado la "falta de respeto" de Casado. Sánchez ha abandonado el hemiciclo aplaudida por la bancada socialista después de este tenso momento, en el que Sánchez ha tocado con el dedo índice al hombro de Luis Fuentes.

El vicepresidente y portavoz de la Junta y consejero de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior, Francisco Igea, ha afeado a Sánchez su actitud tras su expulsión de la cámara y el abandono posterior de varios procuradores de sus escaños. "Es verdaderamente ignominioso ver esa bancada... Este es el nivel de los partidos del progreso", ha espetado a los socialistas, a quienes ha reprochado su "falta de educación y falta de respeto". Precisamente la educación y el respeto es un valor cuya ausencia se han arrojado mutuamente en la tarde del martes.

También ha provocado revuelo un tuit del vicepresidente Igea, en el que publicaba una imagen de la bancada socialista vacía, ante lo que el presidente de las Cortes ha recordado que solo los periodistas pueden fotografiar en el hemiciclo durante la sesión plenaria. El vicepresidente autonómico ha asegurado que la imagen se ha había enviado un reportero gráfico y no la había realizado él desde su teléfono.

Igea ha reprochado la "zafiedad" que ha quedado grabada y ha pedido la palabra en nombre del gobierno: "Se ha dicho que tenemos falta de empatía con las personas que han perdido la vida. tener empatía es ocuparse de todas y cada una de las personas que han perdido la vida, ocuparse de que en la tercera ola haya menos muertos que en otras comunidades autónomas. Lo que no es empatía es hacer demagogia con el sufrimiento de las personas, venir a sacar cada caso particular para aprovecharse del dolor de las personas, porque eso es...", ante lo que el vicepresidente primero de la Mesa de las Cortes, Francisco Vázquez, ha apagado el micrófono porque no estaba en el uso de la palabra.

Este miércoles continuará el pleno y entonces se verá si la pérdida de la mayoría absoluta de PP y Ciudadanos tiene efectos en las Cortes o si algunas formaciones políticas como Por Ávila -que se ha mostrado dispuesta a dar estabilidad- apoyarán a la Junta en sus propuestas y votarán en contra de las de la oposición.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats