Puente señala que Valladolid dispone de 20 millones para "inversiones" tras la suspensión de la regla de gasto

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente.

Europa Press

0

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, ha destacado este viernes que el anuncio del Ministerio de Hacienda relativo a la suspensión de la regla de gasto financiera para las administraciones españolas "clarifica un panorama que pintaba muy negro" para los ayuntamientos y ha precisado que el Consistorio que dirige podrá destinar 20 millones de euros de sus remanentes a inversiones derivadas del COVID-19 Y del presupuesto de 2021.

Así lo ha señalado Puente este viernes en una rueda de prensa que ha ofrecido para valorar esta decisión tomada por el Gobierno de España a la que ha saludado "con satisfacción" y, de hecho ha aseverado que él defendía "desde hace meses, hasta ahora con escaso éxito", si bien respaldó el pasado verano el acuerdo entre el Ministerio de Hacienda y la Federación Española de Municipios y Provincias, solo apoyado por los representantes, del PSOE que suponía que los consistorios cedieran los remanentes al Ejecutivo central para recuperarlos más adelante con intereses.

"Evidentemente es más favorable", ha reconocido el regidor en relación a la última medida adoptada por el Ministerio para lo que queda de 2020 y el ejercicio 2021, la cual "clarifica un panorama que pintaba muy negro", con lo que el equipo de Gobierno ve "el futuro con mayor esperanza".

Óscar Puente ha recordado que el Ayuntamiento de Valladolid, con acuerdo en el Grupo de Trabajo del que forman tanto los partidos del equipo de Gobierno --PSOE y VTLP-- como Partido Popular y Ciudadanos, "se lanzó a la piscina con espera de que en algún momento hubiera agua en ella" al acordar el uso de remanentes para gastos derivados de la recuperación de la crisis del COVID-19.

Hasta ahora, se han destinado a las medidas acordadas en ese Grupo que no se reúne desde hace un mes un total de 18,7 millones de euros, de los cuales 8 han procedido de los remanentes. Por ello, Puente ha apuntado que al Ayuntamiento le quedan ahora 20 millones de euros más de esos fondos que podrá gastar sin incurrir en déficit y sin que afecte a las reglas fiscales.

Eso sí, Puente ha dado a entender que la parte del remanente que inicialmente se puso a disposición de ese Grupo de Trabajo quedará ahora a disposición del equipo de Gobierno para destinarlo tanto a futuras medidas derivadas de la crisis del COVID-19 y también para atender las necesidades de inversión en el Presupuesto municipal de 2021.

"Podemos iniciar la tramitación del Presupuesto sin techo de gasto, algo que era obligado todos los años", ha añadido Puente, quien ha matizado que eso "no quiere decir que no vaya a ser equilibrado, porque no puede haber barra libre".

De hecho, se ha mostrado seguro de que hay proyectos de inversión suficientes para encontrar destino a los remanentes pues, de hecho, ha apuntado que en las primeras reuniones preparatorias del Presupuesto de 2021 las distintas áreas han planteado inversiones por un total de 55 millones de euros. "Luego tenemos que ser capaces de hacerlo de manera eficiente", ha precisado.

Incluso Puente ha mencionado uno de los proyectos que se podría financiar con estos remanentes, como sería la remodelación y adecentamiento del entorno del nuevo estadio José Zorrilla, una obra que se planteaba llevar a cabo con las Inversiones Financieramente Sostenible, herramienta que ya "no tendría sentido" debido a que se financia precisamente con los remanentes que ahora ya quedan liberados.

"Se trata de un lugar de paso de muchos ciudadanos que acuden al estadio o al mercadillo, que se puede utilizar para conectar con el Parque de Villa del Prado y que puede ser una puerta de entrada de la ciudad para mucha gente que viene de fuera al fútbol, de San Sebastián o de Bilbao", ha detallado.

Puente también ha hablado de consecuencias positivas financieras, como la posibilidad de recurrir a más operaciones de crédito, para las cuales el Ayuntamiento tiene margen pues actualmente su nivel de endeudamiento es "muy bajo", un 40 por ciento, y se puede llegar legalmente hasta el 75 por ciento "e incluso hasta un 110 por ciento con condicionantes", pero el regidor ha descartado que se alcancen esos volúmenes de deuda.

Además, al no haber reglas fiscales en lo que queda de 2020 y el ejercicio 2021, el Ayuntamiento no se verá obligado a aprobar un plan económico financiero, algo que se debe hacer, de acuerdo a la Ley de Estabilidad Presupuestaria, en caso de incurrir en déficit, un hecho que Puente ha dado por descontado sobre todo por el resultado negativo que dará la empresa municipal de transporte, Auvasa.

El hecho de no tener que elaborar un plan económico financiero "va a beneficiar el funcionamiento e incidencia que el gasto municipal tendrá en la recuperación económica".

En cualquier caso, Puente ha matizado que están a la espera de que el Ministerio publique la medida legal, vía decreto "o la fórmula que sea" para establecer mayores conclusiones. Aun así, ha añadido que esta suspensión de la regla de gasto es solo "una parte" de lo que los ayuntamientos reclamaban, pues recuerda que siguen pidiendo un fondo para el transporte, una financiación adicional, para complementarla "como se ha hecho con las Comunidades Autónomas y que se tenga en cuenta a las entidades municipales para el reparto de fondos europeos.

El primer edil ha subrayado la "enorme capacidad de gestión" que han mostrado estas administraciones "desde la proximidad", mientras en los últimos fondos europeos "quedaron 14.000 millones sin gastar por falta de capacidad".

Al ser preguntado sobre su apoyo a la propuesta para cesión de los remanentes que acordó el Gobierno de España con la mayoría socialista de la FEMP, Puente ha reconocido que aunque él lo respaldó no era tan favorable como la solución actual. Eso sí, ha incidido en que no salió adelante solo porque no lo apoyara el Partido Popular, sino que tampoco votaron a favor otros muchos partidos del Congreso.

Grupo de trabajo

El primer edil vallisoletano se ha referido en su intervención al Grupo de Trabajo creado junto a dos de los grupos de la oposición, e incluso ha reconocido esa colaboración, pero esa mesa lleva sin convocarse desde hace un mes, algo que Puente ha achacado a la "falta de actitud" por parte de la oposición, sobre todo del Partido Popular.

"La actitud y el espíritu que presidían el trabajo del Grupo no se da ahora por un cambio de estrategia de la oposición, que ha visto en la movilidad una oportunidad para pasar a la crítica sin aportaciones ni grandes propuestas", ha lamentado.

De hecho, ha señalado como ejemplo que en el próximo Pleno municipal, este martes, se debatirá una moción presentada por el Partido Popular en la que considera que recoge medidas que "deberían plantearse en el Grupo de trabajo".

Etiquetas
Publicado el
2 de octubre de 2020 - 12:49 h

Descubre nuestras apps

stats