El balance ingresos-altas por COVID de los hospitales de Castilla y León se equilibra salvo en el Complejo de León

Desinfección de la Unidad Militar de Emergencias (UME) del Hospital de León

El saldo ingresos-altas por COVID de los hospitales de Castilla y León se equilibran, aunque esta semana se han registrado más ingresos hospitalarios (531) que altas (473). Sin embargo, hay que tener en cuenta el factor que tiene los 99 fallecidos en hospitales en los últimos siete días, lo que 'libera' camas para nuevos ingresados.

Este equilibrio se mantiene prácticamente en toda la Comunidad, salvo en el Complejo de la capital leonesa. En Castilla y León hay ocho hospitales (León, Palencia, Salamanca, Burgos, Río Hortega, Zamora, Segovia y Miranda) con más hospitalizaciones que altas. Esto significa que enferman más de los que se recuperan en estos complejos. Sin embargo, en casi todos los casos, las defunciones ayudan a crear este equilibrio.

El Complejo de Salamanca es el que más ocupación tiene de la autonomía: está el 81% de su capacidad, con 531 ingresados, 112 de ellos por COVID. Por detrás le sigue el Complejo de Zamora, con una ocupación del 77%: 304 hospitalizados, 85 de ellos por COVID-19.

En León se han contabilizado casi el doble de ingresos que de enfermos recuperados: 116 nuevas hospitalizaciones, 66 altas y 25 fallecidos por COVID-19 en los últimos 7 días. A pesar de ser el hospital con más defunciones de la Comunidad, el complejo de León ha registrado 25 ingresos 'de más'. Es decir, enferman más (que requieran hospitalización) de los que se recuperan y reciben el alta y de los que fallecen.

Esta tendencia fue todavía mayor hace dos semanas, antes de que comenzara el cierre perimetral de León. Esa semana se registraron el doble de ingresos (97) que de altas (42), aunque el número de fallecidos (7) fue menor que esta semana, según los datos de la Consejería de Transparencia de Castilla y León. De todas maneras, los resultados que produzcan las restricciones en León no podrán verse hasta que pasen, por lo menos, dos semanas desde su inicio. En los hospitales, el tiempo puede ser todavía mayor, de tres semanas entre el comienzo de las restricciones y sus repercusiones en el hospital.

Además, el hospital de León tiene una de las ocupaciones más elevadas de la Comunidad: el 73% de las camas habilitadas en planta están ocupadas: 172 por COVID y 446 ingresados en planta por otras patologías. Es también el hospital que más enfermos de COVID tiene ingresados de la Comunidad.

Palencia, la otra capital confinada

La situación en Palencia no tiene un balance tan negativo como el de León, aunque hace falta remontarse a mediados de agosto para encontrar una semana en la que haya más altas que ingresos hospitalarios. Esta semana se han registrado 41 ingreoss nuevos, 32 altas y 8 defunciones.

Palencia es la otra capital confinada de Castilla y León, cuyo cierre perimetral ha comenzado esta semana tras varias de restricciones en el ocio y otros espacios abiertos y cerrados. Ante la ineficacia de estas limitaciones, la Junta apostó por el cierre perimetral, de tal forma que ahora solo se puede entrar y salir de la ciudad por un motivo justificado.

Etiquetas
Publicado el
12 de octubre de 2020 - 12:32 h

Descubre nuestras apps

stats