El vicepresident Puigneró (Junts) rechaza acudir a la cena de empresarios que presidirá el rey en Barcelona

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès (i), acompañado del vicepresidente, Jordi Puigneró (i) durante la primera reunión ordinaria del Govern

El vicepresident del Govern Jordi Puigneró ha rechazado acudir a la cena que este miércoles presidirá el rey Felipe VI en Barcelona en el foro empresarial del Cercle d'Economia. El president Pere Aragonès había delegado en él la asistencia al evento y el Ejecutivo había dado por hecho en la rueda de prensa de este martes que Puigneró acudía, pero fuentes de la vicespresidencia han informado que el máximo cargo de Junts en el Govern rechaza asistir a la cena. Puigneró propone que sea otro miembro del Govern quien asuma la representación ante el rey y los empresario.s

El Govern había decidido estar presente en la cena de empresarios con el rey, pero Aragonès, que participará en varios actos del foro empresarial, había optado porque fuera otro miembro del Govern quien se sentara junto al monarca. Con su asistencia, el Govern marcaba un cambio de política de los miembros de la Generalitat respecto a su coincidencia en actos con el Jefe de Estado. Durante el mandato de Quim Torra los miembros del Govern evitaban acudir a eventos en los que pudiera coincidir con el rey, en muestra de protesta. Este martes sin embargo el Ejecutivo de Aragonès ha anunciado que esa decisión cambiará en esta legislatura. "El Govern no condicionará su agenda por lo que haga el rey", ha afirmado la portavoz del Govern.

Sin embargo, estos planes han dado un giro unas horas después de que fuera anunciado en la rueda de prensa del Govern. "El vicepresident no irá a cenar con el monarca español", han anunciado fuentes del departamento de Puigneró. "Ha propuesto a Presidència que, si es oportuno, deleguen en otros miembros del Govern. El vicepresident asistirá a la Noche de las Telecomunicaciones y la Informática, como tenía previsto y comprometido", han añadido.

Finalmente será la consellera de la Presidència, Laura Vilagrà, la encargada de representar a la Generalitat en la cena de inauguración de la Reunión del Cercle d'Economia. La consellera, considerada segunda de ERC en el Govern, era la opción que barajaba el equipo de Aragonès si finalmente todos los representantes de Junts optaban por no ir. A la cena estaba también invitado el conseller de Economía, Jaume Giró, que participará el viernes de una de las mesas del evento.

El rey Felipe VI presidirá este miércoles la cena inaugural de la reunión de las jornadas del Cercle d'Economía, a la que asistirá también el presidente de Corea del Sur, Moon Jae In. El Govern se implicará al máximo en este evento, que abrirá el propio Pere Aragonès junto al presidente del Cercle, Javier Faus. Posteriormente el president de la Generalitat participará en un encuentro privado con empresarios y agentes económicos en el marco de las jornadas, a las que acuden responsables nacionales e internacionales del mundo político e internacional.

Aragonès había valorado hasta este mismo martes la posibilidad de acudir a la cena, pero finalmente ha preferido delegar en su número dos. Que finalmente sea el máximo responsable de Junts en el Govern quien acuda a la cena con el rey subraya el cambio de política decidido por el Govern. Este martes estaba previsto que Jordi Puigneró compareciera junto a la portavoz del Govern en la rueda de prensa, pero finalmente el vicepresident no ha comparecido y ha excusado su presencia por un "asunto de agenda de última hora".

La línea seguida hasta el momento por el Govern para no coincidir con el rey había supuesto no pocas polémicas a lo largo de la última legislatura. Torra de hecho se la había saltado en algunos momentos, como en la inauguración de los Juegos Mediterráneos de Tarragona en 2018. Ya después de su inhabilitación y este mismo año, voces empresariales protestaron por la ausencia de Aragonès en el acto por el 70 aniversario de SEAT, en marzo pasado.

Esta consigna respecto al rey ha cambiado tras la reunión del Ejecutivo de este martes. "No se condicionará la agenda del Govern a lo que haga el monarca del reino de España. La prioridad del nuevo Govern es ocupar los espacios que son relevantes para el país y su gente, independientemente de lo que haga el monarca", ha resumido la portavoz del Govern.

Otro de los anuncios respecto a la agenda de Aragonès es su viaje a Bruselas este viernes para reunirse con el expresident y eurodiputado Carles Puigdemont. Será el primer encuentro entre el president y el máximo líder de Junts desde la investidura y la formación del Govern de coalición entre las formaciones de ambos líderes.

En la reunión del Consell Executiu de este martes se han tratado también aspectos relativos a la política de seguridad y relacionados con el exconseller de Interior, Miquel Buch, que ha sido fichado como presidente de la empresa pública Infraestructures después de que la Fiscalía pidiera para él 6 años de prisión. El que fuera titular de Interior está acusado de malversación por, supuestamente, haber pagado a un mosso para ejercer funciones como escolta de Puigdemont en Bélgica El Govern ha expresado su solidaridad absoluta con el exconseller y ha inscrito su caso en la "causa general contra el independentismo" que a su juicio lleva a cabo la justicia.

El Ejecutivo catalán en cambio ha decidido desatender la petición que este lunes hizo Jordi Sànchez en nombre de Junts para que el expresident pueda disponer de una escolta oficial en Waterloo, donde reside, tal y como tienen el resto de los exjefes de Govern. "Tal y como se venía haciendo, la Generalitat no pondrá en riesgo a ninguno de sus funcionarios, que carecerían de cobertura legal en una situación así", ha explicado la portavoz del Govern para explicar la decisión de que Puigdemont siga sin tener escolta pública.

Etiquetas
Publicado el
15 de junio de 2021 - 13:19 h

Descubre nuestras apps